Project Veritas demanda al fundador James O’Keefe

Por Zachary Stieber
31 de Mayo de 2023 6:26 PM Actualizado: 31 de Mayo de 2023 6:26 PM

El 31 de mayo, Project Veritas demandó a su fundador, James O’Keefe, tras su expulsión del grupo periodístico.

O’Keefe incumplió su contrato al crear un grupo rival mientras seguía siendo empleado de Project Veritas, dijo la organización en la demanda de 37 páginas, presentada ante un tribunal estadounidense de Nueva York.

O’Keefe creó el Grupo de Medios O’Keefe (OMG) el 17 de febrero a pesar de no haber sido despedido todavía, dice la demanda. O’Keefe también dijo falsamente en múltiples ocasiones que había sido despedido a pesar de seguir empleado, aunque suspendido, por Project Veritas, según la demanda.

También se acusa a O’Keefe de violar su contrato poniéndose en contacto con donantes de Project Veritas y solicitando a trabajadores de Project Veritas que fueran a trabajar para él en su nueva organización.

Un mensaje presuntamente enviado a los donantes decía en parte: “Hola, sé que has apoyado mi trabajo en el último año”, con un enlace a una página web de OMG en la que se pedían suscripciones pagadas.

Al menos dos empleados aceptaron la oferta de O’Keefe. R.C. Maxwell y Anthony Iatropoulos, la pareja, también fueron nombrados acusados en la demanda. Maxwell e Iatropoulos violaron sus contratos de trabajo al unirse a OMG y al parecer utilizar propiedad de Project Veritas mientras lo hacían, alega Project Veritas.

Project Veritas pide al tribunal que emita rápidamente una sentencia a su favor.

“Si este Tribunal no prohíbe con carácter preliminar que O’Keefe y OMG soliciten a los donantes y empleados de Project Veritas, es posible que ya los hayan solicitado a todos para cuando Project Veritas obtenga una sentencia que les prohíba dicha solicitud”, afirma la demanda.

O’Keefe y Maxwell no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios. No fue posible contactar con Iatropoulos.

O’Keefe abandona Project Veritas

Tras semanas de rumores sobre su situación, O’Keefe acudió a las oficinas de Project Veritas en Nueva York y anunció que abandonaba la empresa tras haber sido suspendido por la junta directiva de la organización y despojado de autoridad para tomar decisiones.

O’Keefe dijo que había pedido a los miembros de la junta que renunciaran. Como no lo hicieron, decidió marcharse. Project Veritas mantuvo que estaba abierto a que O’Keefe siguiera en la empresa, al mismo tiempo que le acusaba de malversar dinero, acusaciones que él negó. En la nueva demanda, el grupo afirma que la junta “no puso fin al empleo de O’Keefe, sino que pretendía reincorporarlo con las salvaguardias adecuadas”.

O’Keefe incumplió su contrato laboral al crear OMG el 17 de febrero, según la demanda. O’Keefe anunció OMG al público el 15 de marzo.

Project Veritas afirma que O’Keefe siguió en la empresa hasta mayo. No fue destituido formalmente por el consejo hasta el 24 de abril y no fue despedido formalmente por Project Veritas hasta el 15 de mayo, según la demanda.

El contrato de trabajo de O’Keefe establece que tanto él como Project Veritas pueden poner fin a su relación laboral “en cualquier momento, por cualquier motivo o sin motivo alguno, con o sin previo aviso”.

Project Veritas también afirma que O’Keefe no fue sincero cuando dijo en múltiples apariciones ante los medios de comunicación que Project Veritas le había “echado”, “destituido” o “despedido”. Esos comentarios “—que el Sr. O’Keefe sabe que son falsos— menosprecian a los demandantes, pretendían desacreditar al Consejo de Administración de Project Veritas, y son todos ellos incumplimientos del Contrato de Trabajo”, afirma la demanda.

Detalles del contrato

En el contrato, O’Keefe se comprometía a no hacer “directa o indirectamente declaraciones despectivas u otros comentarios negativos, escritos u orales, sobre Project Veritas”.

O’Keefe también se comprometió a no ofrecer empleo ni contratar a trabajadores de Project Veritas durante un año después de dejar Project Veritas, así como a no ponerse en contacto con donantes de Project Veritas durante el mismo periodo de tiempo, y a no utilizar información confidencial de Project Veritas.

Por cada incumplimiento del contrato, 100,000 dólares era “una medida razonable” de daños y perjuicios, según el acuerdo, a menos que Project Veritas pudiera demostrar que los daños y perjuicios eran superiores.

O’Keefe incumplió el contrato al solicitar empleados y donantes de Project Veritas, según alega la demanda.

Durante su comparecencia en las oficinas de Project Veritas, O’Keefe dijo que “no había terminado”, y añadió: “Tal vez la misión adopte un nuevo nombre, y ya no se llame Veritas, Project Veritas. Necesitaré un montón de gente a mi alrededor, y me aseguraré de que sepan cómo encontrarme”.

Según la demanda, O’Keefe sólo disponía de información sobre los donantes de Project Veritas porque ésta se mantenía en una lista confidencial de la organización.

Project Veritas solicita un mandato judicial preliminar que impida a O’Keefe y a OMG ponerse en contacto con trabajadores, donantes y contratistas de Project Veritas; desacreditar a Project Veritas; utilizar información confidencial; y utilizar Project Veritas.

El grupo también solicita una indemnización por daños y perjuicios y un juicio con jurado.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.