¿Se plantea el Miami Heat el posible retiro de Chris Bosh?

21 de Mayo de 2016 Actualizado: 21 de Mayo de 2016

Chris Bosh jugó su último partido el 9 de febrero: 18 puntos y 5 rebotes ante los Spurs. Primero fueron unos teóricos problemas musculares los que le pararon de cara al All Star de Toronto, en el que iba a regresar a la ciudad en la que jugó sus siete primeras temporadas NBA y en el que iba a participar además en el concurso de triples. Pero las peores noticias estaban por venir: una semana después de ese último encuentro se hizo público que Bosh volvía a tener coágulos de sangre, esta vez en una pantorrilla.

Casi un año después de saber que se perdería el resto de la temporada 2014-15 por un problema similar en los pulmones. La reincidencia complicaba además mucho la situación para el ala-pívot de Lincoln, que se enfrentaba a otro final de temporada en blanco. Entre las dos últimas campañas, tras la salida de LeBron y su renovación con los Heat por 118 millones en cinco años, ha jugado 97 partidos de 178 posibles.

Desde entonces, la situación ha ido enredándose, o como mínimo enviando señales poco halagüeñas. El periodista Ira Winderman, del Sun Sentinel, aseguró que, en su opinión y por lo que percibía en el entorno de la franquicia, Bosh no volvería a jugar un partido de la NBA. El propio jugador trató de regresar para los playoffs, él y su mujer hicieron campaña de forma explícita para ello, e incluso trató de implicar al sindicato de jugadores para que desbloqueara su caso. Finalmente no volvió, y emitió un comunicado conjunto con los Heat de tono amable… y fondo más bien poco preciso en todo lo que fuera más allá del término de la presente temporada.

La temporada ha acabado para el equipo de Florida tras el séptimo partido perdido en Toronto en segunda ronda del Este. Y el verano será difícil para el mandamás Pat Riley y el dueño Micky Arison: acaban contrato Dwyane Wade, Hassan Whiteside, Luol Deng, Joe Johnson, Gerald Green y Amare Stoudemire. Pero no Bosh, que tiene pendientes de cobro tres temporadas (hasta 2019) a cambio de algo más de 75 millones. Y de lo que suceda con él, claro, depende gran parte del futuro de la franquicia. Por ejemplo, qué hacer con Whiteside, el pívot que va a pasar de cobrar 981.000 dólares a firmar un contrato máximo en Miami… o en otro sitio.

Casualmente, el último trino de Bosh en las redes sociales era de apoyo para su compañeros del Miami Heat antes del choque decisivo ante los Raptors.

 Artículo original aquí

TE RECOMENDAMOS