Robin Williams: Concluye la herencia del actor con el remate de su casa en 18 millones de dólares

27 de Enero de 2016 Actualizado: 27 de Enero de 2016

Después de que el actor Robin Williams ofreciera su casa de California en $35 millones en 2012, a poco más de un año de su fallecimiento, la residencia fue vendida en $18.1 millones. Mientras tanto, los hijos del comediante -tras una fuerte contienda- acordaron la distribución de los bienes heredados.

La casa de Robin Williams en Napa Valley (California), no fue vendida en 2012,  por lo que, en abril del 2014, bajó su precio a $29.9 millones, pero tampoco se vendió. Sin embargo los nuevos dueños habrían comprado al precio de $18.1 millones, $17 millones menos que el precio inicial, señaló el agente inmobiliario Joyce Rey de la agencia Coldwell Banker Previews International, según el medio La Opinión, el 26 de enero.

La casa es de estilo mediterráneo y se encuentra dentro de un terreno de 2.000 metros cuadrados. En realidad, el lugar cuenta con dos casas, la principal y una especial para invitados. La casa principal donde supo vivir Robin Williams incluye cinco habitaciones y seis baños, en tanto que la de los invitados es de cuatro habitaciones, detalló este medio.

En la estructura luce un campanario; además la casa tiene un teatro de 12 plazas, un estudio y elevadores que permiten a las personas desplazarse entre los niveles. En el exterior hay una alberca, una pista de tenis, caballerizas y un estanque de peces.

La casa habría sido adquirida por Alfred y Melanie Tesseron, enólogos franceses, según manifestó su representante, William Densberger, de Pacific Union al Wall Street Journal, agregó La Opinión.

Después de varias disputas, la distribución de la herencia de Robin Williams finalmente terminó

Susan Schneider habló por primera vez sobre la muerte de su esposo, Robin Williams. (Theo Wargo/Getty Images)
Susan Schneider y Robin Williams. (Theo Wargo/Getty Images)

La disputa luego de la muerte de Robin Williams

El actor Robin Williams se casó tres veces y la situación de la herencia, después de varias disputas entre sus familiares, finalmente terminó. La viuda del comediante, Susan Schneider, y los tres hijos del actor que tuvo en dos matrimonios anteriores, acordaron la distribución de la herencia, la cual fue valuada en 100 millones de dólares, de acuerdo a la publicación del diario Los Ángeles Times, citado por la Revista Hola, el 3 de octubre del 2015.

Susan logró un común acuerdo con los hijos de Robin Williams para recibir los gastos para el mantenimiento de su residencia, además se quedará con pertenencias personales del actor como un reloj, una bicicleta que compraron en su luna de miel, el esmoquin y regalos que recibió la pareja cuando se casaron, informó esta revista.

“Susan cumple así los deseos de Robin (Williams). Ella permanece en la casa como Robin quería”, aseguró Wagstaffe, uno de los abogados de los hijos del comediante, Zachary, Zelda y Cody, quienes también declararon su agrado en la distribución de la herencia, añadió este medio.

TE RECOMENDAMOS