Se suspendió el Boca-River por la Copa Libertadores por agresión a jugadores

15 de Mayo de 2015 Actualizado: 16 de Mayo de 2015

River Plate y Boca Juniors jugaban su partido de vuelta por los octavos de final de la Copa Libertadores en la Bombonera, cuando a la salida de los jugadores visitantes al segundo tiempo la tribuna local arrojó gas pimienta al túnel por donde salían afectando a varios de ellos.

El partido estuvo parado aproximadamente una hora, hasta que los médicos destinados al examen antidoping ingresaron a corroborar la situación en la que se encontraban los jugadores de River e informaron al juez, que luego de más minutos de intercambio entre las autoridades de la Conmebol, la seguridad y los cuerpos técnicos de ambos equipos dio por suspendido el encuentro, y explicó que la demora en la toma de decisión por parte de Conmebol se debió al problema de la evacuación tanto de los jugadores de River como de los hinchas de Boca Juniors.

Los jugadores más afectados en el conjunto millonario fueron el capitán Ponzio, Funes Moris, Vangini, Martínez y Maidana que presentaron gran irritación en los ojos, pérdida de visión y quemaduras en el cuerpo. Algunos comenzaron a brotarse a causa de los efectos del gas.
El uruguayo Carlos Sánchez fue el primero en hablar con la prensa ya que era el último en salir y no fue afectado por el gas “tiraron gas cuando íbamos a salir. La verdad una vergüenza”. Mientras que el técnico de River se mantuvo por la misma línea en sus declaraciones mostrándose muy alterado “Que abran la manga para que nos tiren gas es una vergüenza total” y se lo vio discutiendo por preservar la salud de sus jugadores.

Más tarde Gallardo se mostró más tranquilo pero indignado por la demora en la toma de la decisión.

– Lo futbolístico

El primer tiempo había terminado sin goles y los locales habían demostrado los nervios que le proporcionaba su propia hinchada y el resultado global de la llave que los estaba dejando fuera de la cancha.
Nicolás Lodeiro no fue titular en el equipo de Boca, que fue bien presionado por River durante los primeros 45 minutos de juego y malogró pases sin general peligro el arco de Barovero.

River se había quedado con el partido de ida por 1 a 0 con un gol de penal ejecutado por el uruguayo Sánchez en el Monumental. Ahora deberá evaluarse y decidir cuándo se continuará con el segundo tiempo de este encuentro y si es que tendrá continuación.

Artículo original

TE RECOMENDAMOS