Sufrió todo tipo de burlas por su altura, pero esta “jirafa” ahora es una codiciada modelo

Por La Gran Época
02 de Agosto de 2019 Actualizado: 10 de Septiembre de 2019

Chase Kennedy no es alguien que puedas perder fácilmente de vista en una multitud. De hecho, no puedes evitar notarla. Chase se encuentra entre las mujeres más altas de Estados Unidos midiendo 1,95 metros, y sus largas piernas son las más largas del país con 130 centímetros.

Chase, ahora de 26 años, siempre fue la chica más alta de la escuela e incluso superaba a la mayoría de niños.

Pero su altura no necesariamente era una ventaja, ya que los niños solían burlarse de ella y le decían “jirafa”, “palito” y “piernas”, por eso siempre soñó con tener piernas más cortas para poder integrarse de forma normal.

Pero hubo un área en donde se destacó muy bien: los deportes. De hecho, en juegos como el voleibol y el baloncesto, Chase se dio cuenta que su estatura era una bendición.

No importaba a qué equipo perteneciera, siempre terminaba siendo una de las chicas más altas del partido. Y eso era algo que ella usaba completamente para su ventaja.

Cuando se hizo más grande, los problemas tomaron otra forma: las citas. Salir con alguien era un verdadero problema para Chase que no podía encontrar a un hombre lo suficientemente alto para ella. Y peor aún, los hombres más bajos se desanimaban por su altura.

“En la secundaria, las citas eran muy difíciles porque los niños se sentían intimidados por mi altura y yo superaba a muchos”, dijo en una entrevista con el Daily Mail.

Y en sus inicios como modelo también enfrentó problemas, ya que la mayoría de las agencias rechazan a las mujeres debido a su baja estatura y a Chase por extremamente alta.

Ver esta publicación en Instagram

I don’t go shopping on Black Friday but I do go wine tasting 🍷 #KennedyFamilyTradition Credit: @brooke_anglin

Una publicación compartida de Chase Kennedy (@chasekennedy_) el

“Ellos me decían una y otra vez: ‘No sabemos qué hacer contigo'”, recordó Chase respecto de las agencias a las que se presentaba, según informó Stuff.

Chase probó suerte en Nueva York y Europa, y pronto llamó la atención de las agencias que se enamoraron perdidamente de sus piernas esbeltas de 130 centímetros de largo. Ahora ella es una modelo exitosa.

A diferencia de lo que una vez pensó durante sus días de escuela, Chase admite que ahora “no cambiaría mi altura. Yo sería de la altura que soy”.

“Al final del día, estoy feliz de ser tan alta como soy”, agregó la joven.

Teniendo las piernas más largas de los Estados Unidos, Chase es un raro espécimen humano. Y a pesar de tener una  difícil niñez debido a sus piernas, es genial saber que finalmente sus piernas le dieron fama.

Mira en video la belleza de Chase:

Reacción de una chica al ver los colores vivos por primera vez.

Si te gustó este artículo, te invitamos a compartirlo con tus amigos, ¡solo un click y listo!

TE RECOMENDAMOS