Reabren clínicas de aborto en Indiana tras bloqueo de juez a veto estatal que duró una semana

Por Mimi Nguyen Ly
25 de Septiembre de 2022 8:05 PM Actualizado: 25 de Septiembre de 2022 8:05 PM

Las clínicas de aborto de Indiana se están preparando para reanudar los abortos después de que una juez bloqueó la prohibición, casi total al aborto en el estado, solo una semana después de que entrara en vigencia.

El 22 de septiembre, la jueza del condado de Owen, Kelsey Hanlon, emitió una orden judicial preliminar (pdf) contra la nueva ley de Indiana, que prohíbe el aborto, y la suspendió temporalmente en el marco de un litigio activo.

Los operadores de clínicas de aborto habían argumentado en la demanda, que impugnaba la prohibición al aborto del estado, que viola la constitución estatal y que la constitución del estado protege el acceso al aborto. La demanda fue presentada el 31 de agosto (pdf) por la Unión Americana de Libertades Civiles de Indiana, que representa a los operadores de las clínicas de aborto.

“Hay una probabilidad razonable de que esta restricción significativa a la autonomía personal ofenda las garantías de libertad de la Constitución de Indiana y los demandantes prevalecerán en el fondo en cuanto a su reclamo de que S.B. l viola el Artículo I, § 1 de la Constitución de Indiana”, escribió Hanlon en su orden.

Hanlon escribió que la constitución de Indiana “es más explícita [que la Constitución de Estados Unidos] en su afirmación a los derechos individuales y [en] su limitación a la intromisión del poder legislativo en asuntos personales”.

También escribió que existe “una probabilidad razonable” de que las decisiones sobre planificación familiar, que incluyen “decisiones sobre llevar el embarazo a término”, estén protegidas por la constitución estatal.

La orden significa que por ahora el aborto es legal en Indiana hasta las 20 semanas de embarazo, pero sigue sujeto a otras regulaciones preexistentes, como los requisitos para dos viajes separados a un proveedor de aborto, un ultrasonido, consentimiento informado y más.

La prohibición al aborto de Indiana, también conocida como SB1, entró en vigencia el 15 de septiembre. La legislación fue aprobada por la Legislatura de mayoría republicana de Indiana y promulgada por el gobernador, Eric Holcomb, el 5 de agosto. La medida convirtió a Indiana en el primer estado en introducir una estricta prohibición a los abortos desde que la Corte Suprema de Estados Unidos revocó el 24 de junio el caso Roe vs Wade.

SB1 prohíbe todos los abortos, excepto en el caso de incesto, violación, diagnóstico de anomalía fetal letal o en circunstancias en las que se determine que el aborto es necesario para proteger la vida y la salud física de la madre. Las excepciones de violación e incesto se limitan a 10 semanas después de la fertilización; y en tales casos, las víctimas no estarían obligadas a firmar una declaración jurada notariada que acredite un ataque.

La legislación también prohibía a las clínicas de aborto brindar cualquier otro servicio relacionado con el aborto y solo permitía que los hospitales o centros quirúrgicos ambulatorios de propiedad de los hospitales ofrecieran tales servicios. Como tal, las siete clínicas de aborto de Indiana perderían sus licencias estatales bajo la nueva prohibición al aborto antes de la orden de Hanlon, el 22 de septiembre.

Planes estatales para apelar la decisión

En una declaración conjunta, los operadores de las clínicas de aborto, incluidos Planned Parenthood y Whole Woman’s Health, dijeron que estaban “agradecidos” por la decisión de la juez, pero señalaron: “Esta lucha está lejos de terminar”.

El fiscal general de Indiana, Todd Rokita, respondió a la orden de Hanlon en un comunicado. “Planeamos apelar y continuar defendiendo la vida en Indiana. Nuestra oficina sigue decidida a luchar por la vida de los no nacidos y esta ley proporciona una forma razonable de comenzar a hacerlo”.

La oficina de Rokita había argumentado que la juez debería ratificar la prohibición estatal al aborto. Dijo que los argumentos en contra de la prohibición se basaban en un “derecho al aborto novedoso, no escrito e históricamente sin respaldo” en la constitución estatal.

“El texto constitucional no menciona en ninguna parte el aborto, e Indiana ha prohibido o regulado fuertemente el aborto por ley desde 1835, antes, durante y después del momento en que se redactó, debatió y ratificó la Constitución de Indiana de 1851”, dijo su oficina en una presentación judicial.

Antonio Marchi, director ejecutivo de Right to Life of Michiana, dijo en un comunicado que el grupo está “decepcionado al saber que aproximadamente 23 vidas no nacidas se perderán cada día que este mandato judicial permanezca en vigor, y esperamos que sea temporal y breve”, informó WNDU.

A pesar de la actual situación en Indiana, la prohibición al aborto en cualquier momento del embarazo está vigente en 12 estados liderados por republicanos.

Con información de Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.