¿Qué objeto oscuro oculta el anillo de Einstein? El Telescopio ALMA lo descubre

04 de Mayo de 2016 Actualizado: 04 de Mayo de 2016

Gracias al análisis de la imagen de la lente gravitacional SDP.81 captada por el telescopio ALMA, un grupo de astrónomos descubrió una galaxia enana en el halo de otra de mayor tamaño.

Dicha lente gravitacional es un fenómeno comúnmente conocido como “anillo de Einstein” y está predicho en la teoría de la relatividad general del físico con ese nombre. Aquí fue que los astrónomos hallaron leves distorsiones, lo que indica la existencia de una galaxia jamás vista hasta ahora.

Según el Observatorio Nacional de Radioastronomía (NRAO, por sus siglas en inglés), la nueva galaxia se sitúa a alrededor de 4.000 millones de años luz.

“Las lentes gravitacionales se producen cuando una galaxia masiva o un cúmulo de galaxias curvan la luz emitida por una galaxia más distante y producen una imagen considerablemente amplificada, pero igualmente distorsionada”, informa RT.

“Podemos detectar estos objetos invisibles de la misma manera que se pueden ver gotas de lluvia en una ventana. Sabes que están ahí porque distorsionan la imagen de los objetos de fondo”, explicó el astrónomo Yashar Hezaveh de la Universidad Stanford (California, EE.UU.), que dirigió el estudio publicado en el recurso en línea para prepublicaciones de artículos científicos arxiv.org.

El análisis

Los científicos de la Universidad Stanford utilizaron los datos de cientos de computadoras que operaron durante varias semanas. Entre ellas se encontraba Blue Waters, la supercomputadora más potente de la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos.

Luego de procesar la información se obtuvo una imagen sin precedentes del halo de la galaxia-lente, una zona que se ve alrededor de la galaxia y carece casi completamente de estrellas.

Los astrónomos suponen que la causa de esta anomalía gravitacional podría ser un satélite extremadamente tenue de la galaxia-lente, dominado por la materia oscura. Esto se desprende a la relación con la galaxia mayor, la masa estimada y la ausencia del equivalente óptico.

Supuestamente, la mayoría de las galaxias tienen galaxias enanas parecidas a ella. Sin embargo, pocas de estas han sido identificadas, incluso dentro de la Vía Láctea, donde solo se detectaron 40 de los cientos de objetos satélites que debería haber según los modelos teóricos.

Artículo original aquí

TE RECOMENDAMOS