Pueblo en España se convierte en un innovador refugio de ancianos

Por La Gran Época
15 de Agosto de 2019 Actualizado: 15 de Agosto de 2019

Pescueza, una localidad rural de Cáceres, en la Extremadura de España, se está convirtiendo en una residencia de ancianos y lo está haciendo de una manera innovadora.

El ayuntamiento instaló sistemas de televigilancia en las casas de los octogenarios residentes y un asistente les consulta en línea cada día si han tomado sus medicamentos o si tienen una necesidad.

Las personas de edad ahora tiene calles acondicionadas con un pasamanos para evitar caídas y cuando necesitan ir a algún lugar en particular, las autoridades les proveen un coche eléctrico con un conductor que los transporta donde lo necesitan.

La razón es que más de la mitad del pueblo, que el año pasado tenía censados a 168 habitantes, supera los 65 años con una gran cantidad de personas que rondan los 80, informa Hoy. 

“Lo que estamos queriendo construir es un modelo diferente de cuidado a las personas mayores”, declaró Constancio Rodríguez, presidente de “Amigos de Pescueza, a DW.

“La fragilidad de la administración para mantener el sistema de bienestar es evidente. Una residencia cuesta una cantidad de dinero y acá les cuesta un cuarta parte”, añadió.

Lo más notable, de acuerdo a un reporte de Antena 3, es que el ayuntamiento había pasado un largo período de hasta 17 años si ningún nacimiento.

Para evitar la despoblación, el alcalde José Vicente Granado con el lema “quédate con nosotros”, comenzó a ofrecer hace casi una década mejores oportunidades de vida a sus residentes mayores.

“Queríamos romper con la forma tradicional de cuidar a nuestros ancianos y que su última etapa no la pasaran en una residencia alejada de su pueblo, sino en su propio hogar, en sus calles, en su plaza de toda la vida”, dijo Granado a Hoy, en 2018.

La tarea no era fácil. Muchos ancianos no podían valerse por sí solos.

Pareja de ancianos. (Wikimedia Commons)

“Es un tema complicado de solucionar, hay personas que tienen 90 años y sus hijos viven en Cáceres, Madrid o Barcelona. Ellos no quieren irse de sus casas pero tampoco tienen la capacidad física para valerse por sí mismos”, añade el alcalde.

Además de instalar los sistemas de videovigilancia en las casas, estas cuentan con alarmas para los casos de emergencia y un centro de asistencia que se ocupe.

“Los llevamos al consultorio médico, a la iglesia a misa al centro a sus casas y a la tienda incluso”, dice a DW, la conductora que transporta a los ancianos.

La comuna también es conocida también por preocuparse de los jóvenes y organiza cada año el Festivalino, conocido como el festival musical ‘más pequeño del mundo’ que en primavera atrae a miles de adolescentes.

El Ayuntamiento ha logrado de esta manera generar nuevos puestos de trabajo trayendo a nuevas familias, por lo que espera que crezca el número de población.

“La situación se había complicado un poco en el caso nuestro en Cataluña donde estábamos y decidimos cambiar de aire, hacer un cambio radical y el cambio fue venir a un pueblo. Hemos acertado”, dice un nuevo residente de Pescueza que llegó hace unos años. “Hemos traido a nuestra hija y estamos súper felices”.

***

Le puede interesar

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS