Primer sitio legal de inyección de drogas en EE.UU. enfrenta reacción violenta antes de abrir

Por Ivan Pentchoukov
27 de Febrero de 2020
Actualizado: 27 de Febrero de 2020

Los planes de una organización sin fines de lucro para abrir la primera instalación de EE.UU. donde las personas pueden inyectarse drogas legalmente bajo supervisión médica enfrentaron duras críticas por parte de los residentes de Filadelfia y la posibilidad de una orden judicial, ya que el Departamento de Justicia (DOJ) apeló un fallo que consideró la instalación legal.

Safehouse anunció el 27 de febrero que planea abrir las instalaciones en el sur de Filadelfia tan pronto como la próxima semana. Los residentes y funcionarios locales estaban indignados por la falta de consulta con la comunidad.

“Ni siquiera salieron a la comunidad y lo hicieron. Simplemente lo pusieron allí”, dijo el concejal Mark Squilla a los funcionarios en una conferencia de prensa anunciando la apertura de la primera ubicación de Safehouse, según un video publicado por la periodista Denise Nakano.

Squilla señaló que en Canadá, se abrió un sitio similar solo después de asegurar el apoyo de los residentes locales.

“Tenemos preguntas de personas que llaman a nuestras oficinas, no sabemos las respuestas y eso no es justo”, dijo Squilla. “Ya sea que apoye el sitio o se oponga al sitio, lo que se hizo aquí fue horrible, una desgracia para la ciudad de Filadelfia”.

Después de una batalla legal de un año entre el Departamento de Justicia y Safehouse, un juez federal falló a favor de Safehouse en octubre y nuevamente el 25 de febrero. El Departamento de Justicia rápidamente presentó una apelación al día siguiente y le pidió al tribunal que ordenara suspender la apertura hasta la apelación estuviera resuelta.

“Esta solicitud de suspensión es sumamente importante”, dijo el fiscal federal William M. McSwain en un comunicado. “Mi oficina presentó una demanda contra Safehouse en primer lugar para llevar el orden, la razón y la equidad a una situación potencialmente explosiva. La disputa actual sobre los sitios de inyección debe resolverse en los tribunales, no en las calles.

“El triste hecho es que el ‘plan’ secreto y desordenado de Safehouse no ha sido examinado con ninguno de los residentes del vecindario afectados, grupos comunitarios, miembros del Concejo Municipal, Representantes estatales o Senadores estatales. Se les está imponiendo injustamente asumiendo que no importan. Los trata como tontos”, agregó.

Safehouse le dijo a 6ABC que el sitio fue elegido porque el código postal tenía la tercera tasa más alta de sobredosis en Filadelfia.

“Elegimos South Philly porque sabemos que la demanda será menor que Kensington y con el financiamiento que tenemos es manejable”, dijo Ronda Goldfein de Safehouse al medio.

El juez Gerald McHugh articula sus razones a favor de Safehouse en un artículo de opinión el 2 de octubre de 2019, escribiendo que Safehouse “en última instancia tiene como objetivo reducir el consumo de drogas, no facilitarlo”. Por lo tanto, dijo el juez, la instalación de inyección no viola una ley federal que fue escrita para abordar las casas de crack.

Un residente local interrumpió la conferencia de prensa de Safehouse con un apasionado llamamiento contra la instalación.

“Lo metiste. Nos sorprendiste”, dijo la mujer, que no se identificó, en un video publicado por un reportero de NBC10. “¿Vas a limpiar nuestro exterior? No me importa por dentro. Me importan las agujas afuera. Me importan las bolsas afuera”.

“Esto es inaceptable y fueron un chivato al respecto”.

Goldfein, frente al enojado residente local, dijo que Safehouse respondería las preguntas de los lugareños durante una futura reunión comunitaria, según McSwain.

Safehouse no respondió a una solicitud de The Epoch Times para hacer comentarios.

“Las ubicaciones de Safehouse estarán determinadas por los aportes de la comunidad y la ciudad, así como por los datos que muestren las áreas donde existe la mayor necesidad. Safehouse considera prioritario ser un buen vecino, por lo que las ubicaciones se seleccionarán en consulta con los líderes locales, las empresas y los residentes”, afirma el sitio web de la organización.

Las muertes por sobredosis en Filadelfia aumentaron a 1.217 en 2017 desde 907 en 2016. Safehouse cita varios estudios en su sitio web que muestran que las instalaciones de inyección legal benefician tanto a los usuarios de drogas como a las comunidades donde se produce el consumo de drogas.

Descubre a continuación

“Aún estaba vivo”: el estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS