¡Un rompecabezas matemático! Parece fácil, pero revela una imperfección oculta en nuestros cerebros

Por Robert Jay Watson - La Gran Época
23 de Junio de 2019 Actualizado: 23 de Junio de 2019

Aunque el cerebro humano es uno de los productos evolutivos más fascinantes de la historia de la Tierra, tiene sus límites. Nuestros cerebros nos permiten observar y comprender una increíble variedad de información que recibimos, pero también tiene dificultades para entender datos que no son lineales o limitados. Debido a esto, a menudo podemos pasar por alto ideas que están ocultas a simple vista.

El cerebro es bueno para procesar información que cae en patrones que reconoce, pero que puede ser engañado. Imagen Ilustrativa. (Crédito: ESB Professional Shutterstock)

Un ejemplo perfecto de esto fue toda la fiebre de los años 90: los acertijos del Magic Eye. Estos rompecabezas fueron utilizados por primera vez por los investigadores, que los llamaron estereogramas, para comprender mejor cómo el cerebro y tus ojos trabajan juntos para crear una percepción de profundidad.

Aunque los rompecabezas de  Magic Eye son bidimensionales, si los miras desde la distancia correcta, tendrás la ilusión de una imagen en 3D escondida en su interior.

Según la página web del Magic Eye, los rompecabezas “están construidos para ser vistos al permitir que tus ojos se desvíen, como si estuvieras enfocado en un objeto más distante que la página impresa”.

La capacidad para trabajar con conjuntos de números largos también depende de que veas la imagen completa de forma correcta. En el espíritu del  Magic Eye, se ve un problema numérico que parece bastante simple.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: mohamed_hassan/Picxabay)

Dependiendo de lo que hagas con el cero, puedes terminar con diferentes resultados, tal vez 12 o 1. Pero, de hecho, hay algo que te pierdes. Si miras al final de cada línea de números, ¿qué ves? Si escribes la ecuación en una línea, probablemente se vería así: 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + (0 x 1) + 1 + 1 + 1 + 1 + 1. Con 5 + 0 + 5, esto te daría un resultado de 10.

Aprovecha el espíritu de Einstein para resolver este problema. Imagen Ilustrativa. (Crédito: Grey82/Shutterstock)

¡Pero espera un momento! Si bien tu cerebro puede que asuma que la suma va de línea en línea, mira de nuevo. El hecho que no haya signos más entre las líneas significa que en lugar de contar el número final como 1, se debe leer como 11. Es probable que siguieras añadiendo sin pensar, ya que tu cerebro vio un patrón y lo continuó hasta lo que parecía ser una conclusión lógica. Si tienes en cuenta los 11 ocultos, llegas a la siguiente ecuación: 1+1+1+11+(0x1) +11+1+1+1. Si haces las cuentas de nuevo, te das cuenta que la respuesta correcta es 28!

A partir de los años sesenta, los científicos comenzaron a experimentar con este tipo de problemas como una forma de describir el “pensamiento lateral”, lo que se conoce comúnmente como pensamiento fuera de la caja. En lugar de solo seguir la lógica vertical que nos han enseñado, este tipo de resolución de problemas nos lleva a considerar todo tipo de soluciones que podrían no venir a la mente en un principio.

Para poner a prueba tu capacidad de pensar de una manera diferente, prueba este acertijo clásico, llamado el problema de los “Nueve Puntos”, que se remonta a principios del siglo XX. Su objetivo es conectar todos los puntos con líneas rectas, sin levantar el lápiz del papel. ¡Inténtalo y mira si puedes resolverlo!

Imagen Ilustrativa. (Crédito: The Epoch Times)

¡El alto precio de contar la verdad en la actualidad en China!

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS