Programa de préstamos de ayuda a pequeñas empresas de EE. UU. se quedó sin fondos

Por Tom Ozimek
16 de Abril de 2020 4:28 PM Actualizado: 16 de Abril de 2020 4:28 PM

El programa de préstamos de ayuda a pequeñas empresas del gobierno, que es parte del paquete de ayuda por el COVID-19 de 2.2 billones de dólares, alcanzó su límite de 349.000 millones de dólares y ahora básicamente se quedó sin dinero.

Los préstamos, que son exonerables si las empresas cumplen con ciertas condiciones, incluyendo la de no despedir gente, son administrados por la Administración de Pequeñas Empresas (SBA).

La organización dice en su sitio web que “no puede aceptar nuevas solicitudes para el Programa de Protección de Cheques de Sueldos (PPP) en base a los fondos de créditos disponibles. Del mismo modo, no podemos inscribir a nuevos prestamistas del PPP en este momento”.

Jen Kelly, enlace de comunicaciones de la SBA, confirmó a The Epoch Times en un comunicado enviado por correo electrónico que “todos los fondos del PPP se han agotado”.

Han habido repetidas advertencias de que los fondos del PPP se agotarían en medio de un incremento del interés de las pequeñas empresas duramente afectadas por la pandemia.

En una clara ilustración de cómo el virus ha afectado a los empresarios estadounidenses, los despidos en las pequeñas empresas con menos de 49 empleados aumentaron en un 1.13% mes a mes, según un reciente informe de la empresa de procesamiento de nóminas. Y en el informe semanal de reclamos de desempleo de hoy, el Departamento de Trabajo dijo que más de 5 millones de trabajadores estadounidenses solicitaron el desempleo durante la semana que terminó el 11 de abril, lo que llevó la tasa de desempleo asegurado ajustado por temporada a un máximo histórico de 8.2%.

La SBA también dijo que un programa separado de 10 mil millones de dólares de Préstamos para Lesiones Económicas por Desastre también se había quedado sin fondos. Fue diseñado para poner dinero rápido en las manos de las empresas, proporcionando un adelanto de 10.000 dólares a los pocos días de solicitarlo.

El Presidente Donald Trump, el Secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin, y los legisladores de ambos partidos prometieron poner más dinero en el Programa de Protección de Cheques de Pago pero las conversaciones se han estancado en los detalles.

En general, los republicanos trataron de impulsar el programa con 250.000 millones de dólares en efectivo de emergencia, mientras que insistieron en que el tramo debe limitarse a los préstamos para pequeñas empresas.

Trump dijo el viernes pasado que el proyecto de ley debería ser un alivio para las pequeñas empresas, pero pidió conversaciones sobre un paquete de infraestructura separado y más grande de la “fase 4” que también incluiría recortes en los impuestos sobre la nómina.

Los demócratas, por su parte, apoyaron los 250.000 millones de dólares de financiación adicional para las pequeñas empresas, pero están decididos a destinar al menos otros 250.000 millones de dólares a otras actividades como los hospitales y los gobiernos locales.

Mientras que las partes se han mantenido estancadas, las negociaciones entre el Congreso y la Casa Blanca sobre la ampliación del programa se reanudaron el miércoles.

El 15 de abril, el Secretario del Departamento del Tesoro Steven Mnuchin y la administradora de la SBA Jovita Carranza emitieron una declaración conjunta, diciendo que no se podrían emitir nuevas aprobaciones de préstamos una vez que el programa experimente un “lapso en las apropiaciones”.

“La SBA ha procesado más de 14 años de préstamos en menos de 14 días”, dijeron los dos funcionarios en la declaración, e instaron a los legisladores a destinar más fondos al programa que, según dijeron, “está salvando millones de empleos y ayudando a las pequeñas empresas de Estados Unidos a superar este difícil momento”.

“Pedimos al Congreso que asigne fondos adicionales para el Programa de Protección de Cheques de Pago —un programa crítico y abrumadoramente bipartidista— en cuyo momento podremos una vez más procesar las solicitudes de préstamos, emitir números de préstamo y proteger millones de cheques de pago más”, dijeron Mnuchin y Carranza.

“El fondo que se está agotando claramente presiona al Congreso para que actúe y llegue a una conclusión razonable”, dijo el Rep. Patrick McHenry (R-N.C.), el principal republicano del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, según The Wall Street Journal. “Cada día que pasa que no financiamos este programa, más dolor se siente por la gente de las pequeñas empresas y sus empleados”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El “distanciamiento social” podría derrotar al Partido Comunista Chino

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.