Seattle tiene como objetivo abolir la policía, la cárcel y la detención de jóvenes

Por Petr Svab
05 de Agosto de 2020
Actualizado: 05 de Agosto de 2020

Seattle, Washington, ha estado trazando planes para abolir su departamento de policía mientras el condado más amplio planea un camino para deshacerse de la cárcel más grande de la región y abolir la detención juvenil.

La ciudad planea reemplazar el departamento de policía por un “Departamento de Seguridad Comunitaria y Prevención de la Violencia dirigido por civiles”, según una resolución publicada la semana pasada.

La mayoría del ayuntamiento ha apoyado la desfinanciación del departamento, aunque los últimos acontecimientos sugieren al menos una ralentización del plan.

En una serie de propuestas presupuestarias, el ayuntamiento planea recortar el personal de la policía en un 8 por ciento este año. Las propuestas “parecen tener suficiente apoyo para ser aprobadas”, según el Seattle Times, y el ayuntamiento prometió ir más allá el próximo año con un recorte de alrededor del 40 por ciento del presupuesto de la policía. Ocho de los nueve miembros del ayuntamiento son demócratas, mientras que uno es miembro de la Alternativa Socialista, un autodenominado partido marxista revolucionario.

Mientras tanto, Seattle ha tenido un creciente problema de violencia. Los delitos violentos aumentaron más del 40 por ciento entre 2008 y 2019, en particular las agresiones agravadas, que casi se han duplicado, según los datos del departamento de policía. A pesar del cierre económico de este año, las cifras de crímenes violentos siguen el mismo ritmo que el año pasado, según datos del 8 de julio (pdf). Los robos han aumentado en un 23 por ciento, los incendios provocados en un 85 por ciento, probablemente debido a las protestas regulares y los disturbios que a menudo incluyeron el vandalismo de la propiedad.

Mientras que el ayuntamiento presiona para que se elimine la policía, la abolición de las cárceles está encabezada por el gobierno del condado de King, Washington, que incluye la ciudad, los suburbios circundantes y algunas zonas menos pobladas al este.

El condado planea abolir la detención de jóvenes para el año 2025, según un memorando interno del 21 de julio de John Díaz, director del Departamento de Detención de Adultos y Jóvenes del condado. Eso incluye la conversión para “programas comunitarios” del Centro de Justicia para Niños y Familias Patricia H. Clark, el centro de detención juvenil que el condado acaba de terminar a un costo de más de USD 240 millones.

La cárcel de Seattle, el Centro Correccional del condado de King, debería eliminarse progresivamente, dijo Diaz, con la ayuda de “programas de prevención, desviación, rehabilitación y reducción de daños”.

La instalación, terminada en 1986, es “considerada obsoleta” y es “costosa de operar y no sirve a nuestras necesidades de seguridad, salud o eficiencia”, dijo.

“Esperamos tener más detalles… a finales de este año”.

“Análisis de la clase marxista con radiografías sónicas”

El proyecto de resolución de Seattle habla de la “cultura de la supremacía blanca” en Estados Unidos y llama a la policía una “institución racista” que perpetúa “el racismo y la violencia”.

Un grupo de trabajo establecido por el condado de King utilizó una redacción similar como parte de una iniciativa para abolir la detención juvenil.

Afirma que “la cultura de la supremacía blanca… justifica y une el sistema de supremacía blanca de EE. UU.”, según otros documentos obtenidos por Christopher Rufo, director del Centro sobre Riqueza y Pobreza del Instituto Discovery.

“Es el pegamento que une a las instituciones controladas por los blancos en los sistemas y sistemas controlados por blancos en el sistema de supremacía blanca global”, dice uno de los documentos.

El grupo basa su enfoque en la teoría interseccional, que aboga por la eliminación de las instituciones tradicionales de la civilización occidental y su sustitución por las socialistas. La teoría divide a todas las personas en “opresores” y “oprimidos” basándose en características como la raza, el sexo, las proclividades sexuales, el estatus de inmigración y otras.

“Cosifica al individuo en función de las estructuras de poder, mientras que devalúa, si no es que niega, la voluntad individual y la autodeterminación”, dijo Michael Rectenwald, exprofesor de estudios liberales de la Universidad de Nueva York, en un correo electrónico.

“Como tal, es un medio de clasificación altamente granular, algo así como el análisis de clase marxista con radiografías sónicas”.

Cuando la policía arresta a un joven negro por un crimen, por ejemplo, es el resultado de una “estructura” formada, entre otras cosas, por la “cultura de la supremacía blanca”, dice uno de los documentos.

Esta estructura está a su vez formada por “modelos mentales” de racismo, “resistencia blanca (fragilidad)” y “culpar a la víctima (jóvenes, familias, comunidades)”.

Al decir “víctima”, el documento se refiere al delincuente, no a la víctima del delito.

“Racismo”, dice uno de los documentos, significa una combinación de “prejuicios raciales” con “poder social e institucional”.

Más que la simple visión que un individuo tiene de los demás, el racismo es “un sistema de ventaja y opresión basado en la raza y construido para mantener la supremacía blanca”, dice el documento, añadiendo que “todo acto que, incluso sin saberlo, tolere, acepte o refuerce las oportunidades o resultados racialmente desiguales para que los jóvenes prosperen” es racista.

“El racismo se utiliza en este sentido general para que cualquier experiencia o resultado negativo de las personas de color pueda atribuirse a él, y nada más”, dijo Rectenwald. “Por lo tanto, las consecuencias de robar un banco como persona de color deben, en última instancia, atribuirse al racismo sistémico”.

Los jóvenes de Seattle son enviados a la cárcel de menores principalmente por delitos más graves.

De los más de 350 jóvenes enviados a la detención segura por primera vez en 2019, menos del 23 por ciento fueron enviados por un delito menor. El resto fueron por delitos graves. En cuanto a los jóvenes negros, los que tenían delitos menores representaban menos del 20 por ciento, según los datos proporcionados por el condado de King.

Los documentos, dijo Rectenwald, “proporcionan evidencia que la ideología de la víctima de la interseccionalidad ha migrado mucho más allá de las universidades para convertirse en la doctrina oficial del estado, no sólo en Seattle, sino en Estados Unidos en general”.

“La intención de la interseccionalidad es vaciar el discurso y la política pública de la creencia en la autodeterminación y la responsabilidad del individuo, ya que explica todo con referencia a la clasificación de la identidad social y las relaciones de poder entre los grupos de identidad social”, dijo.

La oficina del ejecutivo del condado Dow Constantine no respondió a una solicitud de comentarios.

Sigue a Petr en Twitter: @petrsvab


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS