Republicanos de la Cámara expresan preocupación por proyecto sobre China y exigen respuesta más dura

Por Emel Akan
08 de Junio de 2021
Actualizado: 08 de Junio de 2021

WASHINGTON—El Senado de Estados Unidos tiene previsto votar esta semana un amplio proyecto de ley sobre China para contrarrestar el creciente poderío económico y la influencia mundial de Beijing. Aunque no está claro lo rápido que podría avanzar la legislación en la Cámara de Representantes, varios republicanos de la Cámara se oponen a un proyecto de ley complementario que intenta suavizar algunas de las disposiciones del proyecto del Senado relativas a los derechos humanos y a Taiwán.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), presentó el 18 de mayo la ley bipartidista de Innovación y Competencia de Estados Unidos de 2021, la versión rebautizada y ampliada de su Ley de Fronteras Interminables. El amplio proyecto de ley, que ahora tiene 1445 páginas, pretende impulsar el apoyo del gobierno a la ciencia y la tecnología, para hacer frente a la creciente competencia de China.

Se espera que el Senado vote el proyecto de ley el 8 de junio, después de considerar algunas enmiendas finales, y se necesita un umbral de 60 votos para la aprobación final del proyecto.

“Será una de las cosas más importantes que hemos hecho en mucho tiempo”, dijo Schumer el 7 de junio en el pleno del Senado, calificándola como la “mayor inversión” en investigación científica e innovación tecnológica en décadas.

El proyecto de ley final es el producto de más de 20 enmiendas y varios proyectos bipartidistas. Si se aprueba en el Senado, la Cámara podría aprobar el proyecto de ley aprobado por el Senado o convocar una conferencia para resolver las diferencias entre los proyectos.

Para impulsar la competitividad económica de Estados Unidos y combatir la influencia económica de China, el representante Gregory Meeks (D-N.Y.), presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, presentó el 25 de mayo una legislación denominada “Ensuring American Global Leadership and Engagement”, o Ley EAGLE.

Aunque muchas de las disposiciones del proyecto de ley son un reflejo de las del proyecto de ley del Senado, se ha eliminado o suavizado parte del lenguaje del proyecto de ley relacionado con Taiwán.

Por ejemplo, la Ley EAGLE elimina el lenguaje del proyecto de ley del Senado que pide que el gobierno estadounidense defienda “la participación significativa de Taiwán en las Naciones Unidas”. Además, omite el texto del proyecto de ley del Senado que afirma que Estados Unidos debe “oponerse enérgicamente a cualquier acción de la República Popular China para utilizar la fuerza con el fin de cambiar el statu quo de Taiwán”.

Un análisis posterior realizado por The Epoch Times también mostró que varias secciones que detallaban la respuesta de Estados Unidos a la agresión de China contra Taiwán en el proyecto de ley del Senado han sido eliminadas o alteradas en la versión de la Cámara.

Algunos republicanos de la Cámara de Representantes expresaron su preocupación por estos cambios y pidieron una acción bipartidista.

“Tenemos que unirnos de forma bipartidista para responder con una legislación dura que haga responsable al PCCh de su agresión hacia sus vecinos y de sus abusos en casa”, dijo el representante Steve Chabot (R-Ohio) a The Epoch Times en unas declaraciones enviadas por correo electrónico.

La respuesta de Estados Unidos a las amenazas del Partido Comunista Chino (PCCh) “ha sido sorprendentemente escasa hasta la fecha”, según Chabot, que también es el miembro de mayor rango del Partido Republicano en el Subcomité de Asuntos Exteriores para Asia.

“En este momento, el Senado está en medio de la finalización de un proyecto de ley bipartidista para hacer frente a este desafío. La versión inicial de la legislación de la Cámara de Representantes, en cambio, no es tan sólida en varios temas clave, desde nuestro apoyo a la democracia de Taiwán, hasta una respuesta adecuada al genocidio de Beijing contra los uigures, e incluso cómo enfocamos los Juegos Olímpicos de Beijing de 2022”, dijo.

El proyecto de ley de la Cámara de Representantes también elimina la sección que pide la “Imposición de sanciones con respecto a la violación sistemática, el aborto coercitivo, la esterilización forzada o la implantación involuntaria de anticonceptivos en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang”.

También abandona los textos con respecto al boicot a los Juegos Olímpicos de Beijing de 2022 y la exigencia de informar sobre los orígenes de la pandemia de la COVID-19.

“Hay algunas partes de este proyecto de ley que son preocupantes, por lo que espero que el presidente [Meeks] esté dispuesto a trabajar con los republicanos del comité para fortalecerlo”, dijo el representante August Pfluger (R-Texas) en unas declaraciones enviadas por correo electrónico. “Enfrentarse al PCCh no es una cuestión republicana o demócrata. Es una cuestión estadounidense. Y esa es la forma en que debemos abordar esta legislación: juntos como estadounidenses”.

La oficina de Meeks (D-N.Y.) no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios de The Epoch Times.

Aunque se espera que el proyecto de ley en el Senado se apruebe por un amplio margen, algunos senadores del Partido Republicano expresaron anteriormente su preocupación por la legislación, calificándola de llena de despilfarros.

El proyecto de ley autorizaría unos 190,000 millones de dólares de gasto en investigación y desarrollo científico y 52,000 millones de financiación para impulsar la producción de semiconductores en Estados Unidos.

La oficina del copatrocinador del proyecto de ley en el Senado, el senador Todd Young (R-Ind.), expresó su optimismo con respecto a la votación en el Senado esta semana, cuando le preguntaron si la legislación se enfrentaría a la oposición de los republicanos.

“Se trata de la mayor, más audaz y más arrolladora legislación contra el Partido Comunista Chino en la historia estadounidense. El senador Young está contento con el proceso abierto y bipartidista, y espera que el proyecto de ley llegue al pleno mañana”, dijo un portavoz de Young.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS