Pensaron que este perro no tenía salvación pero luego se dieron cuenta de que estaban equivocados

Por La Gran Época
14 de Junio de 2019 Actualizado: 14 de Junio de 2019

Sheridan y Bryan Thorse Pierard, un matrimonio de Illinois ha dedicado sus vidas a rescatar y ayudar a los animales de cualquier manera que puedan. Dirigen Thorse Dog Rescue  (rescate de perros Thorse) en Oswego, una organización comprometida a encontrar hogares para perros en refugios y alentar su adopción.

La pareja se enorgullece de la atención individual y la atención prestada a todos y cada uno de los animales, sin importar cuán desesperados o lejanos parezcan.

¡Pero incluso los trabajos más gratificantes merecen unas vacaciones de vez en cuando!

Los Pierards recientemente programaron unas agradables vacaciones relajantes para ellos en Florida, donde planeaban visitar Disney World.

Pero poco después de llegar a su destino, se dieron cuenta de que su compasión por los animales era más importante.

Justo cuando la pareja llegó a Florida, se encontró a un perro deambulando por las calles y fue llevado a una perrera. El perro tenía unos 15 años y estaba ciego. Su pelaje estaba sucio y su piel estaba negra e infectada. Su condición le impedía incluso ser puesto en adopción. Probablemente sería sacrificado y eso sucedería pronto.

Everyone Said he was a Lost Cause from r/BeforeNAfterAdoption

Los Pierards escucharon sobre el perro en un tablero de rescate local. Cuando se dieron cuenta de que estaba cerca, no pudieron evitar hacerle una visita y ver qué podían hacer.

“Estaba claramente demacrado y con gran necesidad”, dijo Sheridan Thorse Pierard a The Dodo.

“Estaba a unas pocas horas de donde estábamos de vacaciones y le dije: Podríamos ir a conocerlo”.

Así que la pareja se tomó un descanso de sus vacaciones para visitar al decrépito animal y descubrió que estaba en condiciones aún peores de lo que pensaban.

“La mayor parte de su pelaje no estaba, tenía aproximadamente la mitad del peso que debería haber tenido”, recordó Sheridan a The Dodo.

Sabían que tenían que ayudarlo, pero incluso para estos rescatadores de perros profesionales, no fue una decisión fácil. Este perro tomaría todo el esfuerzo que pudieran reunir y tal vez ni siquiera era suficiente.

“Mi esposo dijo: ‘Míralo’. Yo lo hice. Y lo que vi fue un trabajo sin fin. Noches sin dormir. Un perro que probablemente necesitaría un funeral incluso si hiciéramos todo lo posible para salvarlo”, recordó Sheridan. “Había pasado por esto antes y me sentía demasiado cansada para volver a hacerlo”.

Pero ella dijo que su simpatía por el pobre perro, finalmente superó sus propias preocupaciones.

“En lugar de pensar en mí misma, decidí pensar en él”, le dijo Sheridan a The Dodo. “Qué tan agotado emocionalmente debe haber estado, completamente solo, adolorido y sin saber o incluso ser capaz de ver dónde estaba”.

Mientras observaban al perro ciego jugar y acurrucarse junto a ellos, se dieron cuenta de que él todavía tenía esperanza de una vida mejor.

En lugar de regresar a Disney World, regresaron a casa con su nuevo perro.

Los Pierards llamaron a su nueva mascota Guppy y comenzaron el largo proceso de recuperación.

Resultó que uno de los ojos de Guppy necesitaba ser removido debido a un glaucoma no tratado. Él también sufría de una grave infección de la piel.

Los Pierards lo bañaron con aceite y crema y le impidieron masticar su pelo con un collar y unos botines.

La constante preocupacion afectó a los Pierards.

“Incluso cuando dormíamos, a menudo nos despertaba llorando y teníamos que ir con él y averiguar qué necesitaba”, le dijo Sheridan a The Dodo.

Sin embargo, su arduo trabajo valió la pena. Tomó meses, pero Guppy comenzó a mostrar signos de una mejora dramática. Él estaba ganando peso y estaba siendo más activo.

Según una publicación de Reddit, el punto de inflexión llegó después de seis meses. Los Pierards se detenían en el camino de entrada y se daban cuenta de que Guppy había corrido entusiasmado a saludarlos.

Según los informes, la pareja se miró y dijo: “Dios mío, este perro va a vivir”.

El veterinario había predicho originalmente que Guppy duraría unos días, pero un año después, se estaba volviendo más fuerte cada vez.

“Pasó de ser completamente dependiente a ser muy autosuficiente”, informó Sheridan a The Dodo.

“Todavía es viejo, por eso le gusta dormir mucho, pero cuando está despierto le gusta decir ‘Hola’ a sus padres”.

La pareja le dio a Guppy una segunda oportunidad en la vida que nadie más hizo, y a cambio el perro ha sido  para ellos una inspiración que los motiva continuar el trabajo de su vida de rescatar animales.

“Me recuerda a no darme por vencido”, dijo Sheridan.

“Incluso en su hora más oscura no se dio por vencido y terminó teniendo una familia para siempre que lo ama infinitamente”.

¡Estos perros son muy divertidos!

c

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS