Proceso del 6 de enero: Condenan a prisión a veterano condecorado de la Infantería de Marina

Un acusado del 6 de enero, veterano condecorado del Cuerpo de Marines, ha sido condenado a prisión por su participación en el incidente

Por Tom Ozimek
25 de Febrero de 2024 5:58 PM Actualizado: 25 de Febrero de 2024 5:58 PM

Chris Kuehne, antiguo Proud Boy y veterano de combate condecorado del Cuerpo de Marines, fue condenado a prisión el viernes por obstruir el cumplimiento de la ley durante la irrupción en el Capitolio del 6 de enero de 2021.

Kuehne, acusado de conspirar con otros miembros de la sección de Kansas City de los Proud Boys para irrumpir en el Capitolio, fue condenado el viernes a 75 días de prisión, 60 días de arresto domiciliario y a pagar una indemnización de USD 2000 por los daños causados al edificio del Capitolio.

Se le acusó de varios delitos graves por conspirar para irrumpir en el Capitolio, pero en septiembre se declaró culpable de obstrucción a las fuerzas del orden durante disturbios civiles. Kuehne se enfrentaba a una pena máxima de cinco años de prisión, una multa de USD 250000 y tres años de libertad vigilada.

El juez de distrito estadounidense Timothy Kelly, designado por el presidente Donald Trump, dictó el viernes una sentencia más leve que la solicitada por los fiscales, que pedían una condena de seis meses de prisión, 36 meses de libertad supervisada y una restitución de USD 2000.

Hasta el momento, más de 1313 personas han sido acusadas por acciones relacionadas con el incidente del 6 de enero.

Más detalles

Kuehne, un veterano de 22 años que recibió numerosas medallas, incluido el Corazón Púrpura, fue detenido el 11 de febrero de 2021 en una redada del FBI en su domicilio.

El vídeo de la redada, proporcionado en exclusiva al Gateway Pundit, muestra a la esposa Kuehne sosteniendo a su hijo de 4 años llorando mientras los agentes armados hacían su entrada.

“Abro la puerta y, por un segundo, no me di cuenta de que había unos veinte miembros del equipo SWAT del FBI con rifles semiautomáticos apuntándonos a mi hijo y a mí”, declaró Annette Kuehne, su esposa, al citado medio. “Estábamos cubiertos por los láseres de color rojo brillante que apuntaban a nuestras caras, pechos y varios puntos de nuestros cuerpos”.

La Sra. Kuehne dijo que sufrió un aborto involuntario al día siguiente de la redada.

Los documentos de acusación muestran que Kuehne se enfrentaba a una serie de cargos por su papel en el incidente del 6 de enero, entre ellos conspiración, obstrucción de un procedimiento oficial, obstrucción de la aplicación de la ley y entrada y permanencia en un edificio de acceso restringido.

La fiscalía le acusó de planear con otros miembros de la sección de Kansas City de los Proud Boys asistir a una concentración el 6 de enero de 2021 en Washington.

En un momento dado, el 6 de enero, Kuehne y otros miembros de la sección de los Proud Boys entraron en una zona restringida, donde permanecieron durante más de una hora, “haciendo caso omiso de las órdenes de las fuerzas del orden de dispersarse”, dijo el Departamento de Justicia (DOJ) en un comunicado.

Kuenhe entró más tarde en el edificio del Capitolio, donde él y los demás utilizaron un atril portátil para impedir que la policía cerrara una puerta en la Cripta que habría impedido al grupo moverse por el edificio, dijeron los fiscales.

“A continuación, Kuehne y los demás se trasladaron de la Cripta al Centro de Visitantes del Capitolio y finalmente abandonaron el edificio por la puerta del ala del Senado”, declaró el DOJ.

Su esposa dijo que no lastimó a nadie el 6 de enero y que no vino a Washington DC para cometer ningún delito y que solo pretendía “proteger a los partidarios de Trump con familias de posibles ataques de Antifa”.

Dijo que entró al Capitolio pero no hizo ningún daño, “de hecho limpió basura del piso”, escribió en una campaña de recaudación de fondos, y agregó que ayudó a detener el robo de propiedad del gobierno y pidió a la gente que abandonara el edificio.

La Sra. Kuehne dijo que está desconcertada por lo que ella cree que es un tratamiento de mano dura de su marido a manos de las autoridades federales.

Miles de partidarios del entonces presidente Donald Trump llenan el Washington Mall para un mitin en Washington, el 6 de enero de 2021. (Joseph Prezioso/AFP vía Getty Images)

Otros casos

Además del caso de Kuenhe, el viernes se produjeron otras acciones policiales contra participantes en la manifestación del 6 de enero.

Un hombre de Florida fue acusado y detenido el viernes por delitos graves y menores relacionados con la irrupción en el Capitolio, y un hombre de Texas fue condenado a 18 meses de prisión y 24 meses de libertad supervisada por agredir a un agente de policía, al que, según los fiscales, empujó al suelo.

De los acusados de delitos relacionados con el incidente del 6 de enero, unos 750 han sido condenados, de los cuales casi dos tercios han pasado algún tiempo en prisión.

La pena de prisión más larga —22 años— se impuso a Enrique Tarrio, expresidente nacional de los Proud Boys, condenado por conspiración sediciosa por lo que los fiscales alegaron que era un complot para impedir el traspaso de poder del entonces presidente Donald Trump al presidente electo Joe Biden durante la certificación de los votos electorales en el Congreso el 6 de enero de 2021.

Decenas de detenidos del 6 de enero siguen languideciendo en la cárcel a la espera de juicio tres años después del incidente del Capitolio.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.