Proponen acuerdo de USD 1675 millones con PG&E para resarcir incendios de 2017 y 2018

Por Débora Alatriste
19 de Diciembre de 2019 8:26 PM Actualizado: 19 de Diciembre de 2019 8:26 PM

La Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC por sus siglas en ingles) presentó una propuesta de acuerdo con la compañía eléctrica Pacific Gas & Electric por un valor de 1675 millones de dólares, por su responsabilidad en los incendios forestales de 2017 y 2018 en California, Estados Unidos.

Este pasado martes mediante un comunicado, la División de Cumplimiento de la CPUC anunció que después de meses de investigación presentaba una propuesta de acuerdo “en la que se abordan cuestiones relacionadas con el papel de las instalaciones de Pacific Gas and Electric Company (PG&E) en la ignición de incendios en su territorio de servicio en 2017 y 2018”.

El convenio impide que la empresa, con base en San Francisco, recupere 1625 millones de dólares en costos relacionados con incendios forestales de los contribuyentes además de que tendrá que financiar 50 millones adicionales “en mejoras del sistema e iniciativas de participación de la comunidad para fortalecer sus operaciones y mantenimiento de energía eléctrica en un esfuerzo por mitigar el riesgo de incendios forestales”.

Lo cual equivale a un total de 1675 millones de dólares financiados por los accionistas de PG&E.

El acuerdo incluye los incendios forestales de 2017 en los condados de Butte, Calaveras, Lake, Mendocino, Napa, Nevada, Sonoma y Yuba, y el mortal incendio Camp Fire de 2018, que mató a más de 80 personas y destruyó la ciudad de Paradise el pasado mes de noviembre.

La División de Seguridad y Cumplimiento de la CPUC, la Oficina del Defensor de Seguridad de la CPUC, la Coalición de Empleados de Servicios Públicos de California (CUE, por sus siglas en inglés) y la empresa PG&E propusieron el convenio.

A partir de la publicación del acuerdo se esperará a que un juez de derecho administrativo lo revise, un período de 30 días para recibir comentarios sobre el mismo y la revisión pública por parte de los comisionados de la CPUC.

De acuerdo con el comunicado además de las partes participantes, los miembros de público también pueden hacer comentarios por medio de correos electrónicos.

En cuanto al acuerdo final “debe ser considerado y aprobado por los Comisionados de la CPUC en una Reunión de Votación pública”.

Entre las iniciativas en las que compañía tendrá que invertir 50 millones de dólares, se incluyen un informe público trimestral sobre trabajos de mantenimiento eléctrico.

Hasta 5 millones de dólares en fondos de accionistas para la Fundación de California para Centros de Vida Independiente, un programa piloto que ayude a aliviar algunos impactos perjudiciales para clientes vulnerables, además de apoyar la seguridad y el bienestar de los mismos antes, durante y después de los desastres y los eventos de Apagado de Energía de Seguridad Pública (PSPS, por sus siglas en inglés).

Financiamiento de hasta 10 millones para ayudar en el desarrollo de generadores sin diesel capaces de satisfacer una variedad de usos como apagones planificados, apagones no planificados y microrredes temporales para eventos PSPS.

Las partes involucradas en el acuerdo propuesto solicitaron la aprobación expedita de los comisionados de la CPUC para que el caso de bancarrota del Capítulo 11 de PG&E pueda ser resuelto para el 30 de junio de 2020.

En enero se declaró en bancarrota debido a los 30 millones que tenía que pagar en reclamaciones por daños.

La PG&E está bajo presión para concluir los procedimientos judiciales y producir un plan de reorganización de la bancarrota para finales de junio de 2020 con el fin de acceder a un fondo estatal de 21,000 millones de dólares para incendios forestales creado en julio.

Descubra

Cambio climático: una campaña de desinformación magistral

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.