Resurge un hueso misterioso en el cuerpo humano que desconcierta a los científicos

Por Simon Veazey - La Gran Época
19 de Abril de 2019 Actualizado: 19 de Abril de 2019

A principios de siglo, alrededor de una de cada diez personas tenía una fabela, un hueso en forma de frijol que, al igual que la rótula, está insertado en los tendones.

Los científicos han supuesto que la tasa de la población se ha mantenido estable o ha disminuido. Pero investigaciones revelaron que ahora casi cuatro de cada diez personas tienen el hueso extra, cerca de cuatro veces la tasa de hace 100 años.

Los investigadores observaron más de 21.000 registros de rodillas que abarcan 150 años y corresponden a más de 27 países.

“No sabemos cuál es la función de la fabela, nadie la ha investigado nunca”, dijo en una declaración el Dr. Michael Berthaume, autor líder del estudio en el Imperial College de Londres.

El pequeño hueso fabela se encuentra en un tendón de la articulación de la rodilla. (Imperial College London)

“La fabela puede comportarse como otros huesos sesamoides para ayudar a reducir la fricción dentro de los tendones, redirigiendo las fuerzas musculares o, como en el caso de la rótula, aumentando la fuerza mecánica de ese músculo. O podría no estar haciendo nada en absoluto”.

Los hallazgos fueron publicados en la revista Journal of Anatomy el 17 de abril y mostraron que en 1918, las fabelas estaban presentes en 11.2 por ciento de la población mundial. En 2018, estaban presentes en un 39 por ciento.

(DE IZQUIERDA A DERECHA): Fabelas grandes, medianas y pequeñas osificadas en las rodillas derechas de tres sujetos femeninos. (Imperial College London)

La fabela es un hueso sesamoideo, que es el término utilizado para los huesos que crecen dentro de tendones. La rótula es el hueso sesamoideo más grande del cuerpo humano.

“Se nos enseña que el esqueleto humano contiene 206 huesos, pero nuestro estudio desafía esto. La fabela es un hueso que no tiene una función aparente y que causa dolor y molestias a algunas personas y que podría requerir ser removido si causa problemas”, dijo Berthaume.

“Tal vez la fabela pronto será conocida como el apéndice del esqueleto”, añadió.

El estudio encontró una correlación estadística entre la presencia del hueso y la artritis. Los que tenían osteoartritis en la rodilla tenían el doble de probabilidades de tener el hueso extra, que también puede interferir en el camino durante la cirugía de rodilla. La pregunta interesante es por qué está regresando tanto”, dijo Berthaume.

Una teoría es la nutrición. “Encontramos evidencia del resurgimiento de la fabela en todo el mundo, y uno de los pocos cambios ambientales que han afectado a la mayoría de los países del mundo es una mejor nutrición”.

Otra teoría es que el hueso no es tan inútil como se piensa, pero puede proporcionar alguna ventaja mecánica, como en los monos del mundo antiguo, donde actúa como una rótula.

Imagen ilustrativa de un hombre corriendo. (Pixabay)

Berthaume dijo: “El humano medio, hoy en día, está mejor alimentado, lo que significa que somos más altos y más pesados. Esto vino con espinillas más largas y músculos de la pantorrilla más grandes – cambios que ponen la rodilla bajo presión creciente. Así se podría explicar por qué las fabelas son más comunes ahora que antes”.

Se sabe desde hace mucho tiempo que los huesos se desarrollan y fortalecen en respuesta a las fuerzas mecánicas.

Los investigadores especulan que se puede formar una fabela bajo la influencia de ciertas fuerzas. Sin embargo, creen que es probable que haya un elemento genético; no todas las personas tienen la capacidad de formar este misterioso hueso adicional.

*****************

Mira a continuación:

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

TE RECOMENDAMOS