Se frena la caliente Corriente del Golfo, determinante del clima de Europa

24 de Marzo de 2015
Actualizado: 24 de Marzo de 2015

La Corriente del Golfo, uno de los más importantes sistemas de transporte de calor de la Tierra se está desacelerando, sumado a un incremento del enfriamiento del Océano Atlántico Norte a altas magnitudes no previstas, informó el Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, el 24 de marzo.

La Corriente del Golfo es responsable del bombeo del agua caliente hacia el norte y el agua fría hacia el sur; y del clima templado en el noroeste de Europa.

Este cambio acelerado puede tener también consecuencias importantes para el clima y desarrollo de Estados Unidos.

El instituto explicó que “varias líneas de observación sugieren que en las últimas décadas, el sistema actual ha sido el más débil, algo nunca antes visto en el siglo pasado, e incluso en el último milenio”.

“Ahora hemos detectado una fuerte evidencia de que la Corriente del Golfo de hecho se fue debilitando en los últimos cien años, especialmente desde 1970”, confirmó Stefan Rahmstorf, del Instituto Potsdam, autor principal del estudio, según Postdam.

“Los cambios recientes encontrados por el equipo son además sin precedentes desde el año 900, lo que sugiere fuertemente que son causados por el calentamiento global hecho por el hombre”, concluyó Ralmstorf.

Además advirtió del enfriamiento en el Atlántico Norte, al sur de Groenlandia, como “el más fuerte que lo que la mayoría de las simulaciones del clima ha predicho hasta ahora”.

“El derretimiento gradual pero acelerado de la capa de hielo de Groenlandia, causado por el calentamiento global hecho por el hombre, es un posible factor contribuyente importante en esta desaceleración”, remarcó el informe. Anunció además que “el debilitamiento podría afectar los ecosistemas marinos y el nivel del mar, además del clima europeo y estadounidense.

Mientras el área específica en el Atlántico Norte se ha estado enfriando el resto del mundo se ha ido calentando.

Los científicos se basaron en datos de temperatura atmosférica de la superficie del mar y otros sobre las corrientes oceánicas, además de registros de testigos sobre e nivel de hielo, los anillos de árboles, corales, y los sedimentos.  Esto permitió reconstruir las temperaturas por más de un milenio en el tiempo.

Deshielo de Groenlandia enfría la corriente

La Corriente del Golfo es una gran masa de agua de unos 1.000 kilómetros de ancho que corre a nivel superficial.

Corriente del Golfo en el mapa por satélite de la temperatura superficial del océano Atlántico Norte.( Wikimedia Commons)
Corriente del Golfo en el mapa por satélite de la temperatura superficial del océano Atlántico Norte.( Wikimedia Commons)

Como la corriente está impulsada por las diferencias en la densidad del agua del océano. Como el agua del sur es más caliente, es más ligera. Por este hecho fluye hacia el norte, donde es más fría. De ahí se va a las capas más profundas del océano, y luego fluye luego al sur.

Jason Box, del Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia, señaló que el agua dulce que sale de la fusión de la capa de hielo de Groenlandia “es probable que esté perturbando la circulación”, ya que ésta diluye el agua del océano.

Con el agua del deshielo hay menos agua salina en la superficie.Esta tiende a no hundirse en las profundidades, por lo que enfría más la Corriente del Golfo.

https://www.youtube.com/watch?v=f_vVY3hMIRA

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS