Republicanos de la Cámara plantean preguntas a ONG que ayudó a financiar laboratorio de Wuhan

Por Mark Tapscott
04 de Mayo de 2021
Actualizado: 04 de Mayo de 2021

Tres republicanos en el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes buscan respuestas a docenas de preguntas indagatorias que plantearon a EcoHealth Alliance sobre su relación con el Instituto de Virología de Wuhan de China.

Las respuestas a las preguntas podrían ser la clave para determinar el origen del virus del PCCh–también conocido como el nuevo coronavirus, que ha matado a más de medio millón de estadounidenses desde febrero de 2020.

Los funcionarios chinos insisten en que la enfermedad se propaga de los murciélagos a los humanos a través de la carne cruda vendida en un mercado al aire libre cerca del laboratorio. Sin embargo, varios funcionarios estadounidenses y otros funcionarios y expertos del gobierno y del sector de la salud pública piensan que el contagio podría haber sido diseñado y liberado por accidente o de otra manera desde el laboratorio, el cual está estrechamente vinculado al ejército chino y se ha beneficiado del financiamiento del gobierno de EE. UU.

La representante Cathy McMorris-Rodgers (R-Wash.), republicana de mayor rango en el panel, estuvo acompañada por el representante Brett Guthrie (R-Ky.) y el representante Morgan Griffith (R-Va.) para firmar la carta de 10 páginas el 16 de abril que abordaba 34 preguntas detalladas al Dr. Peter Daszak, presidente de EcoHealth Alliance, una organización sin fines de lucro de investigación médica con sede en Nueva York.

Las preguntas planteadas por los tres republicanos fueron precedidas por esta declaración:

“Escribimos para solicitar información y documentos de EcoHealth Alliance (EHA) relacionados con los orígenes del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, incluidos posibles vínculos pandémicos con el Instituto de Virología de Wuhan (WIV)”, se lee en la carta.

“EHA tiene una amplia trayectoria en la investigación de los coronavirus de murciélagos en China, algunos de los cuales son supuestos progenitores del SARS CoV-2. Además, EHA se ha asociado con el WIV en esta área de investigación, y el WIV incluye a EHA como uno de sus ocho socios internacionales, y el único en los EE. UU.”.

“Además, durante varios años, EHA ha proporcionado algunos de sus fondos federales de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) al WIV como destinatario de un sub-premio federal para la investigación del coronavirus en murciélagos para realizar pruebas de alta calidad, secuenciación, análisis de muestras de campo, almacenamiento de muestras, y pruebas y colaboración en publicaciones científicas e informes programáticos. Se ha informado que el proyecto de investigación de murciélagos de China de EHA se financió en su totalidad a través de premios de los NIH”.

La organización sin fines de lucro de Daszak ha recibido casi USD 13 millones en 37 acciones de contratos federales separados desde 2008, así como más de USD 206 millones en 82 subvenciones separadas desde el mismo año, según datos compilados por USASpending.gov.

Las agencias premiadas han incluido el Departamento de Defensa (DOD), la Fundación Nacional de Ciencias, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), el Departamento del Interior (DoI) y el Departamento de Agricultura (DoA).

La organización sin fines de lucro de Daszak ha realizado investigaciones con el laboratorio de Wuhan desde al menos 2003, según la carta del Partido Republicano, gran parte de ella se centró en los coronavirus y se refleja en una base de datos altamente secreta que, según la carta, “se estima que contiene [información sobre] 500 coronavirus identificado por EHA, y al menos 100 secuencias no publicadas de coronavirus beta de murciélago que son relevantes para la investigación del origen del SARS-CoV-2″.

Daszak ha estado en el centro de una continua controversia sobre los orígenes desde que el virus mortal se extendió por primera vez por todo el mundo.

Casi tan pronto como comenzaron a notificarse muertes debido al virus en los Estados Unidos y Europa a principios de 2020, surgieron preguntas sobre el historial de seguridad del laboratorio de Wuhan y si podría haber sido responsable de alguna manera del brote.

Pero la altamente respetada revista médica británica The Lancet publicó una carta el 18 de febrero de 2020 firmada por 27 destacados funcionarios de salud pública y científicos, incluido Daszak, descartando tales preguntas como ideas de “teoría de conspiración”.

Los correos electrónicos obtenidos por U.S. Right to Know en noviembre de 2020 a través de solicitudes de información pública revelaron que Daszak redactó la carta de Lancet y fue un motor principal en su composición y publicación. La carta solo citó dos estudios como evidencia para su conclusión, ambos realizados por EcoHealth Alliance y el laboratorio de Wuhan.

Los redactores de cartas del Partido Republicano aludieron a la carta de Lancet, pero señalaron que “existe un apoyo sustancial y creciente de la comunidad científica internacional y los expertos en salud pública, incluido el Director General de la Organización Mundial de la Salud, Tedros, para una mayor investigación sobre los orígenes del COVID, incluido el posibilidad de una fuga de laboratorio”.

Ni la oficina de comunicaciones de la organización sin fines de lucro ni Daszak respondieron a las solicitudes de comentarios de The Epoch Times.

Un asistente de los republicanos en el comité de la Cámara le dijo a The Epoch Times que EcoHealth Alliance tiene hasta el 17 de mayo para responder, pero el asistente se negó a decir si ha habido solicitudes para extender el plazo.

“Aún no hay respuesta. Sin embargo, esperamos que, como organización con la misión declarada de prevenir pandemias, estén interesados ​​en cooperar con nuestra solicitud para ayudar con el esfuerzo general para obtener una investigación transparente, independiente, científica e integral sobre cómo comenzó esta pandemia”, dijo el asesor.

En el lado del Senado del Congreso, los senadores republicanos Josh Hawley de Missouri y Mike Braun de Indiana han presentado una legislación que ordena al presidente Joe Biden que desclasifique la información recopilada por la inteligencia estadounidense sobre los orígenes del virus.

“Durante más de un año, cualquiera que haga preguntas sobre el Instituto de Virología de Wuhan ha sido calificado de conspiracionista. El mundo necesita saber si esta pandemia fue producto de la negligencia en el laboratorio de Wuhan, pero el Partido Comunista Chino (PCCh) ha hecho todo lo posible para bloquear una investigación creíble”, dijo Hawley en un comunicado anunciando la introducción de la propuesta en el Senado.

“Es por eso que la administración Biden debe desclasificar lo que sabe sobre el laboratorio de Wuhan y los intentos de Beijing de encubrir el origen de la pandemia”, afirmó Hawley.

Puede contactarse con el corresponsal del Congreso Mark Tapscott en mark.tapscott@epochtimes.nyc


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS