Republicanos cerca de la mayoría que necesitan para descartar artículos de impeachment, dice Paul

Por Zachary Stieber
23 de Enero de 2020
Actualizado: 23 de Enero de 2020

Los republicanos necesitan seis senadores más para decidir descartar los artículos del impeachment contra el presidente Donald Trump, dijo el 22 de enero el senador Rand Paul (R-Ky.).

Los republicanos tienen una mayoría de 53-47 en el Senado, quienes están escuchando los argumentos de los demócratas de la Cámara de Representantes esta semana para destituir a Trump de su cargo, antes de que los abogados de Trump presenten su caso contra la acusación.

“Hay 45, unos cinco u ocho quieren escuchar un poco más”, dijo Paul al Washington Post. “Todavía me gustaría descartarlo, pero no hay votos para hacerlo aún”.

Condenar a Trump, o destituirlo del cargo, requiere una supermayoría de 67 votos para uno de los artículos. Descartar los artículos del impeachment requiere una mayoría simple.

Paul no dio ningún nombre. Los republicanos que están entre los que todavía quieren oír más probablemente incluyen a la senadora Susan Collins (R-Maine), Lisa Murkowski (R-Alaska) y el senador Mitt Romney (R-Utah).

Los argumentos de los gestores del impeachment de la Cámara de Representantes, entre ellos el gestor principal Adam Schiff (D-Calif.), presidente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, solo sirven para unificar el Partido Republicano, añadió Paul. Él planea presionar para que se descarten los artículos más tarde en el juicio.

Los argumentos de los gestores del impeachment de la Cámara de Representantes, entre ellos el gestor principal Adam Schiff (D-Calif.), presidente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, solo sirven para unificar el Partido Republicano, añadió Paul. Él planea presionar para que se descarten los artículos más tarde en el juicio.

“Lo presionaré en algún momento”, dijo Paul. “Cuanto más hable Adam Schiff, más nos uniremos”.

Captura de pantalla tomada de una retransmisión vía internet de la Televisión del Senado, habla el gestor del impeachment de la Cámara de Representantes, Adam Schiff (D-Calif.) durante el proceso del impeachment contra el presidente Donald Trump en el Senado, en el Capitolio de Estados Unidos en Washington, el 22 de enero de 2020. (Televisión del Senado por Getty Images)

Los republicanos y los demócratas difieren en cuanto a cuándo llamar a los testigos en el juicio, si es necesario algún testigo y qué testigos si deben llamar si se cita a alguno. Los republicanos ganaron esta semana, votando para aprobar las directrices iniciales que llevarán el asunto hacia más adelante en el juicio.

Ambas partes presentarán sus argumentos a los legisladores, quienes a su vez entregarán preguntas por escrito. Después de recibir las respuestas, el Senado votará sobre si se debe llamar a los testigos. Los demócratas quieren que cuatro funcionarios anteriores o actuales de la Casa Blanca, incluyendo el exconsejero de Seguridad Nacional John Bolton, testifiquen.

Algunos republicanos parece que no quieren testigos, mientras que otros han dicho que quieren escuchar al exvicepresidente Joe Biden, al hijo de Biden, Hunter Biden, o a Schiff.

El impeachment de Trump fue aprobado por los demócratas de la Cámara de Representantes el 18 de diciembre de 2019, quienes luego sostuvieron los artículos del impeachment durante unas tres semanas antes de enviarlos al Senado, lo que provocó el inicio del actual juicio.

Los demócratas argumentan que Trump abusó de su cargo al pedirle al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky en una llamada telefónica en julio que “investigara” las acusaciones de corrupción que rodean a los Bidens. En la llamada señaló cómo Joe Biden en 2018 mencionó que en 2016 presionó a Ucrania para que destituyera a Viktor Shokin, un fiscal que estaba investigando al empleador de Hunter Biden, Burisma Holdings.

Debido a que Joe Biden se postuló para la candidatura presidencial demócrata, Trump estaba pidiendo a un país extranjero que interfiriera en las elecciones de 2020, dicen los demócratas.

También han tratado de vincular la suspensión de la ayuda aprobada por el Congreso a Ucrania con la solicitud de la investigación, aunque no han presentado pruebas que relacionen ambas cosas.

Trump dijo que tiene la responsabilidad de atacar la corrupción tanto en el caso Biden como en la ayuda y no hizo nada malo.

***

A continuación

El impeachment no ayudará a encubrir el mayor escándalo político de EE.UU.

TE RECOMENDAMOS