Se estaciona ilegalmente en un lugar para discapacitados, pero recibe un poco de su propia medicina

Por Robert Jay Watson - La Gran Época
22 de Junio de 2019 Actualizado: 22 de Junio de 2019

Encontrar estacionamiento en la ciudad nunca es fácil, pero para las personas con discapacidades, es aún más difícil. Muchas tiendas y restaurantes tienen solo un par de espacios para discapacitados al lado de rampas o acceso para sillas de ruedas, en comparación con docenas de espacios para personas sin discapacidades. Para empeorar aún más las cosas, las personas sin discapacidades que son simplemente perezosas infringirán la ley y utilizarán los espacios para discapacitados para evitar caminar.

Mientras que muchas personas podrían justificar su violación de la ley y su falta de respeto por los discapacitados diciendo que “el lugar estaba vacío” o que “solo iba a estar allí por un minuto”, simplemente no hay excusa para este tipo de comportamiento.

Ese es un mensaje que el científico conductista, Daniel Pink, quería transmitir con su programa de National Geographic Crowd Control. El programa ilustra cómo el poder de persuasión puede mejorar la calidad de vida y enseñar a la gente lecciones importantes sobre cómo vivir mejor juntos.

En un episodio de hace unos años llamado “Payback Time“, Daniel quería que la gente sin discapacidad sintieran el inconveniente que es estar bloqueado en un lugar de estacionamiento, la forma en que las personas discapacitadas sienten, cuando tienen que esperar que el conductor de un auto estacionado ilegalmente se mueva.

Los estacionamientos para discapacitados son increíblemente limitados y son la unica opción conveniente para personas con movilidad reducida. Imagen Ilustrativa (Crédito: Shutterstock/Sasima)

La organización es bastante simple, Daniel cuenta con cuatro voluntarios en silla de ruedas y una camioneta especial con una rampa que se puede bajar a velocidad variable. Como él dice a su equipo: “Vamos a andar en nuestra camioneta buscando autos estacionados ilegalmente en espacios para discapacitados. Cuando veamos uno, vamos a bloquear ese auto. Cuando salga el dueño, saldremos de nuestra camioneta muy, muy lentamente”.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Shutterstock /BLUR LIFE 1975)

Mientras los chicos andan de un lado a otro, no pasa mucho tiempo antes de que se encuentren con un infractor en un estacionamiento. El coche en cuestión es un todoterreno beige. Está estacionado en un espacio de estacionamiento para discapacitados claramente designado. El coche no tiene placas ni etiquetas que cuelguen del espejo retrovisor. Es un ejemplo claro de una persona capacitada que egoístamente y sin pensar infringe la ley.

Como dice Daniel esto es “ojo por ojo, diente por diente, parachoques por parachoques”. Hace que la camioneta se coloque en una posición de tal manera que no hay forma de que el conductor de la camioneta pueda salir. “Parece que el dueño de este auto tendrá que esperar hasta que todos los pasajeros salgan. Va a llevar un tiempo, a propósito”, comenta Daniel a los espectadores.

La puerta de la camioneta se abre y los ocupantes ponen sus sillas en posición. “Quiero ver cómo se sienten cuando prueban su propia medicina”, destaca Daniel. Su asistente se asegura de bajarlos lo más despacio posible y la dueña finalmente sale y se fija en la camioneta detrás de ella. Claramente no está discapacitada físicamente y obviamente avergonzada de haber bloqueado a las personas que realmente necesitaban su lugar.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Shutterstock/Olexandr Panchenko)

Después de que uno tras sillas tras otra sale, la mujer se disculpa: “Lo siento mucho”. Pero esto es muy poco, demasiado tarde, Daniel y su equipo siguen avanzando. “Quiero decir que puedo mover mi auto ahora”, ofrece, probablemente con la esperanza de que esto le permita escapar de la situación embarazosa. Pero los chicos siguen llegando y ella tiene que enfrentar las consecuencias de sus acciones.

Esperemos que haya una persona menos que infrinja las leyes de estacionamiento y que los espectadores en casa también reciban el mensaje. Si no estás discapacitado, ¡no se estacione allí! Es tan simple como eso.

Mira el video a continuación:


Un hombre se da cuenta que unos meses después de hacerse la vasectomía su esposa está embarazada

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS