Presidente de la Cámara de Arizona rechaza anular elecciones como pidió la campaña de Trump

Por Tom Ozimek
05 de Diciembre de 2020
Actualizado: 05 de Diciembre de 2020

El presidente republicano de la Cámara de Representantes de Arizona dijo el viernes que la solicitud de los miembros del equipo legal del presidente Donald Trump y algunos legisladores republicanos de anular los resultados de la elección presidencial no son legales y no se harán.

Rusty Bowers dijo en una declaración del 4 de diciembre que el llamado para que la Legislatura de Arizona anule los resultados certificados de las elecciones del 3 de noviembre y entregue los votos del Colegio Electoral del estado a Trump “no se materializará”.

“El imperio de la ley nos prohíbe hacer eso”, escribió Bowers, citando la ley de Arizona que requiere que los electores del estado emitan sus votos para los candidatos que reciban la mayor cantidad de votos en la elección estatal. De acuerdo con los resultados certificados, firmados el lunes por los funcionarios electorales y el gobernador Doug Ducey, el demócrata Joe Biden derrotó a Trump por 10,457 votos en Arizona.

Algunos legisladores del Partido Republicano de Arizona y miembros del equipo jurídico de Trump alegaron fraude e instaron a la Legislatura de Arizona a que designe su propia lista de electores.

“El equipo legal de Trump citó el caso McPherson vs. Blacker (1892) para afirmar que la legislatura puede ‘retomar el poder [de nombrar electores] en cualquier momento’ y en verdad la Legislatura de Arizona podría alterar el método de nombramiento de los electores respectivamente. Pero no puede deshacer la elección de electores por los que los votantes ya votaron”, escribió Bowers.

“Nada en la Constitución de Estados Unidos o en las decisiones de la Corte Suprema de Estados Unidos sugiere siquiera que la Legislatura de Arizona pueda designar retroactivamente a diferentes electores”, añadió.

Trabajadores electorales cuentan boletas dentro del Departamento de Elecciones del Condado de Maricopa en Phoenix, Arizona el 5 de noviembre de 2020. (OLIVIER TOURON/AFP vía Getty Images)

La representante estatal Kelly Townsend, quien manifestó su apoyo a las afirmaciones de Trump sobre el fraude electoral, respondió a la declaración de Bowers, cuestionando su interpretación de la ley y pidiendo un análisis jurídico más profundo del asunto para “asegurar que los ciudadanos de este buen estado no se vean privados de sus derechos por la mala conducta y la inacción”.

“El representante Bowers opina sobre el estado de derecho, sin embargo, o bien ignora la Constitución o no tiene una comprensión firme del Artículo 2, Sección 1 sobre la Legislatura y nuestra autoridad para seleccionar a los electores”, escribió Townsend en una declaración.

“El hecho es que la Legislatura de Arizona no está vinculada a la Constitución de Arizona en esta situación porque estaremos desempeñando una función federal y, por lo tanto, no estamos vinculados a ella ni a los Estatutos, sino que cumpliremos con nuestra obligación que se nos ha establecido”, añadió.

El representante estatal Mark Finchem, quien presidió una reunión de un día en Phoenix el lunes con el equipo legal de Trump, durante la cual se discutieron varios reclamos de fraude y otras irregularidades, dijo en un mensaje de Twitter el viernes, que en su opinión la certificación de Ducey de los resultados debe ser invalidada.

“Yo creo que [Ducey] firmó un documento fraudulento ¡y él lo sabía! Solicito que retiremos la certificación de Arizona”, escribió Finchem en Twitter. En un tuit de seguimiento y citó una parte de la Constitución de EE.UU. que, según él, permite a la legislatura elegir la lista de electores de un estado.

“El gobernador Ducey dice que ‘hizo su trabajo’. Ahora es el momento de que nosotros hagamos el nuestro”, escribió a continuación.

Los partidarios del presidente Donald Trump se manifiestan en una manifestación para “Detener el robo” frente a la oficina del Departamento de Elecciones del Condado de Maricopa en Phoenix, Arizona, el 7 de noviembre de 2020. (Mario Tama/Getty Images)

Finchem dijo que la audiencia del lunes sobre la integridad de las elecciones “sacudió los cimientos de la élite de las esferas del poder” y pidió una auditoría de firma de todas las boletas de voto por correo en Arizona.

“La única manera de que podamos tener elecciones justas y honestas es ser 100% transparentes en el proceso electoral. Necesitamos auditorías de firmas en todas los votos recibidos por correo. Hay demasiada información que muestra el fraude en las elecciones de Arizona. CUALQUIER fraude en nuestras elecciones es inaceptable”, añadió en un tuit.

Por su parte Bowers, en su declaración refutó la noción de fraude significativo, escribiendo que “el equipo de Trump hizo afirmaciones de que la elección fue contaminada por el fraude pero presentó solo teorías, no pruebas”, y citó al Fiscal General William Barr, diciendo que él también “no ha visto el fraude en una escala que podría haber afectado un resultado diferente de la elección”.

El representante también insistió en que cualquier cambio en la ley sobre la forma en que Arizona elige a sus electores tendría que ser promulgado por la legislatura, que no está en sesión. La legislatura necesitaría el apoyo de dos tercios de sus miembros para volver a reunirse, dijo, lo cual es un escenario poco probable ya que requeriría el apoyo de los demócratas.

En una declaración separada, Bowers dio su apoyo a una auditoría de las máquinas de votación en el condado de Maricopa para disipar las preocupaciones de manipulación.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.

A continuación

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS