¿Eres lo suficientemente inteligente para resolver este problema matemático? ¡La mayoría se equivoca!

Por Robert Jay Watson - La Gran Época
03 de Julio de 2019 Actualizado: 04 de Julio de 2019

Algunos de ustedes probablemente estén diciendo, “¡Oh, no, no matemáticas!”. Para muchas personas, una de las alegrías de estar fuera de la escuela es que nunca tenemos que hacer una serie interminable de problemas con el reloj haciendo tictac en el fondo.

Pero como probablemente ya sabes, las matemáticas no eran solo un obstáculo absurdo que tenías que superar para obtener tu diploma. Trata de calcular tu seguro, impuestos, o incluso una propina en el restaurante sin algunas habilidades básicas de matemáticas. No vas a llegar lejos.

Las matemáticas son útiles en casi todas las áreas de la vida, desde las finanzas hasta el entrenamiento cerebral, así que ¡prueba tu ingenio en el problema de abajo!

(Crédito: The Epoch Times)

¿Ya tienes tu respuesta? Parece bastante simple, ¿no? Solo ve de izquierda a derecha y tendrás la respuesta.

Primer paso: 3 + 3 = 6. Bastante fácil hasta ahora. Luego multiplicas 6 x 3, lo que le da 18. Si restas 3 de 18, tendrás 15. Agrega 3 de nuevo y obtendrás tu respuesta final: 18. Así que es C, ¿verdad?

No tan rápido. Si hiciste el problema de esta manera, has olvidado un par de los principios clave que aprendiste en la clase de matemáticas. Si la imagen de tu profesor de matemáticas frunciendo el ceño desde el otro lado de la sala te hace sudar y sentirte mareado, no te preocupes; te ayudaremos a superarlo.

Parece simple pero no es una prueba de aritmética; es una prueba de resolución de problemas. (Crédito: Robert Kneschke/Shutterstock)

Si obtuviste 18, respuesta C, entonces el problema no fue tu habilidad para hacer matemáticas simples – el problema fue que no te acercaste a la secuencia en el orden correcto.

El problema no es solo sumar y restar; también hay una pequeña multiplicación. Esto significa que tienes que volver a lo que los matemáticos llaman el “orden de las operaciones”. Estas son reglas que te indican qué hacer primero, segundo, tercero, etc. cuando te enfrentas a un problema como el anterior.

Entonces, ¿qué es lo primero? División, luego multiplicación. Después de todo lo que se ha hecho, sumar y restar. Luego la adición final. Y listo, ¡tienes la respuesta!

Si él puede hacerlo, tú también puedes. (Crédito: Syda Productions/Shutterstock)

Veamos nuestro problema una vez más. 3 + 3 x 3 – 3 + 3. Teniendo en cuenta el orden de las operaciones, hagamos la multiplicación primero. 3 x 3 = 9. Ahora bien, si incorporamos eso, obtenemos 3 + 9 – 3 + 3.

Si nos quedamos con la suma, obtenemos 12 (-3) + 3. Después de la resta, tenemos un 9 + 3 = 12 súper simple. ¡Así que B es la respuesta correcta después de todo!

¿Cómo te fue en este desafío? ¿Recuerdas el orden de las operaciones de la escuela? Aunque este problema era bastante simple, las cosas se pueden complicar mucho más cuando empiezas a construir.

¡No tienes que ser este hombre para entenderlo! (Crédito: Grey82/Shutterstock)

Solo por diversión, vamos a seguir adelante con un giro.

3 + 3 x (3 – 3) ÷ 3. ¡Whoa! ¿Qué hacer? Recuerda el orden: primero paréntesis, luego multiplicación y división, y finalmente suma y resta.

Si hacemos las cuentas dentro de los paréntesis, obtenemos 0. Este es nuestro multiplicador. ¿Puedes sacar el resto de ahí?

¡Solo sigue la orden! (Crédito: Mr.Exen/Shutterstock)

¿Ha habido suerte? No te preocupes si no lo conseguiste. Incluso problemas simples como este pueden ser difíciles, especialmente cuando estás fuera de práctica como la mayoría de nosotros que somos adultos.

Si sigues el orden de las operaciones, tu trabajo debe parecerse al árbol de abajo:

3+[3×(3−3)]÷3

3+(3×0)÷3

3+0÷3

3+0

Probablemente estés pensando. Todo eso solo para conseguir… ¡3! Eso es correcto. Tenías que hacer toda la multiplicación y división antes de sumar, lo que evitó que la respuesta final fuera 0, como podrías haber adivinado cuando empezaste.

¡Comparte estos acertijos matemáticos con tu familia y amigos! No te sorprendas si tus hijos los resuelven antes que tu.

Una mujer le da un divertido cambio a los zapatos de su esposo

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS