Príncipe heredero de Irán anuncia colapso del régimen y hace un llamado a un diálogos constructivos

Por Isabel van Brugen
17 de Enero de 2020 Actualizado: 17 de Enero de 2020

El expríncipe heredero de Irán, sucesor de la monarquía derrocada el 15 de enero, dijo que ha comenzado el “principio del fin” del régimen iraní, y pidió máxima presión sobre la República Islámica y un diálogo constructivo, no divisivo.

Reza Pahlavi, quien reside en Maryland, dijo que las protestas que golpearon a unas 100 ciudades y pueblos en todo Irán desde el 15 de noviembre, y que se avivaron después de que la Guardia Revolucionaria paramilitar de Irán derribara accidentalmente un avión de pasajeros ucraniano el 8 de enero, le recordaron el movimiento que derrocó a su padre a principios de 1979.

“Estamos empezando a ver el fin de este régimen”, dijo el heredero del Trono Real, de 59 años de edad, a los periodistas del Instituto Hudson en Washington el miércoles. “Es solo cuestión de tiempo para que llegue a su culminación final. Creo que estamos en ese modo”.

“Estas semanas o meses antes del colapso final, no han sido muy diferentes a los últimos tres meses de 1978 antes de la revolución”.

El príncipe exiliado dijo que por primera vez en cuatro décadas, “la gente huele la oportunidad”.

“La gente ya está cansada. La generación actual de jóvenes iraníes no puede soportarlo más. Quieren tener la oportunidad de un futuro mejor”, dijo. “Quieren estar en el camino de la modernidad y la libertad. Lo único que se interpone entre ellos y el mundo libre es este régimen”.

Pahlavi instó a Estados Unidos y a sus representantes a apoyar al pueblo iraní para derrocar al régimen, al tiempo que exigió la renuncia del líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, y una transición pacífica “con la mínima cantidad de bajas”.

“Es hora de que se vaya, se retire y permita que el pueblo de Irán se libere”, dijo.

Las protestas generalizadas sacudieron la región luego de que las autoridades anunciaran un nuevo plan de racionamiento de gasolina que aumentaría su precio en un 50%. Las autoridades dijeron que el nuevo plan tenía como objetivo redistribuir el dinero a los ciudadanos más necesitados del país, sin embargo, rápidamente se enfrentó a una reacción de los ciudadanos que salieron a las calles para pedir el fin del gobierno de la República Islámica.

El 2 de diciembre, Amnistía Internacional informó que se creía que al menos 208 personas habían muerto durante las manifestaciones en contra del gobierno en Irán, citando “informes fidedignos” sobre su número de muertos, entre los que se encontraban fuentes de dentro y fuera del país, como familiares de las víctimas, periodistas y activistas de derechos humanos.

“Es probable que la cifra real sea más alta”, según el informe.

Las protestas también estallaron en todo Irán durante el fin de semana después de derribarse un avión ucraniano, que según los militares fue por un error en un momento cuando Teherán temía ataques aéreos estadounidenses. La policía antidisturbios disparó gas lacrimógeno el sábado a miles de manifestantes en la capital, donde muchos corearon “Muerte al dictador”, dirigiendo su ira contra el Líder Supremo de la República Islámica.

Pahlavi llamó a un diálogo constructivo, no divisivo, tras los fuertes disturbios en toda la región.

“Escoja lo que abarque y cómo abarcarlo para ver si podemos llegar a una solución, en lugar de simplemente analizar argumentos que han sido divisivos y no constructivos hacia un futuro mejor”, dijo Pahlavi.

Añadió que se deben construir “mecanismos” que permitan “proporcionar a la nación otra capa de protección para asegurar que nadie se desvíe de la ley, que nadie esté por encima de la ley”.

AFP y Petr Svab contribuyeron con este informe.

***

Video relacionado

Cómo China, Rusia, Irán y Cuba contribuyen a la inestabilidad de América Latina

TE RECOMENDAMOS