Presidente del Supremo venezolano certifica estrecho vínculo de Iglesias y Monedero con el chavismo

Por Jesús de León – La Gran Época
29 de Enero de 2019 Actualizado: 29 de Enero de 2019

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela en el exilio, Miguel Ángel Martín Tortabú, certificó las conexiones existentes entre los partidos de extrema izquierda de Europa y la narco dictadura chavista de Maduro, y sobre todo la relación consolidada que forjó con Podemos.

Martín Tortabú, compareció hace un mes a instancia del PP, en la Comisión de investigación del Senado sobre la financiación de los partidos políticos, y afirmó que él personalmente, confirmó la presencia de dos de los cofundadores de Podemos, Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, en Venezuela, con el encargo de realizar “programas de imagen” de la petrolera estatal venezolana PDVSA, implicada en la red de corrupción Odebrecht.

El jurista venezolano apuntó a una coordinación de estas fuerzas de extrema izquierda nacida en 1994 en el Foro de Sao Paulo, a iniciativa de Hugo Chávez, Fidel Castro y Lula da Silva. “Este Foro Sao Paulo fue fundado por el Partido Comunista de Cuba y el Partido de los Trabajadores de Brasil”, agregó.

Luiz Inácio Lula da Silva (I.), y Fidel Castro (D.) el 27 de septiembre de 2003, en La Habana, Cuba. (Foto de ADALBERTO ROQUE/AFP/Getty Images)

Pero no solo se refiere a la izquierda de América Latina, sino que el Foro de Sao Paulo “fue para crear el sesgo ideológico, en donde, …, toda la ultraizquierda del mundo … hablo de España, hablo de Francia, hablo de Italia, hablo de Alemania, hablo de Inglaterra, hablo de los países asiáticos y, por supuesto, del continente americano—, además de unirse con una misma ideología, buscaron el control del poder político. Para eso necesitaban dinero”.

Financiar campañas electorales

El Foro Sao Paulo era quien iba a financiar y apoyar la mayoría de las elecciones y campañas electorales en América, y posiblemente en otras partes del mundo.

“Con el Foro Sao Paulo, por primera vez, una organización criminal vinculada al narcotráfico y al terrorismo, con apoyo internacional, se apodera del poder político de una nación, toma el control de todas las instituciones y se expande no solo por Latinoamérica, sino también por el continente americano y por otros continentes, incluso por España, utilizando como mecanismo el financiamiento ilegal de partidos políticos”, explicó.

Para financiar esa mecánica “necesitaban dinero, que lo obtuvieron a través de varios mecanismos, por ejemplo, en Venezuela de los contratos petroleros, que han servido, por ejemplo, para que en El Salvador o en Honduras haya una hegemonía política”, afirmó el presidente del Tribunal Supremo venezolano.

“¿Qué hacían con el dinero de estos convenios petroleros o de las grandes obras como Oderbrecht, que es la que ha tenido más penetración en los procesos electorales, como ha ocurrido en Perú, Colombia, Argentina, Brasil, Venezuela y en otros países?”, señaló Martín Tortabú. Pues “en estos contratos de mega-obras los vehículos financieros -y tenemos pruebas de ello- eran dinero sospechoso que venía de Irán y del fondo chino. Ese dinero pasaba por estos contratos, que eran para pagar parte de las obras, pero jamás llegaba a Venezuela”.

Centro empresarial de Odebrecht en Lima, Perú.

Podemos busca aplicar la receta socialista de Venezuela en España

“Tanto Lula Da Silva, Fidel Castro y Hugo Chávez contrataron todas las campañas electorales a través de una empresa en República Dominicana. Había dos ciudadanos españoles que fueron a Venezuela y también formaron parte. Crearon programas de televisión, uno que se llama Zurda Konducta, y ayudaron a crear las campañas de imagen de la Petrolera venezolana, me refiero al señor Monedero y al señor Iglesias. Ellos fueron para allá, nosotros los vimos; yo todavía estaba en Venezuela y ellos todavía no eran un partido político”, sentenció.

En el senado español, los miembros de la comisión reaccionaron alarmados a lo narrado por Martín Tortabú.

“Hay una gran similitud entre lo que usted nos ha dicho que se produce en Venezuela y lo que el partido Podemos está haciendo en España”, dijo Aznar Fernández.

El líder del Nuevo Podemos, Pablo Iglesias (C), junto a los miembros de Podemos, Rafa Mayoral (3I), Inigo Errejon (4D), Juan Carlos Monedero (3D) y Carolina Bescansa (D) durante una reunión para anunciar a los miembros electos de Podemos en el Teatro Nuevo Apolo el 15 de noviembre de 2014 en Madrid, España. (Foto de Pablo Blazquez Dominguez/Getty Images)

En cuanto a Iglesias y el señor Monedero, el magistrado insistió:

“Ellos hacían vida allá. (…) Ellos eran como una especie de asesores del señor Chávez para temas que tenían que ver con la imagen —repito— en PDVSA, para una campaña en PDVSA y para algunos programas de televisión. Incluso —tenemos información— la fiscal general de Venezuela, hoy en día en el exilio, entregó una amplia información a Interpol sobre el caso de financiación de mil millones de dólares y euros para partidos de corte socialista en Latinoamérica y Europa, y pagos destinados a una fundación, el Centro de Estudios Políticos y Sociales, que se habría utilizado para constituir una fuerza política socialista en España”.

Ante el relato del juez venezolano, la Comisión de Investigación sobre la financiación de los partidos políticos del senado español preguntó muy preocupada al juez, si lo que ocurrió en Venezuela puede suceder en España.

“En España …, dentro de nuestro sistema de partidos políticos, tenemos uno que considera, y así lo dice cada día, que el régimen de Venezuela es un modelo perfectamente asimilable y adecuado para implantarlo aquí, en el sur de Europa, y concretamente en España. Este partido político es Podemos, y esto es lo que cada día dice Podemos en España. ¿Cree usted que ese modelo que usted nos está describiendo es trasladable a España? ¿Cree usted que esto podría ser trasladable a cualquier democracia madura como es la nuestra o como son las democracias en Europa?”, preguntaron.

A lo que el juez respondió: “Yo creo que sí es posible”.

“Lo que ocurrió en Venezuela es porque hubo una debilidad de la institucionalidad, y mi advertencia es que no es solo España, sino que hay otros países que están en la misma situación”, advirtió.

Según explicó Martín Tortabú a La Gran Época, esta debilidad fue aprovechada por esa mafia internacional, “me refiero a Cuba, a Brasil en la época de Lula da Silva, a toda esa izquierda distraída de la región, y ha venido ocupando, no solo Venezuela, ocupó durante tiempo Brasil, Argentina, tiene ocupada Bolivia, creando una hegemonía de poder, un control de poder político, a través del dinero del narcotráfico y del producto de la corrupción también”.

Venezuela: un caso de estudio

Martín Tortabú también comentó a La Gran Época, que la situación que hoy se vive en Venezuela fue el resultado de la ejecución de ese plan de una “mafia internacional” fundada en el seno del Foro de Foro Sao Paulo.

“Esto en Venezuela es un caso digno de estudiar porque no es problema de un país. Aquí no hablamos de corrupción simple, aquí hablamos de una corrupción muy compleja, aquí hablamos de organizaciones criminales transnacionales. Todo esto originó que Venezuela fuera ocupada en cada una de las áreas”.

********************************

A continuación:

Cómo el comunismo busca destruir la humanidad

TE RECOMENDAMOS