San Francisco demanda a su propio distrito escolar intentando acelerar el regreso a clases presenciales

Por Zachary Stieber
03 de Febrero de 2021 9:47 PM Actualizado: 03 de Febrero de 2021 9:47 PM

San Francisco demandó a su propio distrito escolar el miércoles mientras trata de acelerar el regreso previsto a las clases presenciales de las escuelas públicas.

El abogado de la ciudad, Dennis Herrera, presentó la demanda, con el apoyo de la alcaldesa demócrata London Breed, en contra de la Junta de Educación de San Francisco y el distrito escolar de la ciudad.

En una conferencia de prensa por Internet, Herrera dijo que los funcionarios de educación no han podido formular un plan para que los 54,000 estudiantes de la ciudad vuelvan al aprendizaje presencial lo más rápido posible.

Los funcionarios han presentado una ambigüedad y equivale a “un plan para hacer un plan”, dijo a los periodistas, dándoles “una ‘F'” (“un reprobado”).

“La ciudad está demandando por una sola causa de demanda en este momento, violación de un deber ministerial, que abarca cuando un funcionario del gobierno o, en este caso, funcionarios no cumplen con sus deberes oficiales (…) lograr que los niños regresen a la escuela debe ser la única prioridad del liderazgo del distrito escolar”, agregó, pareciendo hacer referencia al intento de los funcionarios por cambiar el nombre de las escuelas.

La demanda de 55 páginas pide a la corte que ordene a los funcionarios poner en marcha un plan viable para reabrir las escuelas de manera segura.

Las escuelas en San Francisco han podido reabrir desde septiembre de 2020 y la gran mayoría de las escuelas privadas y parroquiales han recibido a los estudiantes desde entonces. Con casi 16,000 estudiantes asistiendo a clases nuevamente, se han reportado menos de cinco casos de transmisión del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) dentro de la escuela. El virus causa COVID-19.

La Junta de Educación de San Francisco no respondió a una solicitud de comentarios.

Breed reconoció las preocupaciones de los maestros sobre la seguridad de la enseñanza en persona nuevamente, pero señaló que la ciudad ha gastado 15 millones de dólares en inversiones en medidas de mitigación. “Las preocupaciones legítimas de algunos de nuestros maestros no pueden interponerse en el camino para que algunos de nuestros niños vuelvan al aula”, dijo a los periodistas.

Los datos muestran claramente que los estudiantes, especialmente los estudiantes de bajos recursos, han sufrido por el aprendizaje online y los problemas de salud se están acumulando, incluyendo los trastornos alimenticios y la depresión, dijo la alcaldesa.

Una reunión reciente de la junta escolar en la que la Junta de Educación de San Francisco aceptó una propuesta para cambiar el nombre de 44 escuelas presuntamente con el nombre de personas problemáticas —una es la senadora Dianne Feinstein (D-Calif.)— la cual generó críticas de la gente, que en repetidas ocasiones se cuestionó por qué la atención no estaba en reabrir las escuelas. Los funcionarios se defendieron, diciendo que una reunión previa se trató totalmente sobre el tema de la reapertura.

En una ponencia del 25 de enero, los funcionarios escolares dijeron que obtuvieron el 100 por ciento del equipo de protección personal que necesitan para reabrir de manera segura y evaluaron las condiciones de trabajo de 15,000 vitrinas en más de 1600 aulas.

Los sitios estarán listos para los estudiantes entre el 22 de marzo y el 19 de abril, dijeron las autoridades.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.