Salvan a 2 perritos tirados en la calle y logran devolverles la confianza y la felicidad

Por La Gran Época
31 de Mayo de 2019 Actualizado: 03 de Julio de 2019

Un viaje por el centro sur de Los Ángeles terminó con el rescate de dos perros abandonados. Al parecer uno fue rescatado de un parque, el otro parecía que lo usaron para peleas de perros. Afortunadamente, ambos fueron salvados.

La organización llamada Hope For Paws es famosa en todo el mundo por sus vídeos que atrapan al espectador, mientras rescatan a los perros callejeros desamparados de Los Ángeles.

Precisamente fueron los rescatistas Lisa Arturo y su compañera JoAnn Wiltz quienes respondieron al llamado, esta vez, de un perro vagando por el parque Magic Johnson, en Willowbrook; que tristemente, es un conocido terrreno baldío donde dejan a perros no deseados.

Cuando terminaron de estacionar, vieron a un perro descansando a la sombra de un árbol, al lado de un camino. El perro tenía un collar, pero no una etiqueta.

Imagen ilustrativa (Crédito: Pixabay)

Salvar a los perros callejeros y darles una vida mejor es siempre el objetivo, pero atrapar perros que por lo general son temerosos y desconfiados de los humanos es el verdadero reto. Afortunadamente, el hambre suele favorecer a los rescatadores, cuando se trata de perros sin hogar.

Arturo lleva años perfeccionando el arte de atrapar perros y su combinación de sabrosos pollos y una amigable voz tuvo al perro callejero comiendo de su mano en un abrir y cerrar de ojos. El pobre perro, al que llamaron Dublín, estaba absolutamente cubierto de garrapatas y pulgas.

Con un collar ya colocado, era fácil engancharlo a su “correa de la suerte” y no fue difícil convencerlo de que sería salvado y subido a su camioneta.

Mientras conducían al veterinario, recibieron una llamada de otro perro necesitado. Con Dublín todavía a su cargo, los incansables rescatadores fueron al siguiente rescate.

En un callejón sucio, la vieron. Una perra blanca del tipo bull terrier vivía bajo un sucio colchón apoyado contra una valla. Fue lamentable ver que su vida era tan miserable.

Estaba demasiado hambrienta para tener miedo, cuando Arturo le ofreció humildemente unos pocos trozos de pollo. Antes que se dieran cuenta, ya estaba fuera del colchón y lo suficientemente cerca como para deslizarse una correa de la suerte alrededor de su cuello, sin siquiera pestañear.

Imagen ilustrativa (Crédito: Pixabay)

“Este no es un lugar para vivir”, le dijo Arturo a Wiltz. La llamaron China.

En el veterinario, bañaron a ambos perros. Se dieron cuenta de lo escuálido que estaba Dublín y notaron lo que parecían ser marcas de mordeduras en el cuello de China. Le faltaban varios dientes y tenía un labio roto, lo que les hizo pensar que fue utilizada como perro de pelea.

Ambos perros tienen suerte, pero todavía están esperando que un salvador humano los lleve a sus casas. Ahora están en hogares de crianza, mientras tanto, China, en el Centro de Rescate de Animales de Los Ángeles, y Dublín, en Colas y Paseos, donde, al menos por ahora, tienen un ambiente seguro y cariñoso.

Es casi milagroso cómo cambian los perros rescatados, no solo son sanando físicamente sino también su espíritu amoroso. Es esa chispa de amor y gratitud, la que siempre hace que veamos estos rescates que nos dan tanta alegría.

Mira el video a continuación:

Mira este increíble rescate de un cachorro escondido en un túnel profundo

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS