Régimen chino tendría “mucho que perder” si intenta tomar Taiwán, dice representante Ted Yoho

Por Cathy He
14 de Enero de 2020 Actualizado: 14 de Enero de 2020

El régimen chino no tendrá nada que ganar si trata de unir por la fuerza a Taiwán con el continente, dijo el representante Ted Yoho (R-Fla.) días después de la reelección de la presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, que promueve una postura más dura contra Beijing.

Tsai, del Partido Progresista Democrático (DPP), obtuvo una rotunda victoria el 11 de enero, derrotando a su principal rival Han Kuo-yu del partido Kuomintang (KMT), que favorece los lazos amistosos con el continente, por un margen de casi un 20 por ciento.

Su victoria fue vista como una firme reprimenda al régimen chino, que considera a Taiwán como parte de su territorio, a pesar de que la isla autogobernada tiene su propio sistema político, militar y económico.

“El pueblo de Taiwán ha hablado muy sucintamente, muy claramente, de que quiere tener su soberanía, su autogobierno”, dijo Yoho en un evento organizado por la Fundación Heritage en Washington el 13 de enero, donde analizó los resultados de las elecciones.

En una respuesta estridente a la reelección de Tsai, el principal diplomático de Beijing, Wang Yi, en comentarios realizados por el Ministerio de Relaciones Exteriores de China, advirtió que “los que dividieron al país estarán condenados a dejar un hedor durante 10,000 años”, añadiendo que “la reunificación a través del Estrecho de Taiwán es una inevitabilidad histórica”.

El régimen chino nunca ha descartado el uso de la fuerza militar para reclamar a Taiwán como suyo. También propone unificar la isla bajo el marco de “un país, dos sistemas”, que actualmente se utiliza para gobernar Hong Kong y Macao, una opción a la que se oponen firmemente tanto el DPP como el KMT.

China “tendrá mucho que perder” si intenta tomar Taiwán, dijo Yoho. “Forzará un contragolpe internacional con países y compañías que quieran despojarse de China”.

El congresista añadió que Beijing, en sus tratos con Taiwán, debería aprender de las actuales manifestaciones prodemocracia en Hong Kong. Durante más de seis meses, la ciudad ha estado envuelta en protestas contra la creciente interferencia del régimen chino en la ciudad. Muchos están enojados por lo que consideran una violación de la promesa del régimen de mantener la autonomía de la ciudad bajo la fórmula de “un país, dos sistemas”.

“Si se amenaza la libertad, la democracia y la soberanía de uno, se pagará un enorme precio”, dijo Yoho.

Bonnie Glaser, directora del Proyecto de Energía China del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington, predijo que es poco probable que el régimen utilice la fuerza militar en el futuro próximo.

“Los riesgos son altos”, dijo Glaser en el evento. “No es solo cuestión de apoderarse de Taiwán, es cuestión de mantenerlo. Es cuestión de ganarse al pueblo de Taiwán”.

Añadió que Beijing también podría “enfrentarse a una insurgencia masiva” si optara por recurrir a la fuerza.

“Mira lo que pasó en Hong Kong. Al menos tenemos que hacernos la pregunta: ¿luchará el pueblo de Taiwán por su propia soberanía e independencia? Personalmente creo que lo harían”, dijo Glaser.

Mientras tanto, es probable que el régimen aumente la presión sobre Taiwán, incluyendo la continuación de la caza furtiva de sus aliados diplomáticos y el incremento de las incursiones militares en el estrecho de Taiwán, añadió.

Glaser señaló que hasta ahora Beijing no ha hecho mucho para perjudicar la economía de Taiwán, excepto limitar la cantidad de turistas chinos en la isla. Sin embargo, el régimen puede buscar otros medios para hacerlo, si “cree que un pobre desempeño económico ayudará a evitar que el DPP se mantenga en el poder”.

En cuanto a la insistencia del régimen en usar “un país, dos sistemas” como modelo para absorber a Taiwán, Walter Lohman, director del Centro de Estudios Asiáticos de la Fundación Heritage, dijo al medio afiliado de La Gran Época, NTD, que era poco probable que los resultados de las elecciones cambiaran la postura de Beijing.

“‘Un país, dos sistemas’ (…) ha estado muerto durante mucho tiempo [en Taiwán]”, dijo Lohman, añadiendo que la idea “nunca vivió realmente” excepto en las mentes de los líderes del Partido Comunista Chino (PCCh) en Beijing.

Es poco probable que los líderes del PCCh se aparten de este marco porque “están en su propia burbuja”, dijo.

“Están pensando en estas cosas en sus propios términos sin suficientes referencias externas, y sin una burocracia que realmente tenga la capacidad de desafiar la sabiduría convencional sobre esto”.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET

*****

Mire a continuación:

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS