Dos primos que se creían muertos en el holocausto nazi se reencuentran después de 75 años

Sus vidas se separaron tras huir de Rumanía durante el Holocausto ocurrido en la Segunda Guerra Mundial

Por MINUTO 20
03 de Octubre de 2019 5:35 PM Actualizado: 08 de Octubre de 2019 9:52 AM

La vida de Morris Sana, de 87 años, y Simon Mairowitz, de 85, no ha sido nada fácil desde que huyeron de Rumanía durante el Holocausto transcurrido en la Segunda Guerra Mundial bajo el régimen de la Alemania nazi.

Sus vidas, unidas hasta entonces, tomaron rumbos diferentes y ambos llegaron a pensar que el otro había muerto en los campos de concentración nazis, hasta que la hija de Morris contactó por Facebook con algunos familiares.

Habían pasado 75 largos años, pero el reencuentro ya es una realidad.

Tras saber que ambos estaban vivos, comenzaron a planear su reencuentro: Simon cogió un avión para volar de su casa en Reino Unido a Israel, donde ahora vive Morris.

En el vídeo de su reencuentro, publicado en Facebook por Leetal Ofer, la nieta de Morris, se ve cómo él entra en una habitación del hotel y camina hacia Simon.

Cuando los primos se ven, Morris es quien rompe el silencio extendiendo los brazos y conteniendo el llanto con una emotiva sonrisa.

La intención de los dos ancianos ahora es mantener el contacto que les fue negado por la guerra y verse tan a menudo como puedan, reconstruyendo el añorado vínculo que tenían cuando eran niños.

Después de 20 años, muchos aún no saben que millones de personas inocentes son perseguidas por un régimen malvado

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.