Rescatistas emprenden una dura caminata de 12 horas para salvar a un perrito herido por una trampa

Por La Gran Época
12 de Abril de 2019 Actualizado: 12 de Abril de 2019

Los amantes de los animales a veces están dispuestos a hacer cualquier cosa por salvar a un animal herido y dos hombres en Taiwán, no son la excepción, caminaron durante seis horas solo para salvar a un perro.

A finales de marzo, Seán McCormack recibió una foto en Facebook enviada por una mujer. En la imagen se veía a un perro de 1 año acurrucado frente a una casa de huéspedes en el Parque Nacional de Taroko en Taiwán. La mujer le dijo a Seán, un rescatista de perros independiente en Taiwán, que el perro perdió su pata delantera derecha con una trampa y su pata delantera izquierda resultó herida.

Seán pensó que podía ir hasta el lugar y decidió rescatar al perro, que más tarde se llamaría Sandy.

“La señora me explicó: ‘Es una caminata de seis horas’ y pensé: Debe haber un camino secundario”, señaló Seán a The Dodo. “Debe haber porque hay una casa de huéspedes allí. En Google Maps me marcaba que podía ir hasta allí”,

Sin embargo, no sabía que el único camino a la casa de huéspedes era una caminata por un sendero empinado.

Tuvo que contactar a su amigo, Ross Tweedie, copropietario de Taiwan Adventures, una compañía de trekking, para pedirle ayuda.

Ross estuvo de acuerdo.

“Es una caminata terrible”, aseguró Ross. “No es para principiantes y Seán estaba en la categoría de principiantes. Me dijo que no había hecho nada parecido antes”.

Seán no tenía idea en lo que se metía. Fue una caminata desafiante y casi se da por vencido al intentar escalar la montaña.

Cuando el dúo finalmente llegó a la casa de huéspedes después de la dura caminata, un tímido Sandy decidió jugar a las escondidas.

Así que les tomó un poco más de tiempo encontrar al perro, que estaba escondido bajo unas sillas de plástico.

“Este perrito estaba allí abajo, moviendo toda su cola”, recordó Seán.

El dúo notó que la pata izquierda de Sandy estaba cortada por una trampa, exponiendo el hueso.

Sabían que Sandy necesitaba ayuda urgente y bajaron inmediatamente, otras seis horas, con Sandy dentro de la mochila de Seán.

La agotadora caminata de 12 horas finalmente terminó cuando llegaron y llevaron a Sandy al veterinario.

Para salvar la vida de Sandy, le amputaron partes de sus piernas delanteras, pero lo hizo “increíblemente bien” después de la cirugía, destacó Sean.

“Ambos estábamos orgullosos de haber hecho un gran esfuerzo”, declaró Seán sobre el rescate. “Cuando transformas la vida de un animal, especialmente una que es probable que no tenga ayuda de nadie más… es algo muy satisfactorio”.

“Todo se combinó”, añadió Ross. “Había tantas cosas que podrían haber salido mal, pero no fue así. Valió la pena cada segundo y cada gota de sudor”.

Sandy fue adoptado por Bob Chau de Merlot Café & Bistro en Taiwán, según un correo de Instagram.

Felicitaciones al dúo por hacer un enorme esfuerzo por salvar la vida de Sandy.

Mira el video a continuación:

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de ACT—Animal Care Trust (@act_for_animals) el

Un pequeño elefante es rescatado de un pantano

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS