Revelan estremecedoras imágenes del HMS Terror, un naufragio de 170 años “congelado en el tiempo”

Por Lily Liu - La Gran Época
30 de Agosto de 2019 Actualizado: 30 de Agosto de 2019

El histórico buque HMS Terror -uno de los dos buques clave que se hundió en la expedición de Franklin- ha sido encontrado en condiciones “casi prístinas”, según los resultados de una exploración submarina organizada por el Equipo de Arqueología Submarina de Parks Canada.

El naufragio fue descubierto por primera vez en septiembre de 2016 en Terror Bay en Nunavut, junto con su homólogo HMS Erebus. Los investigadores creen que los restos de las dos naves podrían contener pistas cruciales sobre el trasfondo del viaje perdido de Sir John Franklin al Ártico.

Un equipo de arqueólogos subacuáticos fue enviado por Parks Canada a bordo del buque de investigación RV David Thompson el 7 de agosto para llevar a cabo una exploración exhaustiva del naufragio. Durante un período de siete días, el equipo participó en siete inmersiones y examinó 20 de las muchas cabinas y compartimentos del barco, capturando con éxito fotografías y vídeos de más del 90 por ciento de la cubierta inferior del barco.

El buque de investigación RV David Thompson se muestra partiendo hacia Terror Bay de Nunavut para comenzar la larga exploración de Parks Canada del naufragio del HMS Terror el 7 de agosto de 2019. (Parques de Canadá)

Parks Canada dijo en un comunicado de prensa que la investigación del equipo consistió principalmente en trazar un mapa del naufragio usando tecnología 3D, así como en usar un vehículo operado a distancia para explorar extensivamente el interior del barco.

Describió el esfuerzo como “una de las empresas arqueológicas subacuáticas más grandes y complejas de la historia canadiense”.

Sorprendentemente, se descubrió que el Terror estaba en condiciones extraordinariamente buenas, a pesar del hecho de que yació en su tumba acuática en el fondo del Mar Ártico durante más de 170 años. Marc-André Bernier, Gerente de Arqueología Subacuática de Parks Canada, dijo que la condición del desafortunado barco superó con creces sus expectativas.

“No solo los muebles y gabinetes están en su lugar, los cajones están cerrados y muchos están cubiertos de lodo, encapsulando objetos y documentos en las mejores condiciones posibles para su supervivencia”, dijo en la declaración de Parks Canada. “Cada cajón y otro espacio cerrado será un tesoro de información sin precedentes sobre el destino de la Expedición Franklin”.

Platos y otros artefactos se ven en los estantes junto a una mesa de comedor donde un grupo de miembros de la tripulación de menor rango habrían tomado sus comidas. (Equipo de Arqueología Subacuática/Parques Canadá)

Los artefactos que fueron descubiertos e identificados dentro de la nave incluyen placas, botellas de vidrio, tazones, gabinetes para mapas, cajas que pueden contener instrumentos científicos y un trípode completo. Los investigadores creen que los documentos escritos sellados también pueden encontrarse en buenas condiciones dentro del buque debido a su entorno, lo que lo mantiene esencialmente “congelado en el tiempo”.

Según los arqueólogos de Parks Canada, la preservación casi perfecta del Terror puede deberse a su entorno: el agua helada de Terror Bay en realidad ayudó a mantener los escombros en una forma prístina, y las capas de sedimento bajo las que se encontró actuaron como una barrera protectora, de bajo contenido de oxígeno, que fue la ideal para la preservación de las condiciones de los materiales orgánicos, como el papel.

El director del proyecto, Ryan Harris, dijo que el naufragio se veía tan bien mantenido que parecía haberse hundido recientemente.

“La impresión que tuvimos al explorar el HMS Terror es la de un barco recientemente abandonado por su tripulación, aparentemente olvidado por el paso del tiempo, independientemente del hecho de que fue hace aproximadamente 170 años cuando se hundió sin ceremonias en el fondo de la bahía donde ahora descansa”, comentó Harris.

Botellas y otros artefactos en el estante de una cabina en la cubierta inferior del HMS Terror. (Equipo de Arqueología Subacuática/Parques Canadá)

El Terror y el Erebus eran barcos gemelos comandados por el Capitán Sir John Franklin durante su condenado viaje al Ártico en el siglo XIX, comúnmente apodado “La expedición perdida de Franklin”. El capitán y su tripulación partieron de Inglaterra a bordo de los barcos en 1845 con la esperanza de explorar finalmente el escurridizo Paso del Noroeste. Sin embargo, después de varios reveses importantes, los dos barcos se hundieron en el hielo en Canadá, cerca de donde se encuentra Nunavut en la actualidad, y Franklin y su equipo de 128 hombres se perdieron entre los naufragios.

Parks Canada ha dicho que la exploración del Terror podría llevar al descubrimiento potencial de información “pionera”, que ayudaría a los investigadores a descubrir finalmente la misteriosa historia de la expedición de Franklin después de casi dos siglos.

La ministra Catherine McKenna nombró a la exploración como un “cambio en la forma de entender el destino del viaje”. “Hoy, los misterios de la Expedición Franklin están siendo revelados de nuevas y fascinantes maneras”, dijo en una declaración.

“Estas imágenes del HMS Terror capturarán la imaginación de todos los canadienses, incluyendo a los jóvenes y principiantes, y a la gente de todo el mundo. El apoyo, la orientación y el conocimiento de los inuit nos han llevado a estos asombrosos descubrimientos y el Gobierno de Canadá espera seguir trabajando en asociación con ellos en la gestión de los restos del HMS Erebus y HMS Terror National Historic Site”.

*****

Mira a continuación:

Las historias milagrosas de un grupo de rusos

TE RECOMENDAMOS