Arroz: 4 propiedades cosméticas que seguramente desconocías

06 de Febrero de 2017 Actualizado: 06 de Febrero de 2017

El arroz es ampliamente conocido por sus múltiples utilidades en la gastronomía y su gran variedad de nutrientes esenciales, es un alimento que forma parte de la rutina diaria de millones de personas.

Pero a pesar de su gran éxito entre la gente por todas estas características, pocos saben que, además de ser un alimento bueno para comer, es muy útil para el cuidado de la piel y el pelo.

Sorprendentemente, muchas compañías de belleza utilizan sus compuestos activos para fabricar cosméticos y tratamientos de rejuvenecimiento.

[insert page=’los-4-principales-usos-de-la-canela-para-la-salud-y-el-hogar’ display=’template-relacionadas.php’]

Esta utilidad poco difundida del arroz fue descubierta por las mujeres japonesas, quienes notaban que sus manos estaban más suaves y bellas tras haber lavado el arroz en las arroceras.

Con el paso del tiempo también se determinó que es un excelente agente exfoliante, ideal para eliminar las células muertas y todo tipo de impurezas de la piel.

Pero los beneficios continúan. Este cereal también ayuda a regular el pH cutáneo y disminuye el exceso de producción de grasa, previniendo el acné y otros problemas comunes.

Aunque algunos lo desconocen, sus aplicaciones cosméticas continúan vigentes y pueden ser muy útiles en la rutina de belleza.

Por todos estos fantásticos beneficios del arroz que probablemente desconocías, te compartimos en detalle, 4 de las mejores recetas cosméticas que no puedes desaprovechar.

(Foto: Petri Artturi Asikainen / Getty Images)
(Foto: Petri Artturi Asikainen / Getty Images)

Exfoliante de arroz

Al moler los granos de arroz podemos preparar un producto exfoliante para revitalizar la piel, combatir los puntos negros y eliminar las células muertas.

Sus propiedades humectan en profundidad el cutis y le dan un aspecto luminoso, joven y libre de imperfecciones.

Ingredientes:

  • ¼ de taza de arroz blanco (50 g)
  • 1 cucharada de aceite de coco orgánico (15 g)

Preparación:

Muele el arroz hasta convertirlo en polvo y mézclalo con la cucharada de aceite de coco.

Tras obtener una pasta homogénea, frota el tratamiento por todo el rostro con suaves movimientos circulares.

Deja que actúe de 5 a 10 minutos y enjuaga. Úsalo 2 o 3 veces a la semana.

Mascarilla rejuvenecedora

Conocida también como “mascarilla japonesa”, es un tratamiento elaborado con arroz y otros ingredientes naturales que promueven el rejuvenecimiento de la piel.

Su principal secreto radica en su aporte de inositol, una sustancia que estimula la circulación mientras minimiza el aspecto de las arrugas.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de arroz integral orgánico (30 g)
  • 2 cucharadas de agua destilada (20 ml)
  • 2 cucharadas de pulpa de aguacate (30 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación:

Muele las cucharadas de arroz integral y mézclalas en un recipiente con el agua, la pulpa de aguacate y la miel.

Tras obtener una pasta cremosa, frótala por todo el rostro, cuello y escote.

Deja que actúe 30 minutos y enjuaga. Úsala, por lo menos, una vez a la semana.

Acondicionador para el cabello

El agua resultante de remojar el arroz es rica en vitaminas, minerales y proteínas esenciales que ayudan a nutrir y fortalecer el cabello.

Su aplicación deja la melena brillante, suave y libre de problemas como la caída excesiva.

Ingredientes:

  • 1 litro de agua
  • 1 ¼ vaso de arroz integral (250 g)

Preparación:

Pon a hervir un litro de agua y, cuando llegue a ebullición, viértela en un cuenco con el arroz integral. Deja que repose unos 20 minutos y fíltralo con un colador para separar los granos del líquido.

Reserva los granos para hacer un exfoliante y usa el líquido como enjuague para el pelo.

Aplícalo desde las raíces hasta las puntas y espera que actúe 5 minutos. Enjuaga como de costumbre y úsalo cada dos días.

Tónico natural para todo tipo de pieles

Otro de los usos interesantes del agua de arroz es como tónico natural para la piel, ya que promueve el flujo sanguíneo, evita el envejecimiento prematuro y facilita la limpieza profunda de los poros.

Sus vitaminas, minerales y fibras naturales penetran con facilidad en la piel, y minimizan las agresiones que sufre del ambiente y por el uso de productos químicos.

Es ideal para aquellos con desequilibrios en la actividad de sus glándulas sebáceas, dado que reduce el exceso de grasa y el aspecto brillante.

Ingredientes:

  • 1 litro de agua
  • ½ taza de arroz (100 g)

Preparación:

Pon a hervir un litro de agua y viértela en un recipiente con media taza de arroz.

Artículo original aquí.

 

TE RECOMENDAMOS