Parece un recién nacido pero tiene 3 años, esta es la condición que provoca su diminuto tamaño

Por Louise Bevan
27 de Julio de 2019 Actualizado: 28 de Julio de 2019

Muchos objetos caben cómodamente en las palmas de las manos. Manzanas, monedas, naipes… pero no bebés. Por lo menos no un bebé recién nacido de aproximadamente 3 kg.

Matthew Riddle III, de Louisville, Kentucky, nació un poco diferente. Con un peso al nacer de alrededor 510 g, el bebé realmente podía caber en las palmas de las manos amorosas de su mamá y papá.

Pero no era un “prematuro”. La historia de Matthew es aún más extraordinaria.

Avanzamos siete meses y el pequeño Matthew pesaba alrededor de 1 kg. Te perdonarían por pensar que era un recién nacido, y mucha gente lo hizo. WLKY-TV se reunió con los padres del bebé para hablar sobre su diagnóstico único y su increíble viaje desde la UCIN a una vida familiar más sana y feliz.

Los médicos primero notaron que algo no estaba bien cuando la futura mamá Jenevieve Cook estaba embarazada; el bebé fue inducido después de solo 28 semanas. El bebé Matthew nació y pasó 98 días en la UCIN, pero sus afligidos padres no eran los más sabios.

“Antes de que nos dieran el alta, dijeron que tenía microcefalia”, dijo Jenevieve. “Nos dijeron que Matthew no viviría mucho tiempo”, continuó, tristemente, “que no esperáramos el beneficio de la vida”.

Sin embargo, dos meses después, la familia obtuvo respuestas; el diagnóstico de Matthew fue MOPD Tipo 2, una rara forma de enanismo primordial. “Nos dijeron que Matthew caminaría, que hablaría, que iría a la escuela”, dijo Jenevieve. “Solamente sería extraordinariamente pequeño”.

Los diligentes padres rápidamente idearon una solución de ropa para su valiente hombrecillo. Vistieron a Matthew con ropa hecha para muñecas y osos de peluche “Build-A-Bear”; la ropa le quedaba bien, y su bebé estaba más cómodo de lo que estaría usando ropa hecha para recién nacidos que todavía era demasiado grande.

“Tenemos: ‘¿Nació hace 5 minutos?'” Jenevieve compartió, refiriéndose a las respuestas que su pequeño acumuló en los primeros meses. Extraños sin tacto comenzaron a preguntar si Matthew había nacido prematuro. Incluso se aventuraron, sin rodeos: “¿Por qué es tan pequeño?”.

El bebé recibió tratamiento en Delaware, pero no pasó mucho tiempo antes de que la familia fuera enviada a California para someterse a una cirugía de cráneo; Matthew había sido diagnosticado con moyamoya, un trastorno cerebrovascular progresivo causado por arterias bloqueadas en el cerebro.

El bebé estaba en riesgo de derrames y de aneurisma cerebral, y el tiempo era esencial.

“Tenemos mucha gente que nos anima y que es amable”, dijo Jenevieve al canal de noticias. “Pero también tenemos un montón de gente que es increíble. Se sorprenden cuando lo ven”.

La familia se unió en torno a su valiente hijo y sus múltiples cirugías, pero pronto se vieron agobiados por las preocupaciones financieras. Crearon una página GoFundMe para ayudar a pagar los crecientes tratamientos médicos de Matthew, y hasta la fecha, la página ha recibido con gratitud USD 19.000 para alcanzar una meta de USD 30.000.

“Matthew será como todos los demás”, afirmó su querida madre. “Estará ahí fuera lanzando la pelota como un niño normal, es muy pequeño”. La familia de Matthew continúa compartiendo su inspiradora historia de supervivencia con la esperanza de que otros aprendan a aceptar la diferencia.

La familia de Matthew, incluyendo dos hermanos mayores que le apoyan, está tratando de asegurarse de que el niño crezca sintiéndose normal, capaz, feliz y aceptado.

“No hay nada malo en ser diferente”, confirmó Jenevieve.

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS