Retiran la estatua de Thomas Jefferson del Ayuntamiento de Nueva York

Por Mimi Nguyen Ly
24 de Noviembre de 2021
Actualizado: 24 de Noviembre de 2021

El Ayuntamiento de Nueva York retiró el lunes una estatua del expresidente de EE. UU. y padre fundador Thomas Jefferson de sus terrenos y la cedió a la New York Historical Society.

La estatua, que mide siete pies y pesa 884 libras, fue esculpida en 1833 y ha estado en las cámaras del ayuntamiento desde 1915. Fue regalada al ayuntamiento en 1834 por Uriah Phillips Levy, un oficial de la marina.

La Comisión de Diseño Público de la ciudad de Nueva York votó por unanimidad el 18 de octubre para retirar la estatua antes de 2022.

Los miembros del Caucus Negro, Latino y Asiático del ayuntamiento dijeron públicamente que se oponían a su presencia en el ayuntamiento y pidieron que se votara la retirada de la estatua, citando la historia de Jefferson como propietario de esclavos.

“Jefferson encarnó algunas de las partes más vergonzosas de la larga y matizada historia de nuestro país”, dijo entonces a la comisión la concejala Adrienne Adams, copresidenta del Caucus Negro, Latino y Asiático del ayuntamiento. “Es hora de que la ciudad pase página y avance”.

La misma comisión de nueve miembros, cuyos integrantes son nombrados por el alcalde Bill de Blasio, un demócrata, votó a primera hora del lunes la cesión de la estatua a la New York Historical Society durante 10 años. La estatua se expondrá en la galería del vestíbulo durante seis meses antes de ser trasladada a la sala de lectura del museo.

El museo tiene planes para dar contexto al “complicado legado de Jefferson”.

La estatua es una réplica en yeso de una obra en bronce del artista francés Pierre-Jean David D’Angers, que permanece expuesta en el Capitolio de EE. UU. en Washington, D.C.

Jefferson fue el tercer presidente de los Estados Unidos. Su imagen aparece en el billete de dos dólares. También es uno de los rostros del Monte Rushmore. Una biografía presidencial publicada en la página web de la Casa Blanca lo califica de “portavoz de la democracia” y de “autor principal” de la Declaración de Independencia de 1776.

Keri Butler, directora general de la comisión, trató inicialmente de impedir que la prensa presenciara la retirada de la estatua, pero luego cedió después de que intervinieran miembros de la oficina del alcalde y del Consejo Municipal, informó el New York Post.

“Retirar un monumento sin un debate público sobre el motivo de la retirada es inútil”, dijo Erin Thompson, profesora del centro de educación superior John Jay. “Todos los neoyorquinos deben hablar sobre a quién queremos honrar y por qué”.

Thompson, autora de un libro de próxima aparición, “Smashing Statues: The Rise and Fall of America’s Public Monuments”, dijo que la retirada de la estatua podría suscitar algún debate sobre la historia.

“Trasladar esta estatua no significa que los neoyorquinos vayan a olvidar quién fue Thomas Jefferson, sino que algunos de ellos podrían aprender de la controversia que el hombre que escribió ‘todos los hombres son creados iguales’ era dueño de más de 600 de sus congéneres”, dijo Thompson.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS