La triste razón por la que los masajes con elefantes son la peor decisión de los turistas en Tailandia

Por Louise Bevan
04 de Octubre de 2019
Actualizado: 04 de Octubre de 2019

En los últimos años, la moda del “masaje de elefantes” se ha extendido por toda Tailandia y otras partes de Asia ha llegado a lo más alto en la listas de deseos de los turistas. Sin embargo, hay un incentivo muy serio y desgarrador para no subirse al carro.

Los defensores del bienestar animal están instando a todos los turistas a boicotear los masajes con elefantes porque la novedad tiene un precio muy alto: el bienestar del elefante.

Los masajes con elefantes involucran a los turistas acostados boca abajo mientras que un elefante, guiado por un “mahout” o entrenador, te da palmaditas en la espalda usando su trompa y sus pies. Sin embargo, los activistas han condenado esta práctica aduciendo que la mayoría de los elefantes han sido arrebatados de sus madres cuando eran bebés y sometidos a un régimen de entrenamiento brutal.

“Los turistas pueden pensar que actividades como montar en elefante no hacen daño”, dijo a The Dodo el Dr. Jan Schmidt-Burbach, asesor veterinario y de vida silvestre de Protección Animal Mundial (WAP). “Pero la brutal verdad es que romper el espíritu de estos animales hasta el punto de permitir que los humanos interactúen con ellos implica crueldad en todo momento”.

Un elefante masajea a una mahout mientras actúa para los turistas en el campamento de elefantes de Mae Sa en la provincia de Chiang Mai, Tailandia, en el 2010. (PORNCHAI KITTIWONGSAKUL/AFP/Getty Images)

Un informe de la AMP del 2017 sobre 2923 elefantes utilizados en lugares turísticos de toda Asia, compilado por Jan, describió en detalle el régimen de formación conocido como “pahjaan” o “crush”.

“Típicamente, la cría es separada de su madre a una edad temprana”, dice el informe. “Luego será sujetado con cadenas o cuerdas y se le impedirá moverse a menos que se lo ordene el entrenador o el mahout. A menudo no tiene espacio para sentarse”.

“A continuación, el elefante se ve obligado a aceptar a una persona que se monta en su cuello y a reaccionar ante las señales dadas”, continuó Jan. “En muchos casos, se inflige dolor severo para acelerar el proceso, incluyendo apuñalar con ganchos u otras herramientas para establecer el dominio sobre el elefante”.

Según el informe, todas las tácticas de entrenamiento están “basadas en el principio de establecer el dominio sobre el elefante”. Algunos elefantes no llegan vivos al final.

De los que sobreviven, los elefantes lo suficientemente sumisos para actuar lo harán para los turistas. Muchos mahouts emplean ganchos afilados para mantener a sus elefantes bajo control.

Según National Geographic, hay el doble de elefantes en el turismo de Tailandia que en todos los demás países asiáticos juntos. Por ley, los elefantes son clasificados como ganado en Tailandia.

elefante-masaje
Imagen ilustrativa. (Ra17/Shutterstock)

Los turistas han sido seducidos durante mucho tiempo por la novedad de los masajes con elefantes. Sin embargo, el Elephant Nature Park, en el norte de Tailandia, es un modelo de cambio y una oportunidad para que los turistas disfruten de ver elefantes en su hábitat natural.

El centro de rescate y rehabilitación de elefantes ha participado en docenas de rescates de elefantes. Jan describió estos santuarios como “faros de esperanza” para el futuro.

El propietario del Elephant Nature Park, Lek, incluso inició un programa de extensión para ayudar y alentar a los mahouts del norte de Tailandia a proporcionar atención médica básica y alimentos nutritivos para sus elefantes.

elefante-masaje
Imagen ilustrativa. (kikujungboy/Shutterstock)

A mayor escala, un programa de auditoría introducido en el 2017 tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los elefantes empleados en la industria del turismo. Captive Elephant Welfare Initiative (Iniciativa para el Bienestar de Elefantes en Cautiverio) hace cumplir inspecciones detalladas y regulares para cualquier campamento de elefantes tailandés que desee obtener la certificación.

Según The New York Times, hasta el verano del 2019, el programa ha auditado 20 campamentos de elefantes en Tailandia para verificar su cumplimiento hasta ahora, incluyendo la introducción de un salario digno para los mahouts que dependen de los elefantes para su sustento.

“La mayoría de los turistas se inscriben en experiencias con elefantes porque les encantan los animales salvajes y no saben de la crueldad detrás de los paseos, los trucos y las oportunidades fotográficas”, explicó Jan.

“Si la gente supiera los hechos, entonces no participarían en actividades crueles con elefantes”, agrega. “El mejor lugar para ver un elefante es en la naturaleza, o en un santuario de elefantes genuino”.

elefantes
Imagen ilustrativa. (j.wootthisak/Shutterstock)

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Cuando la abuela trata de ayudar a acomodar la nueva secadora… no termina muy bien

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS