Profesor de ciencias comparte cómo pagó USD 57,000 de préstamos estudiantiles en solo un año

Por Louise Bevan
31 de Marzo de 2021
Actualizado: 31 de Marzo de 2021

Jonté Lee, profesor de secundaria de Washington D.C., se hizo viral en 2020 por convertir su cocina en un laboratorio de química para enriquecer la experiencia de aprendizaje virtual de sus alumnos. Sin embargo, también ha sido noticia por pagar más de 57,000 dólares de deuda de préstamos estudiantiles privados en solo un año.

En una entrevista por correo electrónico con The Epoch Times, explicó cómo lo hizo.

Lee, de 39 años, enseña química y física en el instituto Calvin Coolidge. Conocido por ir más allá en el aula, Lee deleitó a los estudiantes durante el cierre de principios de 2020 cuando montó un laboratorio de química funcional en la cocina de su casa.

Sin embargo, hace más de una década, mientras Lee era un estudiante acumuló enormes préstamos que con el tiempo le costaría superar.

(Cortesía de Jonte Lee)

Los préstamos estudiantiles originales de Lee ascendían a 16,574 dólares en 2004, 25,413 dólares en 2005 y otros 25,413 dólares en 2006, sumando un total de algo más de 67,400 dólares al graduarse. Con los cargos por retraso y dos aplazamientos, dijo Lee, su saldo principal era de 88,339.90 dólares exactamente.

Entre 2008 y 2018, Lee pagó aproximadamente 400 dólares al mes en concepto de reembolso del préstamo, sin una tasa de interés fija ni agrupación de préstamos. Pero en mayo de 2018, solo había pagado 33,067 dólares del saldo principal.

Lee necesitaba un plan y por ello se puso a tope.

“Hice trabajos extra”, explicó el profesor. “Di clases adicionales después de la escuela y durante el verano (…) También conduje para Uber y acepté trabajos de proyectos adicionales que involucraban la enseñanza”.

(Cortesía de Jonte Lee)

Sin embargo, trabajar en más de un empleo no vino sin sus propios desafíos.

“Trabajar en varios empleos era agotador y hubo momentos en los que quise dejarlo”, admitió. “Mi intención original era pagar mis préstamos estudiantiles en ocho meses (…) Tuve que reajustarme”.

Lee recuerda que su mayor reto fue tener que cambiar su actitud hacia el dinero. Se sentía avergonzado por la cantidad de deuda que había acumulado.

“Sé lo que es despertarse en medio de la noche con una sensación de miedo asfixiante. Sé lo que es que me pasen la tarjeta de crédito y rezar para que funcione”, confiesa. “Durante 12 años, me machaqué con mis préstamos estudiantiles porque sabía que parte de ese dinero no se destinaba a los estudios. Se destinó a que me divirtiera”.

(Cortesía de Jonte Lee)

Pero tras un año de cuidadosa planificación e inmenso trabajo duro, Lee canceló oficialmente su deuda pendiente de 57,000 dólares. También tiene ocho consejos pragmáticos para otras personas que deseen superar su propia deuda agobiante:

1. Decida si el principio de la bola de nieve o de la avalancha funciona mejor. El método de la bola de nieve consiste en pagar primero el saldo más bajo e ir subiendo, mientras que el principio de la avalancha consiste en pagar primero el tipo de interés más alto e ir bajando. Como mis tipos de interés eran casi los mismos y pensaba pagarlos en un año, el método de la bola de nieve tenía sentido.

2. Sea amable consigo mismo. Cuando pedí esos préstamos estudiantiles, no sabía lo que sé ahora. Aprendí a no juzgar a mi yo del pasado con mis conocimientos actuales.

3. Saber que no está solo. Me di cuenta que muchas personas se encuentran en la misma situación que yo.

4. Use el dinero extra y su sueldo actual para pagar sus préstamos. Pagar mi deuda requería una mentalidad diferente en lo que respecta al dinero. Me dije muchas veces que no tenía dinero extra. Todo el dinero extra se destinó a mis préstamos estudiantiles.

5. Busque formas de obtener ingresos adicionales. Tuve varios trabajos. Impartí clases adicionales, asumí proyectos especiales, di clases particulares, conduje para Uber. De cualquier manera, pude hacer dinero extra; lo hice.

6. No celebre hasta que todos los préstamos se hayan saldado. Resistí el impulso de hacer un viaje o derrochar mientras pagaba mis préstamos estudiantiles.

7. No vuelva a endeudarse. Me niego a volver a estudiar. Si vuelvo, será con una beca completa, no con préstamos.

8. Si tiene varios préstamos, decida si es mejor consolidarlos. Hable con un planificador financiero.

Habiendo dominado su propia relación con el dinero, Lee también tiene consejos para sobrevivir a las deudas a nivel personal. No se avergüence ni juzgue su pasado, dice. Pero finalmente, aconseja, “no celebre su victoria hasta que todos los préstamos estén saldados”.

Para Lee, su victoria adopta la forma de poder dedicarse a la carrera que ama. Antes era especialista en marketing corporativo, pero desde hace nueve años Lee enseña en las escuelas públicas de Washington.

Pagé 57,031.76 dólares de préstamos privados para estudiantes en 1 año. (Cortesía de Jonte Lee)

“Mi primera llamada a la enseñanza fue cuando me ofrecí como voluntario para el programa ‘Big Brother Big Sister’ mientras trabajaba en el sector privado”, explicó. “Allí le leía a mi hermano pequeño dos veces por semana. Me gustó tanto que me propuse ser profesor”.

“Disfruto estableciendo conexiones significativas con los alumnos y haciéndoles avanzar académicamente”, dijo. “Mi mayor alegría es ver cómo luchan y aprenden un concepto (…) A través de la enseñanza, encontré la pasión de mi vida”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS