Reportaje: Esposa de exdiplomático chino hace huelga de hambre tras ser encarcelada por su fe

Por Sophia Lam
15 de Octubre de 2023 11:46 AM Actualizado: 15 de Octubre de 2023 11:46 AM

La esposa de un excónsul adjunto chino en Melbourne ha estado en huelga de hambre durante más de 20 días. Protesta contra el encarcelamiento ilegal que sufre debido a sus creencias, según un informe de Minghui.

He Xiaoling, de 66 años, fue secuestrada cuando estaba en su casa el 8 de septiembre de 2023 y recibió una sentencia a un año y ocho meses de prisión después de un juicio a puerta cerrada ese día, por su creencia en Falun Gong, según el informe.

Residente de la ciudad de Leshan, en la provincia de Sichuan, suroeste de China, la Sra. He fue reportera del Sichuan Business Daily y luego empleada del Comité de Gestión del Buda Gigante de Leshan. El Buda Gigante de Leshan es patrimonio de la humanidad.

El encarcelamiento de la Sra. He se produjo como resultado de haber entregado folletos de Falun Dafa a la comisaría de Luexin el 2 de noviembre de 2022, cuando la policía la secuestró y luego la detuvo en la comisaría de Suji. Al mismo tiempo, la policía local saqueó su casa sin una orden de registro y se llevó una computadora portátil, cinco reproductores de música, nueve calendarios con mensajes de Falun Gong y otros objetos de valor.

Falun Gong, una antigua práctica china de cuerpo y mente basada en los principios morales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia, con cinco ejercicios suaves y de movimiento lento, se presentó al público a principios de la década de 1990 y pronto se hizo popular en China por sus importantes beneficios físicos y mentales. Se informó que a finales de los años 1990 entre 70 y 100 millones de chinos practicaban Falun Gong en todo el país.

El Partido Comunista Chino (PCCh) comenzó a difamar y reprimir la práctica en 1999 debido a su popularidad. Desde entonces, el régimen comunista ha estado persiguiendo a los practicantes de Falun Gong acosándolos, acechándolos, monitoreándolos, deteniéndolos, arrestándolos y torturándolos brutalmente, e incluso sustrayendo órganos a practicantes de Falun Gong, matándolos en el proceso.

Para detener la persecución, los practicantes de Falun Gong han estado repartiendo folletos y otros materiales al público en general, a los funcionarios del PCCh, al personal legal y judicial y a la policía, brindando a la gente la verdadera información sobre la práctica espiritual y los beneficios que les ha brindado. Los practicantes de Falun Gong son detenidos, encarcelados y torturados por repartir folletos informativos sobre la persecución que sufren, lo que los practicantes de Falun Gong llaman “aclaración de la verdad”.

Una niña y su madre reparten folletos sobre la práctica de Falun Dafa en Nueva York, el 20 de septiembre de 2016. (Larry Dai/The Epoch Times)

La Sra. He hace parte de los practicantes de Falun Gong que le dicen la verdad a la gente, y las autoridades locales y la policía la han estado reprimiendo por sus creencias y por repartir panfletos de aclaración de la verdad.

Fue puesta en libertad bajo fianza horas después de ser secuestrada el 2 de noviembre del año pasado.

El 8 de septiembre de 2023, varios agentes de la policía local la llevaron desde su casa a un tribunal local, donde fue inmediatamente declarada culpable y condenada a 20 meses de prisión. Luego la llevaron a un centro de detención local.

Ni la Sra. He ni su familia fueron notificados con antelación sobre la audiencia judicial.

Abogado chino: La condena y el encarcelamiento que recibió la Sra. He son ilegales

“La libertad de creencia, o el derecho a creer, está previsto en la constitución china y en la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas”, dijo Wu Shaoping, un abogado chino que ahora reside en Estados Unidos.

El artículo 36 de la Constitución de China establece: “Los ciudadanos chinos tienen libertad de creencias religiosas. Ningún órgano estatal, organización social o individuo obligará a los ciudadanos a creer o no en ninguna religión, y no discriminará a los ciudadanos que crean o no crean en ninguna religión”.

El Sr. Wu dijo que la condena a la Sra. He va en contra de la ley china y de los derechos humanos.

“La sentenciaron a prisión solo por contarle a la policía sus creencias. Esto demuestra que el régimen comunista ha privado completamente a los ciudadanos chinos de su libertad de creencia”, afirmó el Sr. Wu.

Recreación de policías utilizando un método de tortura de alimentación forzada, contra un practicante de Falun Gong. El caso ocurrió en el centro de detención del distrito de Hongqiao, en Tianjin, China. (Cortesía de Minghui.org)

“Además, tiene derecho a expresarse; sólo les estaba diciendo la verdad”, añadió el Sr. Wu.

“El PCCh no tiene derecho a privar a los ciudadanos chinos de estos derechos humanos básicos”, le dijo el Sr. Wu a la edición en chino de The Epoch Times el 12 de octubre.

El marido y la hija de la Sra. He necesitan ayuda y cuidados

El marido de la Sra. He era un diplomático que trabajó en Japón y Canadá antes de servir como cónsul adjunto en la Embajada de China en Melbourne, Australia. Después de regresar a China, trabajó en la Oficina de Asuntos Exteriores de un gobierno municipal.

Desafortunadamente, hace años desarrolló tortícolis espástica (una afección dolorosa en la que los músculos del cuello se contraen incontrolablemente, lo que hace que su cabeza se tuerza o gire hacia un lado). Está casi paralizado. La Sra. He fue su cuidadora antes que fuera encarcelada.

La hija de la pareja resultó gravemente herida en un accidente después de graduarse de la universidad. A pesar del tratamiento médico, no se ha recuperado totalmente del accidente y no puede valerse por sí misma. Ella necesita la ayuda, el cuidado y el amor de la Sra. He.

Pedido  para la liberación inmediata de la Sra. He

El Sr. Wu pidió al régimen comunista que liberara a la Sra. He inmediatamente. Su salud es mala porque lleva más de 20 días en huelga de hambre, según Minghui.

La Sra. He fue trasladada al Hospital de la Cruz Roja de Leshan para recibir sueros intravenosos después de iniciar una huelga de hambre.

Según Minghui, se ha vuelto muy delgada y débil, pero la policía todavía mantiene sus pies esposados a la cama del hospital durante todo el día y la vigila de cerca las 24 horas del día.

“No hay ningún motivo para que el PCCh la encarcele”, dijo el Sr. Wu, “su marido y su hija la necesitan”.

“Ella mantiene su creencia, que es legal y no daña al gobierno ni a la sociedad. Por eso inicia una huelga de hambre para protestar contra la persecución del PCCh”.

Esta es la segunda vez que la condenan. La Sra. He está apelando su última y segunda pena de prisión.

El mismo tribunal, el Tribunal de Distrito de Shizhong de la ciudad de Leshan, la condenó previamente a un año y medio el 9 de marzo de 2017, luego de su arresto a mediados de junio de 2016 por hablar con la gente sobre Falun Gong en las redes sociales. Su casa también fue allanada en ese momento, y la policía confiscó su computadora, reproductor de música, teléfono celular y más de 40 libros de Falun Gong.

El Sr. Wu dijo que la Sra. He debería ser liberada inmediatamente para que se recupere y pueda cuidar de su familia.

“El caso de la Sra. He revela claramente lo despiadado que puede llegar a ser el régimen comunista”, dijo el Sr. Wu.

Qiao Song contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.