Rescatistas cierran criadero de carne de perro y dan libertad a cientos de cachorros

Por Catherine Bolton - La Gran Época
15 de Febrero de 2019 Actualizado: 16 de Febrero de 2019

Aunque grupos defensores de los derechos de los animales siguen salvando y mejorando las condiciones de vida de miles de animales en todo el mundo, todavía hay muchos obstáculos que se interponen entre ellos y el logro de un mundo en el que los animales estén debidamente protegidos.

Uno de esos obstáculos son los criaderos de cachorros que operan en países como Corea del Sur, donde hasta hace poco funcionaba activamente una de estas instalaciones en Hongseong.

Perros mirando desde una jaula en una granja canina durante una operación de rescate, que implicó el cierre de la granja organizado por la Humane Society International, en Hongseong. (Jung Yeon-je/Getty Images)

Estos criaderos albergaban cientos de perros viejos y jóvenes, todos ellos criados y sin protección, no solo para ser vendidos como mascotas sino también para carne de perro.

Afortunadamente, rescatistas de Humane Society International (HSI) irrumpieron recientemente en la granja y ahora, gracias a ellos, cientos de cachorros, entre los que se encontraban chihuahuas, corgis, huskies, bulldogs franceses, pomeranos, terriers de Yorkshire, Shih Tzus y caniches, tienen una nueva oportunidad de vida.

(Jung Yeon-je/Getty Images)

Los rescatistas negociaron con el productor para ayudarlo a cerrar su negocio. El hombre se sentía cada vez más avergonzado del negocio y ya no estaba obteniendo beneficios.

“Desde el principio, toda mi familia ha estado en contra de mi cría de perros”, dijo Lee Sang-gu, el productor que aceptó cerrar sus operaciones. “Todas mis hijas y mi esposa querían que cerrara y nunca quisieron visitar el criadero. Me siento muy avergonzado de ser un productor de carne de perro y un criador de cachorros, así que apenas le digo a nadie a qué me dedico”.

(Jung Yeon-je/Getty Images)

La vergüenza de su familia no había sido suficiente para incitarlo a cerrar, pero la persuasión de HSI finalmente funcionó. Y no mucho después de lograr finalizar los términos que garantizaban que Lee no volvería a operar en el comercio de carne de perro durante 20 años, el grupo pudo entrar y rescatar a los animales.

Aunque algunas de las escenas eran desgarradoras, los perros mostraron mucha emoción al ser rescatados. Ahora se dirigirán a varios refugios y hogares de crianza para que puedan ser rehabilitados si es necesario y, en última instancia, enviados a nuevos hogares definitivos en Canadá y Estados Unidos. ¡Es difícil no encariñarse con estas caras!

Miembros de Humane Society International llevan a los perros en cajas para transportarlos a una granja canina durante una operación de rescate. (Jung Yeon-je/Getty Images)
(Jung Yeon-je/Getty Images)

A continuación:

Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China

TE RECOMENDAMOS