Rescatistas hallan a una perrita cerca de la muerte, pero con amor y cuidado su cambio es asombroso

Por La Gran Época
04 de Enero de 2019 Actualizado: 04 de Enero de 2019

Los rescatadores descubrieron a Frannie en los barrios bajos del “5to Distrito”, en Houston. Esta joven pastor alemán parecía estar al borde de la muerte. Gracias al amor y cuidado constantes de sus rescatadores, se recuperó de forma asombrosa.

Frannie, una joven pastora alemana, fue descubierta por primera vez por un grupo de voluntarios en un barrio pobre de Houston, Texas. Estaba sin hogar, extremadamente demacrada y fue encontrada comiendo un animal muerto.

Esos voluntarios a menudo pasan su tiempo patrullando el “5to Distrito” en Houston, buscando y alimentando a perros sin hogar y hambrientos como Frannie. Alertaron rápidamente al equipo de rescate de perros de Val’s Pals, que salió al día siguiente a buscar a Frannie.

El equipo de rescate no pudo encontrarla al principio mientras recorrían las calles y estaban a punto de marcharse, antes de que alguien viera a la pastora acurrucada bajo la maleza. A sus rescatadores les pareció que había renunciado a la vida.

“La pobre chica apenas aguantaba”, dijo Eric Holliday, uno de los rescatadores de Val’s Pals. Estaba a punto de morir y sospechábamos que no hubiera sobrevivido esa noche con las temperaturas bajo cero previstas.

Según Life with Dogs, los rescatadores llevaron inmediatamente a Frannie a “Vergi 24/7“, una clínica veterinaria de emergencia de primera clase. Su estado se consideraba crítico, el peor que jamás haya visto el personal. La joven perrita pesaba solo 10 kg y se suponía que tenía entre 2 y 3 años de edad. Un pastor alemán de esa edad debería estar pesado alrededor aproximadamente 32 kg.


Era peligroso alimentarla de inmediato. Las proteínas, vitaminas y minerales tendrían que ser introducidos gradualmente en su sistema. Por vía intravenosa, empezaron a darle pequeñas cantidades cada dos horas. Se esperaba que estuviera bajo cuidados intensivos durante semanas y en un momento dado, el personal de Vergi pensó que la perdía.

Frannie fue presentada a su primera casa de acogida médica cinco días después, donde fue cuidada por Jill Washburn. Allí, Frannie era controlada de cerca y le daban comida en cantidades muy pequeñas cada cuatro horas. Cada dos días, la llevaban al veterinario para que le tomara una muestra de sangre.

Una vez que Frannie pudo comer porciones más grandes cada seis horas, fue trasladada a cuidados médicos a largo plazo, en el hogar de Amy Boram Wilson. Allí, su tratamiento continuaría con visitas frecuentes al veterinario para hacerse chequeos.

Holliday expresó su opinión: “Amy y Jill le dieron a Frannie todo el amor y el cuidado que nunca antes tuvo. Ellos son los verdaderos héroes de la historia. Sin los cuidadores que acogen a estos perros y les ofrecen amor, compasión y cuidado, ningún grupo de rescate como el nuestro podría salvar a un solo animal”.

Dos meses después, Frannie encontró su nuevo hogar y sus nuevos dueños, Jan y Jack Long. Desde el principio, parecían ser la pareja perfecta para Frannie.

Jack y Jan hicieron lo mejor que pudieron para animarla, aunque su difícil vida en la calle le había pasado factura. “Ella desconfiaba de las cosas nuevas hasta que la tranquilizaron y le aseguraron que esas cosas estaban bien”, reiteró Eric.

Sin embargo, parecía que tomaba impulso. “Es una comilona muy oportunista”, dijo Eric. “Es una conejita con energía, corre y juega todo el día”.

La familia Long adoptó un nuevo hermano para Frannie, otro pastor alemán. “Frannie ahora tiene (…) (los dueños) que nunca tuvo y un hermano. Su vida es perfecta. Es difícil de creer verla hoy y saber que hace apenas 7 meses, no era más que un esqueleto en las puertas de la muerte”, dijo Eric. “Nunca sabremos quién fue responsable de su condición, pero conocemos a los muchos que vinieron en su ayuda y le ofrecieron una mano”.

Mira la increíble recuperación de Frannie a continuación:

Pastor alemán rescatado no confía en los humanos, pero el amor y el cuidado lo cambian por completo

 Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS