Secretario de estado de Georgia rechaza el reclamo de Trump sobre firmas en los votos del estado

Por Tom Ozimek
16 de Noviembre de 2020
Actualizado: 16 de Noviembre de 2020

El secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, un republicano, cuestionó las afirmaciones hechas por el presidente Donald Trump de que el acuerdo de “decreto de consentimiento” de Georgia hacía imposible verificar las firmas de los votantes.

Trump, en un tuit del 14 de noviembre, criticó el acuerdo y apuntó contra Raffensperger, el gobernador republicano de Georgia Brian Kemp, y la candidata de 2018 a la gobernación, Stacey Abrams, una demócrata: “El Decreto de Consentimiento firmado por el Secretario de Estado de Georgia, con la aprobación del gobernador @BrianKempGA, a instancias de @staceyabrams, hace que sea imposible verificar y hacer coincidir las firmas en las papeletas y sobres, etc.”.

“Sabían que iban a hacer trampa. ¡Deben exponer firmas reales!”, agregó Trump.

Raffensperger dijo a The Associated Press que no hay nada en el decreto de consentimiento que impida que los secretarios electorales de Georgia escudriñen las firmas, y agregó que no solo es posible verificar las firmas, sino que esto es requerido por la ley estatal.

Cuando un votante solicita una boleta de voto en ausencia en una solicitud impresa, debe firmarla. Los funcionarios electorales comparan esa firma con la firma en los archivos de registro de votantes antes de que se envíe una boleta al votante, dijo Raffensperger. Cuando se devuelven esas boletas, la firma requerida en el sobre exterior se compara con las firmas en el sistema de registro de votantes.

Este proceso se detalla en el decreto de consentimiento, un acuerdo legal que se firmó el 6 de marzo luego de una demanda del Partido Demócrata, que argumentó que las minorías se vieron afectadas de manera desproporcionada cuando se les rechazó la boleta. Entre otras cosas, el acuerdo establece los pasos para que los funcionarios electorales locales notifiquen al votante (por teléfono, correo o correo electrónico) de manera oportuna sobre los problemas con la firma.

Los cambios fueron realizados por la junta electoral estatal.

El presidente Donald Trump habla sobre la Operación Warp Speed en el Rose Garden de la Casa Blanca, en Washington, el 13 de noviembre de 2020. (Tasos Katopodis/Getty Images)

El decreto de consentimiento se puso de manifiesto la semana pasada cuando el abogado de Georgia L. Lin Wood presentó una demanda contra Raffensperger, alegando que el secretario de estado “unilateralmente, y sin la aprobación o dirección de la Asamblea General de Georgia, cambió el proceso de manejo de los votos en ausencia en Georgia, incluidos los emitidos en las elecciones generales”.

Según la Constitución de EE.UU., solo las legislaturas estatales y el Congreso pueden prescribir los “horarios, lugares y forma de celebrar elecciones”.

Wood argumentó que los funcionarios estatales no estaban autorizados a cambiar la forma de procesar las papeletas de voto ausente de una manera que fuera contraria al código electoral del estado y, por lo tanto, el recuento de votos ausentes para las elecciones generales en el estado era “inadecuado y no debe permitirse”.

“Permitir lo contrario de otro modo erosionaría los derechos sagrados y básicos de los ciudadanos de Georgia en virtud de la Constitución de Estados Unidos de participar en una elección libre y justa y confiar en ella”, escribió Wood (pdf).

De acuerdo con el acuerdo de decreto por consentimiento, si un funcionario cree que una boleta de voto ausente está defectuosa, porque la firma del votante en el sobre de la boleta no coincide con la firma en el archivo, los funcionarios del condado deben formar un comité de tres personas. Si una mayoría en el comité determina que la firma no coincide, entonces pueden “rechazar” la boleta.

“Según el Acuerdo de litigio, cualquier determinación de una discrepancia de firma conduciría al engorroso proceso descrito en el acuerdo, que no fue previsto por la Legislatura de Georgia, que autorizó que esas decisiones fueran tomadas por funcionarios electorales únicos”, argumentó Wood en la demanda.

Los trabajadores del condado de Gwinnett comienzan un recuento de las boletas electorales presidenciales en Lawrenceville, Georgia, el 13 de noviembre de 2020. (Megan Varner/Getty Images)

El subsecretario de Estado de Georgia, Jordan Fuchs, calificó la acusación como una “afirmación tonta y sin fundamento”.

“La coincidencia de firmas está intacta y la Asamblea General aprobó una legislación para permitir que los votantes que no incluyeron una firma agreguen una”, dijo Fuchs a 11 Alive. “El condado de Fulton solo tuvo una boleta rechazada en 2018 y ahora tienen miles. Fortalecimos la coincidencia de firmas y continuaremos haciéndolo, punto”.

De acuerdo con la ley estatal, Georgia está realizando un recuento manual de votos en la carrera presidencial. El proceso no incluye la verificación de la firma. El demócrata Joe Biden lidera a Trump por unos 14,000 votos en el estado.

El jefe de la campaña de recuento de Trump en Georgia dijo que el estado no podrá certificar adecuadamente los resultados de las elecciones presidenciales de 2020 sin verificar las firmas de los votantes en las boletas y sobres para votantes ausentes.

“El proceso de conteo manual en Georgia DEBE incluir una revisión de las firmas en las papeletas de voto ausente y los sobres para verificar si el proceso de verificación de firmas se ejecutó correctamente”, escribió el sábado en Twitter el representante Doug Collins (R-Ga.).

“Esto es absolutamente CRÍTICO”, agregó. “Sin esto, Georgia NO PUEDE certificar adecuadamente los resultados de las elecciones”.

La campaña de Trump ha presionado para incluir la verificación de firmas en el proceso, incluso en una carta de Collins el jueves.

“Reiteramos nuestra solicitud anterior de que este proceso de conteo manual y auditoría incluya la revisión de firmas en las solicitudes de voto ausente y en los sobres para determinar si los condados ejecutaron correctamente el proceso de verificación de firmas. Creemos que una revisión de las firmas es fundamental para este procedimiento”, escribieron Collins y David Shafer, presidente estatal del Partido Republicano de Georgia, en una carta (pdf) del 12 de noviembre a Raffensperger.

Associated Press contribuyó a este artículo.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El régimen chino quiere silenciar a los influencers de redes sociales

TE RECOMENDAMOS