Proyecto de ley republicano de la Cámara retendría sueldos de miembros que voten de forma diferida

Por MASOOMA HAQ
29 de Mayo de 2020
Actualizado: 29 de Mayo de 2020

En su último esfuerzo por poner fin al voto por poder, un grupo de republicanos de la Cámara de Representantes presentó el jueves un proyecto de ley, “Ley de no paga por voto diferido”, que retrasaría el pago de los miembros que decidan votar por poder.

Dirigida por el representante Tedd Budd (R-N.C.) la legislación establece (pdf) que por cada día que un miembro elija votar de forma diferida o que un apoderado registre su presencia en la Cámara para una llamada de quórum, el jefe administrativo de la Cámara “retendrá el pago de un día y lo depositará en una cuenta de depósito en garantía”.

Al final del Congreso, la paga sería devuelta al representante, porque según la 27ª enmienda se considera inconstitucional retener la paga de los miembros.

“La externalización del deber de un miembro del Congreso es inconstitucional y errónea. No se debe permitir a los miembros de la Cámara enviar a alguien más para que realice su trabajo por ellos”, dijo Budd en una declaración.

“En el mundo real, si no te presentas a tu trabajo, no te pagan. El mismo principio debería aplicarse a los representantes de nuestro país. Si no vienen a trabajar, no deberían recibir su sueldo financiado por los contribuyentes”.

El cambio de las reglas de la Cámara ha sido controvertido desde que se aprobó a principios de mayo. Demócratas y republicanos han estado divididos sobre la constitucionalidad del voto por poder.

Los demócratas argumentan que la medida es necesaria para proteger la salud de los miembros y el personal durante la crisis, mientras que los republicanos se oponen al cambio porque dicen que rompe con la tradición y da demasiado poder a ciertos miembros.

“Los demócratas de la Cámara de Representantes ya se han aprovechado de su esquema de votación diferida. Esto es un abuso sobre el dinero de los contribuyentes. Los estadounidenses trabajadores no deberían pagar el precio de esta inconstitucional toma de poder”, dijo el viernes el representante Alex Mooney.

El Comité de Reglas de la Cámara defendió el viernes el voto por poder diciendo: “Las escuelas, empresas y gobiernos de todo el mundo se han adaptado durante esta crisis de salud. Por eso @HouseDemocrats (demócratas de la Cámara de Representantes) han implementado el voto diferido durante esta pandemia: porque la protección de la salud pública es nuestra principal preocupación”.

Mientras tanto, el líder de la minoría de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy (R-Calif.), quien presentó una demanda contra el voto diferido, dijo el jueves, “Casi un tercio de los demócratas de la Cámara de Representantes no se presentaron a trabajar esta semana. Pero aún así recibirán un cheque de pago. Una pareja incluso mintió para poder viajar por Florida para el lanzamiento de un cohete. Esto debería indignar a todo el mundo, incluyendo a los 50 millones de estadounidenses que se quedaron sin representación”.

McCarthy alega que las nuevas reglas son inconstitucionales (pdf) porque la Constitución requiere un “quórum”, de los legisladores para estar físicamente presentes para hacer su trabajo. Otros veinte miembros republicanos del Congreso y cuatro constituyentes figuran como codemandantes.

Los republicanos de la Cámara de Representantes presentaron la demanda contra la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-California), el 26 de mayo, en un esfuerzo por bloquear un sistema de votación diferida establecido que permite a los miembros votar en nombre de los demás durante la pandemia del virus del PCCh.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-California), abogó por el período de 45 días de “procedimientos remotos”, que incluiría la votación diferida en la Cámara de Representantes, permitiendo a los miembros que no pueden estar físicamente presentes en el Capitolio, debido a la pandemia del virus del PCCh, designar a otro legislador como su “apoderado” y emitir votos en su nombre.

Los republicanos Dan Bishop (N.C.), Andy Biggs (Ariz.), John Curtis (Utah), David Rouzer (N.C.), Bill Posey (Fla.) y Jack Bergman (Mich.) firmaron la”Ley de no paga por voto diferido”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

China: Toda información sobre el COVID-19 es “secreto de estado”

TE RECOMENDAMOS