Primer ministro de Alberta llama “falta de respeto” a Canadá la cancelación de oleoducto Keystone

Por TOM OZIMEK
23 de Enero de 2021
Actualizado: 23 de Enero de 2021

El primer ministro de Alberta, la mayor provincia productora de petróleo de Canadá, instó el viernes al presidente Joe Biden a reconsiderar su cancelación del oleoducto Keystone XL, diciendo que la medida era un desaire para uno de los aliados más cercanos de Estados Unidos.

En su primer día en el cargo, Biden tomó una serie de medidas ejecutivas que incluían la revocación de un permiso que el anterior presidente Donald Trump concedió al oleoducto Keystone XL.

Jason Kenney, que además de ser primer ministro también lidera el Partido Conservador Unido de Alberta, dijo a Fox News que la decisión de Biden de eliminar el oleoducto era una falta de respeto a Canadá.

“Es muy frustrante que uno de los primeros actos de un nuevo presidente haya sido, creo, faltar al respeto a uno de los amigos y aliados más cercanos de Estados Unidos”, dijo.

Aunque Kenney felicitó a Biden por su elección y dijo que espera que Canadá y Estados Unidos sigan teniendo “una relación estrecha y fuerte”, señaló que la mayor parte de la sólida relación comercial bilateral entre ambos países son las exportaciones energéticas canadienses, principalmente de Alberta.

“Tenemos las terceras mayores reservas de petróleo del mundo. Enviamos unos 100,000 millones de dólares de energía a EE.UU. cada año. Keystone XL habría supuesto un aumento significativo, seguro y moderno de ese envio”, dijo Kenney.

Millas de tuberías sin usar, preparadas para el entonces propuesto oleoducto Keystone XL, se encuentran en un lote el 14 de octubre de 2014 en las afueras de Gascoyne, Dakota del Norte. (Andrew Burton/Getty Images)
El río White atraviesa el paisaje cerca de donde pasaría el entonces propuesto oleoducto Keystone XL el 13 de octubre de 2014 al sur de Presho, Dakota del Sur. (Andrew Burton/Getty Images)

La medida de Biden acabaría con miles de puestos de trabajo sindicalizados tanto en Canadá como en Estados Unidos, al tiempo que haría a Estados Unidos más dependiente de “dictaduras” para sus necesidades energéticas, añadió.

“No veo cómo eso beneficia a Estados Unidos”, dijo Kenney, e instó a Biden a que “por favor, dé medio paso atrás aquí, entable una conversación con su amigo y aliado más cercano, Canadá, sobre cómo podemos garantizar un futuro para las exportaciones de energía segura, la independencia energética continental y la seguridad entre Canadá y Estados Unidos, al tiempo que se toma muy en serio la política climática y la política medioambiental”.

El oleoducto se propuso por primera vez en 2008, pero se quedó estancado durante el gobierno de Barack Obama. Trump revivió el proyecto y fue un fuerte defensor de la medida, contando con el apoyo del primer ministro canadiense Justin Trudeau.

“Nosotros estamos decepcionados pero reconocemos la decisión del presidente de cumplir su promesa de campaña electoral sobre Keystone XL”, dijo Trudeau en una declaración el miércoles. Trudeau dijo que había hablado por teléfono con Biden en noviembre y que el oleoducto es una prioridad clave para ampliar las exportaciones de petróleo de Canadá a Estados Unidos.

“Canadá es el mayor proveedor de energía a Estados Unidos, contribuyendo a la seguridad energética y a la competitividad económica de Estados Unidos y apoyando miles de puestos de trabajo a ambos lados de la frontera”, dijo Trudeau.

Trudeau y Biden hablaron en una llamada el viernes, durante la cual Biden “reconoció la decepción del primer ministro Trudeau en relación con la decisión de rescindir el permiso para el oleoducto Keystone XL y reafirmó su compromiso de mantener un diálogo bilateral activo y de seguir profundizando en la cooperación con Canadá”, según una declaración de la Casa Blanca.

La medida de Biden fue elogiada por los grupos ecologistas.

“La decisión del presidente Biden de rechazar el oleoducto de arenas bituminosas Keystone XL en su primer día pasa la página de una lucha de 12 años sobre el futuro energético de nuestro país”, dijo Anthony Swift, director del proyecto de Canadá del NRDC, a principios de este mes. “Sienta las bases para un futuro más próspero impulsado por la energía limpia”.

La cancelación del permiso de construcción de Keystone suscitó fuertes críticas de los republicanos del Congreso.

“La decisión del presidente Biden de rescindir un permiso esencial para el oleoducto Keystone XL pone en riesgo miles de puestos de trabajo sindicales presentes y futuros y socava la confianza de nuestros amigos y aliados en Canadá, que invirtieron miles de millones de dólares en la finalización de este oleoducto vital”, dijo el jefe de la minoría de la Cámara de Representantes, Steve Scalise (R-La.), en una declaración conjunta con los representantes. Markwayne Mullin (R-Okla.) y Jeff Duncan (R-S.C.).

“La seguridad energética estadounidense también se verá socavada porque esta energía canadiense, destinada a las refinerías de la Costa del Golfo, será ahora sustituida por importaciones de países poco fiables de la OPEP”, dijeron.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS