Propuesta de seguridad electoral de Michigan avanza con un fuerte apoyo del electorado

Por Steven Kovac
30 de Septiembre de 2021
Actualizado: 30 de Septiembre de 2021

LANSING, Mich.—El lunes, la Junta Estatal de Censores aprobó el texto de la petición para una iniciativa ciudadana que, según sus partidarios, ayudará a acabar con el fraude electoral en este importante estado pendular.

La iniciativa requiere que todos los votantes presenten una licencia de conducir válida de Michigan, un pasaporte o una tarjeta de identificación estatal cuando voten en persona. Una declaración jurada firmada por una persona que no tenga una identificación con foto ya no será suficiente.

También prohíbe a las unidades gubernamentales el envío masivo de solicitudes de voto en ausencia no solicitadas, y prohíbe la financiación de cualquier parte del proceso electoral por parte de entidades no gubernamentales.

“Estamos contentos de que la campaña de petición esté en marcha”, dijo Jamie Roe, portavoz de SecureMIVote, la organización de base que presentó el texto.

La gobernadora demócrata Gretchen Whitmer ha prometido en repetidas ocasiones vetar cualquier proyecto de ley que considere que restringe el derecho al voto de los residentes de Michigan.

Pero la propuesta de SecureMIVote no es un proyecto de ley, ni se origina en la legislatura estatal. Es una legislación iniciada por los votantes.

Eso significa que, si la campaña de petición reúne más de 340,000 firmas válidas en un plazo de seis meses, según la ley de Michigan, la legislatura estatal, controlada por los republicanos, podría votar para aceptar la propuesta como la voluntad del pueblo y se convertiría en ley, o podrían incluirla en la boleta electoral como referéndum en las próximas elecciones generales.

Una reciente encuesta de opinión pública encargada por la Cámara de Comercio del Gran Detroit mostró que el 79.7 por ciento de los 600 votantes registrados de Michigan encuestados apoyan la exigencia de una identificación con fotografía emitida por el gobierno para poder votar.

“De cualquier manera”, dijo Roe, “la ley de Michigan dice que nuestra propuesta no estaría sujeta a un veto de la gobernadora”.

Apenas unas horas después de que la Junta de Censores anunciara su decisión de aprobar el texto de la iniciativa SecureMIVote, el vicegobernador demócrata de Michigan, Garlin Gilchrist, emitió una declaración en la que instaba a los michiganos a unirse a la Oficina de la Gobernadora para oponerse al plan, que calificó de “antidemocrático y antiestadounidense”.

“Todos los votantes de Michigan (…) deben sentirse ofendidos y enfadados por este intento engañoso de cambiar las reglas solo porque a algunas personas no les gustaron los resultados de las elecciones de 2020”, dijo Gilchrist.

“Este es un plan deshonesto que es malo para Michigan. Su propósito es dificultar el voto…”, dijo.

En respuesta, Roe dijo a The Epoch Times: “Los demócratas solo quieren mantener abiertas las opciones para el fraude electoral”.

Antes de las elecciones, se proporcionarían tarjetas de identificación con foto, a expensas del estado, a cualquier residente de Michigan que cumpla los requisitos y desee una, según el plan propuesto.

Según la propuesta, si una persona se presenta a votar sin un documento de identidad con fotografía, se eliminará la opción actual de firmar una declaración jurada que atestigüe, bajo pena de perjurio, que es quien dice ser.

En su lugar, la persona recibirá una boleta provisional, que será contada solo si la persona vuelve con una identificación con foto válida durante los seis días posteriores a las elecciones.

En las elecciones presidenciales de 2020, 11,400 personas firmaron este tipo de declaraciones juradas.

Conscientes de que Donald Trump derrotó a Hillary Clinton en Michigan en 2016 por solo 10,704 votos, Roe y sus compañeros reformistas están adoptando un enfoque de tolerancia cero ante cualquier posibilidad de fraude electoral.

La propuesta también endurecería los actuales requisitos de identificación de los votantes de Michigan, eliminando lo que Roe llama “el proceso subjetivo” de los trabajadores electorales que cotejan las firmas de los sobres de boletas de voto ausente devueltas con las firmas de los votantes que se encuentran en los archivos de los funcionarios electorales.

El nuevo plan requeriría que todos los votantes ausentes escribieran su número de licencia de conducir de Michigan o los últimos cuatro dígitos de su número del Seguro Social junto con su firma en la funda que contiene su boleta sellada.

Los nombres y números no se podrían relacionar con la boleta, que seguiría siendo secreta.

“Debido a la pandemia, en 2020, el gobierno estatal envió por correo las solicitudes de voto en ausencia a la dirección de todos los nombres de la lista de votantes registrados. Muchas solicitudes se enviaron a personas que no habían vivido en esa dirección durante años, o que habían fallecido”, dijo Roe.

Los partidos políticos u otros grupos de apoyo pueden seguir enviando por correo solicitudes de voto en ausencia no solicitadas en virtud del nuevo plan.

La disposición de la propuesta que prohíbe a los funcionarios electorales aceptar ayuda externa, consistente en contribuciones en efectivo o en especie, para cualquier aspecto de la realización de unas elecciones es importante para preservar el sistema estadounidense, dijo Roe.

“Coordinar y administrar las elecciones es inherentemente una función gubernamental. Ninguna entidad externa debe financiar nuestras elecciones”, dijo.

Una semana antes de las elecciones del 3 de noviembre de 2020, dos fundaciones relacionadas con la Asociación Nacional de Baloncesto donaron un total de 10,000 dólares para ayudar a la ciudad a instalar urnas para depositar las boletas de voto en ausencia en Flint (Michigan), una ciudad fuertemente demócrata.

Más de 470 municipios de Michigan recibieron subvenciones en 2020 del Center for Tech & Civic Life, una organización sin ánimo de lucro generosamente financiada por otras fundaciones y corporaciones, incluidos los gigantes tecnológicos Facebook y Google. Una gran parte de las denominadas subvenciones “COVID-19 Relief” ayudaron a los gobiernos locales a pagar los gastos relacionados con las elecciones tanto en zonas demócratas como republicanas de Michigan.

Roe dijo que espera una vehemente oposición a la campaña de petición de su grupo, financiada en gran parte con dinero de fuera del estado.

“Algunas de las organizaciones que se oponen a nosotros están diciendo abiertamente a los medios de comunicación que saldrán en masa para interrumpir a nuestros recolectores de firmas mientras trabajan en nuestras cabinas de recogida”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS