Estrellas fugaces: qué son y consejos para disfrutar de este espectáculo celeste

04 de Noviembre de 2016 Actualizado: 07 de Noviembre de 2016

Según los científicos del espacio, esas líneas momentáneas de luz que surcan el cielo nocturno, a las que normalmente llamamos “estrellas fugaces” o “lluvia de estrellas” son causadas por pequeñas partículas de cometas, asteroides y otros cuerpos que golpean la atmósfera de la Tierra a una velocidad muy alta y se desintegran en destellos de luz.

El director de la Oficina del Programa de Objetos Cercanos de la NASA en Pasadena, California, Don Yeomans, explicó: “hay un montón de rocas espaciales entrando en nuestra atmósfera cada día, pero tomando en cuenta que la mitad del mundo está en la oscuridad en un momento dado y dos tercios de eso es sobre el agua donde casi nadie vive”.

Asimismo advirtió que el clima y las condiciones de iluminación de la ciudad donde vive la mayoría de la gente, son menos propicios para la observación de meteoros.

Las estrellas fugaces o lluvia de meteoros, en definitiva, es el  final del paso de un cometa al interior del sistema solar. Cada vez que una de estas grandes gotas de hielo y polvo se adentra en los confines internos relativamente ardientes del sistema solar (llamado pasaje del perihelio), los rayos del sol desintegran parte de su superficie congelada, liberando partículas de polvo.

Cada oscilación a través del  sistema solar interno  por un cometa puede dejar trillones de partículas pequeñas en su estela. Si la órbita de la Tierra se cruza con este rastro de escombros, el resultado es una lluvia de meteoros.

“Los restos de cometas que resultan en lluvias de meteoros pueden ser de cometas que ocurrieron cientos de años atrás”, dijo Yeomans. Por ejemplo, sabemos por la similitud de sus órbitas que las lluvias de Gemínidas que ocurren cada diciembre resultan de los escombros de un cometa muerto llamado 3200 Phaethon.

Junto con la fuente de los Gemínidas, los astrónomos saben que el cometa C / 1861 G1 Thatcher suministró las partículas para los Líridas de abril; el famoso cometa Halley es responsable tanto de Eta Acuáridas de mayo como de Oriónidas de octubre; el cometa 55P / Tempel-Tuttle produjo las Leónidas de noviembre; y 109P / Swift-Tuttle es el origen de la lluvia más famosa de todos ellos, Perseidas de agosto.

[insert page=’donde-y-como-ver-la-impactante-lluvia-de-estrellas-liridas’ display=’template-relacionadas.php’]

Todos los nombres de las lluvias enumeradas se asocian al de una constelación. Por ejemplo, los meteoros durante una lluvia de meteoros Leónidas aparecerán como originarios de la constelación de Leo.

Las partículas de lluvia de meteoros viajan a través del espacio a la misma velocidad relativa y en trayectorias paralelas. Cuando son absorbidos por la gravedad de la Tierra y se iluminan en nuestra atmósfera, un espectador en el suelo notaría que parecen irradiar desde un solo punto en el cielo. El nombre de una lluvia se asocia generalmente con la constelación más cercana en el cielo a ese solo punto en el momento del máximo de la lluvia.

Lluvia de Líridas. (Youtube.com)
Lluvia de Líridas. (Youtube.com)

“Por lo general, las primeras noches de una lluvia de meteoros tienen una actividad ligera”, dijo Yeomans. “Entonces, el número de meteoros puede aumentar drásticamente a medida que la Tierra se acerca a la parte más densa de la corriente. Después de alcanzar un máximo en unas pocas horas a unas pocas noches, disminuye de nuevo a un nivel donde no se puede distinguir de la actividad normal de una noche de meteoritos.

“El final de la línea para una partícula desde el espacio puede ser una gran oportunidad para los científicos de estudiar la naturaleza de los cometas”, dijo Yeomans. “Pero es más que eso, es un gran recordatorio de que lo que vivimos es esencialmente una gran nave espacial que viaja a través del sistema solar y que interactúa con muchas de sus partes y como entretenimiento gratuito, no se puede superar”.

Algunos consejos para disfrutar de espectáculos celestes de estrellas fugaces:

  1. Es importante alejarse lo más posible de la contaminación lumínica urbana y encontrar un lugar con una visión clara y despejada del cielo nocturno, para maximizar el número de meteoros que verá.
  2. Una vez que llegue a su ubicación de visualización, busque la parte más oscura del cielo que puede encontrar, ya que los meteoros pueden aparecer en cualquier lugar por arriba.
  3. Guardar el telescopio o binoculares. El uso de ambos reduce la cantidad de cielo que se puede ver a la vez, reduciendo las probabilidades de que no se observe nada, sólo la oscuridad. En su lugar, deje que sus ojos vean directamente el cielo y que no mire en ningún punto específico.
  4. Evite mirar su teléfono celular o cualquier otra luz. Ambos destruyen la visión nocturna. Si tienes que mirar algo en la Tierra, usa una luz roja. Algunas linternas tienen filtros intercambiables prácticos. Si usted no tiene uno de ellos, siempre se puede pintar el filtro transparente con el esmalte de uñas rojo.
  5. Todas estas lluvias se disfrutan mejor en las horas después de la medianoche.
TE RECOMENDAMOS