Proyecto de ley del COVID-19 de Biden amplía los subsidios del Obamacare que benefician a los ricos

Por Emel Akan
04 de Marzo de 2021
Actualizado: 04 de Marzo de 2021

WASHINGTON—Los demócratas se apresuran a aprobar el proyecto de ley de ayuda económica del presidente Joe Biden a mediados de marzo, en medio de dudas sobre el valor del paquete. Enterrada en el proyecto de ley de estímulo de USD 1.9 billones se encuentra una expansión de los subsidios de seguro del Obamacare, el cual podría proporcionar miles de dólares a las familias adineradas que han sido menos afectadas por la pandemia, según los críticos.

Los demócratas tienen como objetivo hacer que los subsidios de primas de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) estén disponibles para más personas hasta fines de 2022. También amplía el monto de esos subsidios para las personas actualmente elegibles.

La estructura revisada hace que los subsidios sean más grandes para las personas mayores y aquellos con ingresos más altos, según Brian Blase, investigador principal del Instituto Galen y exasistente especial del expresidente Donald Trump en el Consejo Económico Nacional.

El cambio propuesto en el plan, “aumenta imprudentemente los subsidios federales para el seguro médico de una manera que exacerba las inequidades fiscales, reemplaza sustancialmente el gasto privado con gasto público, reduce los incentivos para el trabajo y la productividad y aumenta significativamente los gastos de atención médica familiares y gubernamentales ya insostenibles”, escribió Blase en un informe.

Blase estimó que una familia de cuatro con un jefe de hogar de 60 años y un ingreso de USD 159,000 al año, calificarían para un subsidio anual de USD 15,868 bajo la propuesta demócrata.

El proyecto de ley de ayuda de Biden hace que los subsidios de Obamacare estén disponibles para más personas al eliminar el límite de ingresos sobre la elegibilidad para los subsidios. Actualmente, los subsidios están disponibles solo para personas con ingresos por debajo del 400 por ciento del nivel federal de pobreza: USD 51,520 para una persona y USD 106,000 para una familia de cuatro. La propuesta también reduce el gasto máximo de una persona en primas para la cobertura de referencia al 8.5 por ciento de los ingresos desde el 10 por ciento.

Eliminar el “abismo de los subsidios” beneficiaría a las personas que viven en estados con primas elevadas, según un informe de la Kaiser Family Foundation.

El informe muestra que una persona de 60 años con ingresos de USD 55,000 que vive en Wyoming, West Virginia, Dakota del Sur, Nebraska, Connecticut o Alabama vería un ahorro en la prima de más del 70 por ciento en un plan de referencia.

“Debido a que las primas de Obamacare aumentan con la edad, la mayor parte del beneficio de este cambio se acumulará en los hogares de 50 y 60 años, a menudo en sus años de ingresos máximos y con ahorros acumulados considerables”, según Chris Jacobs, experto en políticas de salud y CEO de Grupo de Investigación Juniper.

En un artículo del Federalist, Jacobs argumentó que la expansión del subsidio reduciría el incentivo para trabajar porque “algunos hogares pueden perder miles de dólares en subsidios de seguros si se sobrepasan por un dólar”.

El 2 de marzo, el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), se hizo eco en el Senado de las críticas planteadas por los expertos conservadores en políticas de salud y dijo que la estructura mejorada de subsidios “beneficiaría desproporcionadamente a las personas más ricas”.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.) rechazó las críticas y dijo que la disposición hará que los subsidios estén disponibles para las personas en el siguiente nivel de ingresos temporalmente.

“No se trata de riqueza”, dijo Pelosi, reprendiendo a los republicanos que lo llaman un subsidio para las personas adineradas.

“No deberían quejarse de que algunas personas ganen un poco más de dinero, obteniendo un subsidio”, dijo.

Pelosi también denunció la Ley Republicana de Reducción de Impuestos y Empleos de 2017, alegando que beneficiaba excesivamente a los ricos.

Se espera que el Senado de los Estados Unidos vote esta semana sobre el proyecto de ley de estímulo de USD 1.9 billones de la administración Biden. En la tarde del 4 de marzo, la vicepresidenta Kamala Harris resolvió un empate 50-50 para comenzar el debate en el Senado sobre la medida.

La Oficina de Presupuesto del Congreso estimó que la propuesta de ampliar los subsidios de la ACA durante dos años costaría USD 34,200 millones.

Pero eso es solo el comienzo, según la junta editorial de The Wall Street Journal.

“La política es tal que el beneficio nunca será revocado. Los subsidios más generosos serán capturados por las aseguradoras, que continuarán aumentando las primas, y el espectro de los altos costos empujará a los legisladores a intervenir nuevamente”, escribió el comité editorial del Journal el mes pasado.

Los críticos argumentan que una vez promulgada, habrá presión política para que la expansión temporal sea permanente, lo cual conducirá a un mayor costo presupuestario.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS