Provincia canadiense decide cerrar su Instituto Confucio

El ministro de Educación dice que el programa le da un rostro amigable a un régimen responsable de más muertes que cualquier otro en la historia
Por Omid Ghoreishi - La Gran Época
27 de Febrero de 2019 Actualizado: 27 de Febrero de 2019

TORONTO – La provincia canadiense de New Brunswick decidió echar al Instituto Confucio de China, y el ministro de Educación dijo que el objetivo del programa del instituto es ponerle una cara “amigable” a un régimen responsable de más muertes que cualquier otro en la historia.

El Ministro de Educación de New Brunswick, Dominic Cardy, dijo que el programa proporciona una visión “unidimensional” de China, influenciando a los estudiantes para que solo tengan una imagen positiva, reportó CBC.

“Su trabajo es crear una cara amigable y alegre por un gobierno que es responsable de más muertes que casi cualquier otro en la historia de nuestra especie”, dijo Cardy a CBC. “Y no creo que en un sistema educativo que se supone es el vehículo que transmite nuestros valores a la próxima generación, sea apropiado mostrar que estamos abiertos a un gobierno que se comporta de esa manera”.

Cardy dijo que cinco estudiantes que asistieron al Instituto Confucio (IC) se quejaron sobre el programa, diciendo que ciertos temas estaban prohibidos en las clases, como el asunto de Taiwán.

El Departamento de Educación de la provincia canadiense inició oficialmente su asociación con IC en 2008. Cardy dice que espera que el programa se termine en junio.

El Ministro de Educación de New Brunswick, Dominic Cardy, en una foto de archivo. (CC BY-SA 3.0)

Los Institutos Confucio están catalogados como programas culturales y educativos y son impulsados por Beijing para ser alojados por instituciones académicas en el extranjero. En Canadá, unas 10 instituciones educativas albergan actualmente a los IC.

Por lo general, los profesores y los planes de estudio de los IC son seleccionados y pagados por el régimen comunista chino.

Las agencias de inteligencia dicen que los institutos son utilizados por Beijing para ejercer influencia en el extranjero. En 2010, el entonces jefe del Servicio de Inteligencia y Seguridad de Canadá (CSIS), Richard Fadden, dijo que los IC están bajo el control de las embajadas y consulados chinos, y los vinculó con algunos de los esfuerzos del régimen para influir en la política de Canadá sobre China.

Michel Juneau-Katsuya, ex alto directivo del CSIS, dice que muchas agencias de contrainteligencia occidentales identificaron a los IC como “formas de agencias de espionaje” utilizadas por el régimen chino.

En los últimos años, otras instituciones de Canadá y de todo el mundo también cerraron sus asociaciones con los IC. En 2014, el Consejo Escolar del Distrito de Toronto decidió eliminar a los IC de las escuelas de la ciudad tras las protestas de la comunidad. Un año antes, la Universidad McMaster cerró su IC después de que China se negara a eliminar las cláusulas que violan los derechos humanos en sus prácticas de contratación de profesores que terminarían trabajando en Canadá. Una cláusula en el contrato de contratación de profesores del IC estipula que no pueden practicar Falun Dafa, una práctica de meditación espiritual severamente perseguida por el régimen chino.

La Universidad de Sherbrooke en Quebec también decidió cerrar el IC, y la Universidad de British Columbia y la Universidad de Manitoba rechazaron las ofertas de China para alojar el Instituto Confucio.

En Estados Unidos, la Universidad de Minnesota es una de las últimas instituciones educativas en anunciar recientemente el cierre de su IC, citando como motivo el cambio de prioridades así como la nueva política federal, reportó Minnesota Daily. Bajo la Ley de Autorización de la Defensa Nacional firmada el año pasado, el Departamento de Defensa de Estados Unidos tiene prohibido financiar programas en idioma chino ofrecidos por los IC.

Varias otras universidades estadounidenses también anunciaron el cierre de los IC en los últimos dos años, incluyendo las Universidades del Norte de Florida, Oeste de Florida, Sur de Florida, Universidad de Illinois Urbana-Champaign, Universidad de Texas A&M, Universidad de Iowa, Universidad de Rhode Island, Universidad de Michigan, y Universidad Estatal de Carolina del Norte. Anteriormente, la Universidad de Chicago y la Universidad Estatal de Pensilvania también cerraron sus IC.

Más universidades europeas también comenzaron a cerrar los IC, y la Universidad de Leiden en los Países Bajos se convirtió en la última en terminar su asociación con los institutos, anunciando su decisión el 19 de febrero.

En un informe publicado el año pasado, la Asociación Nacional de Académicos de Estados Unidos recomendó que todas las universidades cerraran sus IC, alegando preocupaciones sobre la libertad intelectual, la transparencia, la propensión a no dar una visión objetiva de China debido a las implicaciones financieras con China, y a su utilización como medio para promover el poder blando de China.

Canadá se encuentra actualmente en medio de una disputa diplomática con China, después de que Beijing detuviera a dos ciudadanos canadienses y aumentara la sentencia de prisión de otro a la pena de muerte. Esto sucedió después de que Canadá arrestara a la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, por una solicitud de extradición de Estados Unidos.

La semana pasada, un grupo político británico advirtió que los IC amenazan la libertad académica y difunden propaganda comunista china, y la legisladora Fiona Bruce pidió una revisión para evaluar si los institutos “representan una amenaza a la libertad académica, la libertad de expresión, otros derechos básicos y, por cierto, la seguridad nacional”.

El año pasado, el director del FBI, Christopher Wray, dijo que el buró está vigilando a los IC. “Compartimos las preocupaciones sobre los Institutos Confucio. Hemos estado observando los acontecimientos durante un tiempo”, dijo en una audiencia en el Senado de Estados Unidos en febrero de 2018.

***

Descubre a continuación

El Instituto Confucio es ‘peligroso’ y un ‘centro de espías’, dice un experto

TE RECOMENDAMOS