Represión y restricciones forman parte de la preparación del Centenario del PCCh

Por RITA LI
16 de Junio de 2021 12:53 PM Actualizado: 16 de Junio de 2021 12:54 PM

En vísperas del centenario de la fundación del Partido Comunista Chino (PCCh), el 1 de julio, Beijing impuso amplias medidas de “mantenimiento de la estabilidad”, que incluyen prohibiciones de vuelos, controles de tráfico y represión contra los peticionarios.

El “mantenimiento de la estabilidad” es una frase china utilizada a menudo para referirse a los esfuerzos de las autoridades por censurar la opinión pública y reprimir la disidencia, incluidos los peticionarios y los activistas de derechos humanos.

Desde el 22 de mayo, las autoridades estuvieron expulsando a la población externa desde los pequeños pueblos a las pequeñas ciudades. Según Weiquan Wang, un sitio web chino dedicado a las noticias sobre activistas de derechos humanos, Beijing comenzó una limpieza masiva a partir del 12 de junio, exigiendo la eliminación completa de la disidencia política para el 20 de junio.

El 11 de junio, las autoridades municipales de Beijing anunciaron que clasificarían nueve distritos administrativos como zonas restringidas desde el 13 de junio hasta el 1 de julio, incluyendo Dongcheng, Xicheng, Chaoyang, Haidian, Fengtai, Shijingshan, Fangshan, Tongzhou y Daxing, donde ahora se prohibiría el vuelo de drones, aviones de control remoto, cometas, globos y linternas de papel voladoras como pequeños globos aerostáticos.

Las restricciones también se aplican ahora al vuelo de aves, dependiendo de la hora y la zona. En el distrito de Tongzhou, las aves como las palomas deben mantenerse en cautividad en todo momento. Las prohibiciones de vuelo en los otros ocho distritos entraron en vigor desde las 6 de la mañana hasta las 3 de la tarde, todos los días.

El primer ensayo del aniversario previo al 1 de julio se celebró en la plaza de Tiananmen de Beijing el 12 de junio, desde las 21 horas hasta la madrugada, durante el cual se realizó un control del tráfico, de acuerdo a las autoridades chinas.

Peticionario

Wu Shiming, un peticionario residente en Wuxi, declaró el 13 de junio al periódico en lengua china Epoch Times que “no se le permitió en absoluto ir [a Bejing]”.

“Ahora, tan pronto como uno compra un boleto [a Beijing], ellos le pedirán que regrese. Si el tiempo lo permite, ellos vendrán a la estación de tren para traerlo de vuelta. Si no, esperarán para detenerlo en Beijing”, dijo.

“[Me enviarán] a la cárcel si me pillan (…) Su brutalidad no tiene límites”.

Wu se convirtió en un peticionario después de que la casa que heredara de la familia fuera demolida por las autoridades locales en 2014. Entonces fue agredido violentamente y en una ocasión sufrió un desmayo que le dejó el ojo derecho inutilizado.

“Supuestamente es ‘mantener la estabilidad’, pero en realidad es robar y matar”, dijo Wu.

El padre de Wu quedó destrozado tanto física como mentalmente y murió pocos días después de la demolición de la casa. La madre de Wu, que padecía graves enfermedades, intentó suicidarse tras presenciar la demolición, pero finalmente sobrevivió.

Según un informe de Radio Free Asia, en vísperas del 1 de julio algunos peticionarios que residen en Beijing se verán obligados a “viajar”, un eufemismo para los expulsados de la ciudad.

Intenciones de Beijing

Un analista dijo que la conmemoración de alto nivel de Beijing tiene la intención de reforzar la legitimidad del gobierno del PCCh, el que ha sido cuestionado desde su fundación el 1 de julio de 1921, por subvertir el entonces gobierno legítimo de China, la República de China.

Tang Jingyuan, experto en asuntos chinos con sede en Estados Unidos, dijo a The Epoch Times que esto marca el primero de los objetivos de los “200 años” del partido, que ahora significa oficialmente construir una sociedad moderadamente próspera.

El objetivo de los “doscientos años”, propuesto por primera vez por el anterior líder del partido comunista chino, Jiang Zemin, en 1997, se refiere tanto al centenario de la fundación del Partido como a la fundación de la República Popular China. Posteriormente, el actual líder, Xi Jinping, lo cambió por “construir una sociedad moderadamente próspera” y “construir una potencia socialista modernizada”.

No es importante si el objetivo se consigue realmente, dijo Tang. Al remarcar el llamado “gran rejuvenecimiento nacional”, el régimen consolidará y reforzará la legitimidad de su gobierno, incluida la búsqueda de Xi de la reelección o incluso de un gobierno vitalicio.

Xi previamente modificó la Constitución china para eliminar el límite de dos mandatos consecutivos para el presidente del partido.

En el 20º Congreso Nacional del Partido Comunista Chino, que se celebrará el próximo año. Xi podría ser reelegido por los miembros del partido para un tercer mandato.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.