Presidente de El Salvador: la muerte de migrantes en río Grande es “nuestra culpa”

Por Zachary Stieber - La Gran Época
02 de Julio de 2019 Actualizado: 02 de Julio de 2019

El presidente de El Salvador dijo que la muerte de un salvadoreño y su hija de 23 meses por ahogamiento fue “nuestra culpa”.

La foto que mostraba al padre y la hija boca abajo en el río se volvió viral, lo que provocó nuevas demandas para reforzar la frontera de México.

Las víctimas fueron identificadas como Oscar Alberto Martínez Ramírez y Valeria.

Nayib Bukele, el presidente de El Salvador, dijo que hay problemas importantes en su país que deben solucionarse para que personas como Ramírez y su hija puedan quedarse en su país.

“Las personas no huyen de sus hogares porque quieren, las personas huyen de sus hogares porque sienten que tienen que hacerlo”, dijo a la BBC.

“¿Por qué? Porque no tienen trabajo, porque están siendo amenazadas por pandillas, porque no tienen cosas básicas como el agua, la educación, la salud. Podemos culpar a cualquier otro país, pero ¿qué hay de nuestra culpa? ¿De qué país huyeron? ¿Huyeron de los Estados Unidos? Huyeron de El Salvador, huyeron de nuestro país. Es nuestra culpa”.

Se colocan velas junto a la cerca fronteriza que separa a México de los Estados Unidos, en memoria de los migrantes que murieron durante su viaje hacia los Estados Unidos, en Tijuana, México, el 29 de junio de 2019. Guillermo Arias/AFP/Getty Images)

Bukele dijo que los migrantes que van hacia los Estados Unidos deben ser tratados mejor, pero que los salvadoreños deben “centrarse en mejorar nuestro país, hacer de nuestro país un lugar donde nadie tiene que emigrar”.

“Creo que la migración es un derecho, pero debería ser una opción, no una obligación. Y en este momento es una obligación para mucha gente”, agregó.

Bukele, de 37 años, fue electo presidente en febrero.

Los familiares de Ramírez, el salvadoreño que murió, dijeron que fue a los Estados Unidos porque era pobre, lo cual no es una condición actual para asilo en el país.

Según el Daily Mail, Ramírez había dejado a su hija al otro lado del río, pero cuando volvió a buscar a su esposa, la niña cayó al agua. Fue ahí cuando intentó atraparla y la corriente se los llevó.

Tania Vanessa Ávalos se encuentra cerca mientras un funcionario del gobierno habla en una conferencia de prensa en el aeropuerto, después de su llegada a San Salvador, El Salvador, el 28 de junio de 2019. (Marvin Recinos/AFP/Getty Images)

Los familiares dijeron a la agencia que la familia Ramírez trabajaba en un local de Papa Johns en El Salvador, donde Ramírez ganaba USD 350 al mes. Su esposa, Tania Ávalos, había dejado su trabajo para cuidar de Valeria, su primera hija.

La familia vivía con la madre de Ávalos en Altavista.

La madre de Ramírez confirmó que el trío no estaba huyendo de la persecución, sino que buscaba un mejor futuro económico. Su plan era trabajar en los Estados Unidos durante varios años antes de regresar a El Salvador para construir una casa allí.

“Les supliqué que no se fueran, pero él quería juntar dinero para construir una casa. Esperaban estar allí unos años y ahorrar para la casa”, dijo Rosa Ramírez a la Associated Press.

“Cuando la chica saltó fue cuando él trató de alcanzarla, pero cuando intentó agarrar a la chica, entró más … y no pudo salir”, agregó. “La puso en su camisa, y me imagino que se dijo a sí mismo: ‘He llegado hasta aquí’ y decidí ir con ella”.

La salvadoreña Rosa Ramírez habla en su hogar en el poblado barrio de Alta Vista de San Martín, municipio de San Salvador, El Salvador, el 26 de junio. (Diego Lopez/AFP/Getty Images)

El presidente Donald Trump dijo que los demócratas eran los culpables de las muertes.

“Lo detesto, y podría evitarse de inmediato si los demócratas cambiaran las leyes. Y ese padre fue probablemente un chico maravilloso con su hija, cosas como esas no pasarían”, dijo Trump en Washington el 26 de junio.

“Ese viaje a través de ese río es un viaje peligroso. Cruzar el Río Grande es muy, muy peligroso, dependiendo de la época del año y las condiciones y la rapidez del agua”, agregó.

“Y sabemos que tenemos muchos, muchos guardias allí, la gente pasa a través de los guardias. Si tuviéramos las leyes correctas, que los demócratas no nos están permitiendo tener, esas personas no estarían viniendo, no estarían intentando. La culpa lo tienen los demócratas con su política de asilo”.

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS