Reto histórico para el fútbol español en la Champions

28 de Agosto de 2015 Actualizado: 28 de Agosto de 2015

El fútbol español está en un momento dulce de su historia. Sus equipos aparecían como los mayores dominadores de las competiciones continentales europeas durante el último siglo, y las recientes victorias del Barcelona en la Champions League y el Sevilla en la Europa League no hacen más que confirmar dicha tendencia. Además, como definitivo golpe en la mesa, la edición de este año de la máxima competición europea contará con cinco equipos españoles (Sevilla, Valencia, Atlético de Madrid, Real Madrid y Barcelona), récord histórico absoluto. Tras un sorteo de la fase de grupos con suertes dispares para los cinco contendientes, un nuevo reto se le plantea al fútbol español: el de ser capaz de meter a sus cinco equipos en los octavos de final.

Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid parten los tres como teóricos favoritos de sus respectivos grupos. Los defensores del título, se enfrentarán al BATE Borisov, AS Roma y Bayer Leverkusen, rivales inferiores a los culés, sobre todo si Messi (recientemente obsequiado con el premio de mejor jugador de Europa) sigue al nivel inhumano de los últimos tiempos. El eterno rival de los catalanes, el Real Madrid, no tuvo quizás tanta suerte y se cruzará con otro candidato al título como el Paris Saint-Germain, que busca ansiosamente la orejona para justificar el colosal gasto de los últimos años. El grupo de los merengues lo completan un débil Malmoe y el siempre peligroso Shaktar Donetsk, que tiene capacidad para dar una sorpresa muy desagradable y complicarle la vida al equipo de Rafa Benítez.

Por su parte, el Atlético de Madrid, ya afianzado en su condición de grande del fútbol europeo, no ha sufrido un sorteo muy desagradable gracias a su condición de cabeza de serie y aparece como el principal candidato a llevarse el primer puesto del grupo. Benfica y Galatasaray darán, eso seguro, mucho trabajo a los de Simeone, mientras que el Astana no debería suponer un problema para un equipo que no quiere repetir otro año sin títulos.

Más complicado lo van a tener los otros dos conjuntos españoles en liza. El Valencia ha quedado encuadrado en un complicado y competitivo grupo con un clásico de los últimos años como el Zenit de San Petersburgo y el reciente subcampeón francés, el Olympique de Lyon. El Gent parte como la teórica cenicienta y único equipo que parece tener un puesto asegurado en el grupo. Por el resto de las tres posiciones la batalla está servida entre españoles, rusos y franceses, aunque, ya se sabe, en el fútbol todo es posible y no sería difícil ver a cualquiera de los tres pinchando en su visita a Bélgica.

Y el que peor suerte ha corrido es el Sevilla, que parece la carta más difícil de conseguir para repóker español en los octavos de final. El reciente campeón de la Europa League tiene en su grupo a dos fuertes candidatos al título, Juventus y Manchester City, y parece destinado a pelearse por el tercer puesto que da acceso a la Europa League con el Borussia Moenchegladbach. Un reto difícil, pero no imposible, para un conjunto que si de algo no peca es precisamente de fe.

TE RECOMENDAMOS