Recibe un ramo de flores de su papá fallecido cada cumpleaños, pero esta vez con una emotiva nota

Por La Gran Época
18 de Febrero de 2019 Actualizado: 24 de Febrero de 2019

Un padre que murió en 2013 de cáncer de páncreas quería que su hija menor supiera que su amor por ella persistiría. Presintiendo su muerte, el padre planeó que le llegaran flores cada año en su cumpleaños después de su partida. Pero en su 21 cumpleaños, el ramo vino con una nota especial.


En 2017, Bailey Sellers, entonces de 21 años, estudiante de la Universidad del Este, en Tennessee, compartió en su Twitter que recibe flores de su difunto padre cada año en su cumpleaños desde que tenía 17 años. Ella dijo que él hizo los arreglos para que los regalos florales de cumpleaños continuaran hasta que ella cumpliera 21 años.

Recibió su último ramo de flores, un ramo de color púrpura y blanco, dos días antes de cumplir 21 años, el 26 de noviembre de 2017. Junto con el ramo vino una nota que decía, “Bailey, esta es mi última carta de amor para ti hasta que nos volvamos a ver. No quiero que derrames otra lágrima por mí, mi niña, porque estoy en un lugar mejor”.

Su padre, Michael Sellers, tenía 56 años y cuatro hijos cuando murió de cáncer de páncreas, el 25 de agosto de 2013. Bailey, que era estudiante de secundaria en Knoxville, Tennessee, optó por la educación en el hogar para ayudar a su madre, Kristy y para estar cerca de su padre.

Ella comentó, “Empecé a estudiar en casa para poder ayudar a mi madre porque él ya no podía trabajar”, padre e hija forjaron un profundo vínculo durante esos tiempos difíciles.

Bailey recordó que cuando cumplió 17 años recibió un ramo de flores moradas con rosas rojas y una rosa blanca, tres meses después de su muerte. Con ella venía una nota que decía: “Yo te amé primero, ¡feliz 17! Con amor, papá”. También se enteró de que recibiría flores por su cumpleaños hasta que cumpliera 21 años, como muestra de su eterno amor.


Kristy dijo que sabía del plan de su esposo de enviar las flores a Bailey.

“Estábamos sentados en el sofá y fue un mes antes de que falleciera y dijo que ya estaba hecho”. “Él dijo, ‘Voy a hacerlo hasta que cumpla 21 años. Y si está casada, pídele a su pareja que le envíe flores en recuerdo mío”, recordó Kristy.

La mamá de Bailey agregó que Michael también hizo arreglos similares para todos sus hijos, cuyas edades van de los 21 a los 33 años.


Cada uno recibiría un pañuelo bordado, por el cual Miguel había rezado antes de su muerte. Pidió a sus dos hijas mayores, Morgan y Abigail, ambas de 25 años, que pusieran los pañuelos en sus ramos de novia cuando se casaran.

Bailey recordó que fue un padre maravilloso y desinteresado. “Era mi mejor amigo. Lo admiraba tanto. Era una gran persona en general”, concluyó con orgullo y emoción.

Un papá militar le da el mejor regalo de cumpleaños a su niña

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS